Vladímir Ilich Uliánov «Lenin»

Los horrores del Archipiélago GULAG

Imagen de javcus


Aleksandr SolzhenitsynAleksandr Solzhenitsyn

Hace poco más de dos años —3 de agosto de 2008— que falleció el escritor ruso Aleksandr Solzhenitsyn (Александр Солженицын). Este escritor nos legó su obra magna Archipiélago GULAG, un retrato brutal del totalitarismo soviético, narrado sin concesiones aunque también con ironía, sorna y hasta a veces compasión —rezuma un humor negro que hace legibles las atrocidades descritas—, basado en sus propios recuerdos y multitud de entrevistas personales a 227 supervivientes del sistema juicial y penal soviético cuyas identidades en muchos casos permanecieron celosamente guardadas, por temor a represalias.

El título hace alusión al GULAG —acrónimo de la Dirección General de Campos de Trabajo, o GULag, si se quiere ser purista (ГУЛаг: Главное управление исправительно-трудовых лагерей и колоний)—, la rama de la NKVD que dirigía el sistema penal de campos de trabajos forzados y otras muchas funciones de policía en la extinta Unión Soviética y, por extensión, al sistema soviético de trabajos forzados en sí mismo, en todas sus formas y variedades: campos de trabajo, de castigo, de criminales y políticos, de mujeres, de niños o de tránsito. O incluso más, los prisioneros en alguna ocasión lo llamaron triturador de carne: las detenciones, los interrogatorios, el transporte en vehículos de ganado, el trabajo forzoso, la destrucción de familias, los años perdidos en el exilio, las muertes prematuras e innecesarias.

Sinfonía en Rojo mayor

Hace años que circula por internet la traducción en inglés de un capítulo del libro de Josef Landowsky Sinfonía en rojo mayor ([1]) con permiso del traductor y editor, D. Mauricio Carlavilla «Mauricio Karl» (fallecido el 24 de junio de 1982, cuya vida da para una novela e incluso más polémica, y que reseñaré en otro artículo). Este texto provoca encendidos debates en los foros, al contener el presunto interrogatorio secreto de Christian Rakovski en 1938, por parte de un agente de Stalin, Gabriel G. Kusmin, durante las purgas stalinianas contra los trotskistas. Tal como indica el traductor y editor, se trata de una autobiografía de un médico de la NKVD especialista en anestésicos, y dice textualmente aquél en una advertencia al final del libro:

«Ésta es la penosa traducción de unos cuadernos hallados sobre el cadáver del doctor Landowsky, en una isba del frente de Leningrado, por el voluntario español A. I.

»Él nos lo trajo. Su reconstrucción y traducción fue lenta, trabajosa, dado el estado de los manuscritos. Duró años. Aún más tiempo estuvimos dudando para su publicación. Eran tan maravillosas e increíbles sus revelaciones del final, que jamás nos hubiéramos decidido a publicar estas memorias si los hombres y los hechos actuales no les dieran plena autenticidad.

»Antes de que vieran estas Memorias la luz, nos hemos preparado para la prueba y la polémica.

»Respondemos personalmente de la verdad absoluta de sus hechos capitales.

»Veremos si hay alguien capaz de refutarlos con evidencias o razones…

»Esperamos.»


Referencias

  1. Landowsky, J., Sinfonía en Rojo mayor, , Madrid, Ed. «Nos», 1950.

Radiografía de una revolución (1.ª parte)

En esta primera entrega el interrogatorio versa sobre la razón y métodos reales del Marxismo, los planes trotskistas previos a las purgas de Stalin con el ascenso de Hitler y un esbozo de las actuaciones de la Finanza internacional.

Bandera «Sinfonía en rojo mayor»

Imagen de javcus

Bandera «Sinfonía en rojo mayor»

Bandera satírica de ese trío de monstruos que fueron Marx, Engels y Lenin. Según el libro, estuvieron al servicio de la Finanza internacional.

Distribuir contenido