Manuel Vázquez Gallego

«El Gran Vázquez», picaresca gráfica de los 60

Imagen de javcus


Sabía que a los artistas favorecidos por las musas frecuentemente les ha perseguido la pobreza y acosado las deudas —cosas que tiene la vida bohemia—, como le pasó a Dostoyevski o a Léon Bloy. Lo que no sabía es que ha habido quien ha hecho de la necesidad, virtud, y además activa, consciente y desvergonzadamente. Lo conocen (aunque quizás no sospechaban esta faceta de su personalidad): el gran dibujante de tebeos Manolo Vázquez, ni más ni menos que «el Gran Vázquez», el creador de Anacleto, agente secreto.

Una biografía así es una mina para el cine, y ya se ha estrenado en la pantalla grande —el pasado 24, festividad de La Merced, patrona de Barcelona, un gran acierto porque es precisamente en esta ciudad, la Meca editorial de aquella época, donde transcurre su vida profesional— con el título de «El Gran Vázquez», y protagonizada por Santiago Segura en el papel del gran dibujante y gran vividor.

Autobiocaricatura de Vázquez

Imagen de javcus

Autobiocaricatura de Vázquez
Distribuir contenido