Virgen María

«La Pilarica» y Santiago

Imagen de javcus


Las bombas del milagro de El Pilar de Zaragoza, el 3 de agosto de 1936: colgadas a modo de exvoto, bajo las banderas de Haití, Costa Rica, México, Perú y El Salvador. (Más detalles.)Las bombas del milagro de El Pilar de Zaragoza, el 3 de agosto de 1936: colgadas a modo de exvoto, bajo las banderas de Haití, Costa Rica, México, Perú y El Salvador. (Más detalles.)

¡Que tengan un feliz año nuevo 2011! Hoy se acaba el año 2010, un año de eventos importantes para España: unos, religiosos, como el año santo Jacobeo, el 250.º aniversario de patronazgo de la Inmaculada Concepción y otros, deportivos, como el campeonato del Mundo de Fútbol… y de calamidades importantes, como la crisis económica que asuela nuestra economía y el anticlericalismo, impiedad, injusticia, desvergüenza y sectarismo que impera en muchos niveles de la sociedad, obra y gracia de los anticristos de pacotilla que nos gobiernan y sus secuaces: el Misterio de Iniquidad operando abierta y descaradamente, pero en versión cañí y olé. Casi da la impresión que estamos inmersos en un proceso profundo de purificación del que se saldrá fortalecido; al menos, eso espero.

Desde hacía tiempo tenía pensado escribir algo sobre nuestros dos patrones, Santiago y la Purísima; de la última, ya he escrito mucho en el poco tiempo de vida de este blog (todavía no ha cumplido dos años), pero del pobre Santiago, nada. Tampoco de la Pilarica, la Virgen del Pilar, que es patrona de la Hispanidad y con motivo. Y como ambos, Santiago y el Pilar, están estrechamente relacionados —la Tradición señala a Santiago como el fundador de El Pilar de Zaragoza por indicación de la Virgen, aún en vida terrenal—, y se han considerado de largo protectores nuestros y de la fe (la foto de la derecha dice mucho), me ha parecido muy adecuado cerrar el año con algún documento que explique los sucesos que la tradición fija el 2 de enero del año 40 de Nuestro Señor. Además, se celebra ayer mismo (30 de diciembre) la festividad de Santiago según el santoral mozárabe —ahora me entero—, por lo que viene que ni pintado.

Natividad de María. Profecía sobre Cuba

La Virgen del Pino, preparada para su bajada de 2010.La Virgen del Pino, preparada para su bajada de 2010.

Aunque la Sma. Virgen María en varias revelaciones privadas contemporáneas, quizá dando respuesta a la costumbre relativamente reciente de celebrar el día de nacimiento, insiste en que el día de su cumpleaños es el 5 de agosto —aunque no le importa que se celebre en otro día—, y que cumplió 2000 tacos (¡casi nada!) en 1984, hoy se celebra la Festividad de la Natividad de María. Además, es el día genérico de celebración de muchas de sus advocaciones, por lo que es normal que en este día muchos pueblos estén de fiesta, y más en una tierra tan mariana como la nuestra.

La Virgen del Pino, patrona de la diócesis de Canarias.

En particular, es la festividad de la Virgen del Pino, la patrona de mi diócesis de Canarias (Canariense-Rubicense), (¡felicidades, Pinitos!) a la que se le cantaba el Virolay, el himno de la Virgen de Montserrat, pero en castellano y con alguna adaptación. Aunque actualmente no se canta, a mi madre, que es de Las Palmas, sí se lo enseñaron en el colegio —a pesar de que siempre le sorprendió que en la letra se dijera:«morena de la sierra», puesto que ni la imagen es morena ni Teror está en una sierra— hasta que lo comprendió al oír el Virolai en Montserrat… y decir: «¡si ése es el himno de la Virgen del Pino!».

Stella Maris — Estrella de los mares

Ntra. Sra. del Carmen, patrona de navegantes

Retablo cerámico de la Venerable y Real Hermandad de Nuestra Señora del Carmen Coronada, San Fernando, Cádiz.Retablo cerámico de la Venerable y Real Hermandad de Nuestra Señora del Carmen Coronada, San Fernando, Cádiz.

Hoy se celebra la festividad de Nuestra Señora del Monte Carmelo, o Ntra. Sra. del Carmen (¡felicidades, Cármenes, Carmelos y Carmelas!), patrona de navegantes, directamente relacionada esta advocación mariana con la orden carmelita y el famoso escapulario del carmen, cuyo aspecto es el que se muestra en la imagen derecha, colgando de la mano derecha de la Virgen.

El hábito para los religiosos carmelitas y el escapulario para los seglares tienen su origen en la aparición de la Virgen a S. Simón Stock el 16 de julio de 1251, que lo propagó por occidente en el s. XIII, y las promesas asociadas con este sacramental son de salvación del infierno y el que conoce como privilegio sabatino: la promesa de la Virgen que consiste en la liberación del purgatorio el primer sábado (día que la Iglesia ha dedicado a la Virgen) después de la muerte por medio de una intercesión especial de la Virgen.

En la Edad Media se interpretó que el significado de María era estrella del mar (“stella maris”). Muchos carmelitas han aclamado a María como Flor del Carmelo y Estrella del Mar. Lo hizo el mismo Simón Stock con esta plegaria que se le atribuye:

«Flor del Carmelo Viña florida, esplendor del cielo, Virgen fecunda, singular. ¡Oh Madre tierna, intacta de hombre, a todos tus hijos proteja tu nombre, Estrella del Mar!.»

En España (y por extensión, sus antiguas posesiones americanas y de ultramar) esta festividad ha sido muy popular, pero parece ser que el origen del patronazgo de los navegantes se debe al almirante mallorquín Antonio Barceló Pont de la Terra (1716-1797), terror de piratas berberiscos.

Distribuir contenido

Noticias