Infokratia

Sección de información, opinión, historia, literatura, cine, curiosidades... Es la sección principal y contiene la mayoría de las publicaciones del antiguo blog Infokratia, por lo que mantiene un poco, para la comodidad de los fans, la estructura de la bitácora.

Progresos generales de la conjuracion en toda la Europa. Triunfo y muerte de los gefes de la conjuracion

Imagen de javcus


(Capítulo decimoctavo del primer tomo del libro del abate Augustin Barruel
Memorias para servir á la historia del Jacobinismo, 1827,
transcrito con la ortografía original de la obra.)

Esperanzas de los conjurados. — Sus progresos en las provincias de Europa. — Sus progresos en Francia. — Triunfo de Voltaire. — Muerte de Voltaire. — Carta de Mr. de Luc sobre la muerte de Voltaire. — Le sucede d’Alembert, y muere. — Muerte de Diderot.

Esperanzas de los conjurados.

A proporcion que los sofistas de la impiedad perfeccionaban los medios de seduccion, correspondian los funestos resultados que aumentaban sus esperanzas. Estos ya eran tales, que pocos años despues de haberse dejado ver la Enciclopedia, d’Alembert escribió con confianza á Voltaire: «Dejad obrar á la filosofía, y dentro de veinte años la Sorbona, toda la Sorbona tal cual ella es, sobrepujará á Lausana (1).» El sentido de estas palabras es que la misma Sorbona, en el espacio de veinte años, seria tan incrédula y anticristiana como un cierto ministro de Lausana, que enviaba por medio de Voltaire los artículos mas impíos para insertarlos en la Enciclopedia. Poco tiempo despues Voltaire, ateniéndose á la profecía de d’Alembert, le contextó: «De aqui á veinte años Dios tendrá bien en que entender (2); es decir, de aqui á veinte años veréis que no queda un solo altar al Dios de los cristianos.

Nuevos y mas profundos medios de los conjurados para seducir hasta las últimas clases de ciudadanos

Imagen de javcus


(Capítulo decimoséptimo del primer tomo del libro del abate Augustin Barruel
Memorias para servir á la historia del Jacobinismo, 1827,
transcrito con la ortografía original de la obra.)

Orígen y proyectos de los Economistas. — Su proyecto de escuelas para el pueblo. — Mr. Bertin desengaña á Luis XV. — Descubre el Ministro Bertin los medios de los conjurados para seducir las gentes del campo. — Maestros de escuela en los pueblos. — Junta de comision de d’Alembert para la educacion. — Descubrimiento de la Academia secreta de los conjurados y de sus medios. — Declaracion y arrepentimiento del secretario de esta academia secreta. — Objeto de esta Academia. — Se descubren otros iniciados miembros de la misma Academia.

Cuando Voltaire hizo juramento de aniquilar la religion cristiana, no se lisonjeaba de arrastrar á su apostasía la generalidad de las naciones. Su orgullo, aunque grande, se satisfacia algunas veces plenamente con los progresos que su filosofismo habia ya hecho entre los hombres que gobiernan, ó que han nacido para gobernar, y entre los literatos (1). Por espacio de mucho tiempo se mostró poco zeloso de separar del cristianismo á todas las clases inferiores de la sociedad, que él no comprendia bajo la expresion de gente honrada. Los hechos que voy á alegar, manifiestan, ya la nueva extension que los sectarios conjurados dieron á su zelo, ya que los artificios de que se valieron para no dejar á Cristo ni un solo adorador, aun en las condiciones mas oscuras.

Cuando el pecado está en el censor

¡Malpensados! ¡Es un micrófono!¡Malpensados! ¡Es un micrófono!

Hay noticias con las que no se sabe si reír o llorar. Bueno, en este caso al menos está claro: por poco no se me descoyunta la mandíbula de las carcajadas con la foto de la derecha, en donde aparece la cantante Kylie Minogue sujetando como puede un enorme oso de peluche que le regaló un fan, y sobre todo con la explicación que se da en la noticia de Libertad Digital.

Parece ser que algún cretino de Facebook (de la empresa, no un usuario) censuró esta imagen colgada en el portal por un admirador de la cantante porque «no acepta fotografías que contengan desnudos, uso de drogas o violencia». Pues que se lo haga mirar por el psiquiatra o arreglacocos que tenga más a mano… o quizá mejor que no, que si le hace pasar el test de Rorschach (ése tan simpático de las manchas) y ve sólo tías empelotas —lo que es muy plausible, porque sólo alguien especialmente libidinoso puede llegar a ver desnudos en esa imagen— y encima le dice al psiquiatra que sólo le enseña guarradas, igual lo tupen a psicofármacos (o bromuro, que es más barato) y acaba a perpetuidad en una celda de corcho con camisa de fuerza como prevención de que viole a alguien o a algo.

El catolicismo ante Hitler

Hace poco apareció un artículo sobre «La Rosa Blanca», un grupo de estudiantes universitarios cristianos alemanes que se opusieron al régimen y, sobre todo, a la ideología nacional-socialista hasta la ejecución final de sus miembros en 1943. Se ha hecho una película sobre el tema, e incluso se ha escrito un excelente libro monográfico, pero podría dar la impresión que sólo se trató de un caso muy meritorio pero aislado de resistencia contra el totalitarismo nazi. ¿Fue en realidad así? Convendría observar con detenimiento estos mapas de la Alemania de la República de Weimar:

Fig. 1: Mapa de distribución del voto en Alemania al NSDAP en 1932.Fig. 1: Mapa de distribución del voto en Alemania al NSDAP en 1932.Fig. 2: Mapa de distribución de la población católica en Alemania, según el censo de 1934.Fig. 2: Mapa de distribución de la población católica en Alemania, según el censo de 1934.

Tanto la figura 1, en donde cuanto más negro, más votos recibió el NSDAP (Partido Nacional-socialista de los Trabajadores Alemanes), como la figura  2, en donde cuanto más negro, más proporción de católicos, demuestran la relación inversa entre catolicismo y nazismo (fuente: Erik Maria Ritter von Kuehnelt-Leddihn: Liberty or Equality, vía el blog católico de un escocés: Laodicea, «una sucia charca de papismo»).

Las reinas de Alexia Sinclair

Imagen de javcus


Isabel la Católica, por Alexia Sinclair (de su colección The Regal Twelve).Isabel la Católica, por Alexia Sinclair
(de su colección The Regal Twelve).

Estaba buscando estos días imágenes de los personajes que aparecen en el libro del Abate Barruel sobre Voltaire, sus secuaces y la conspiración que condujo a la Revolución Francesa (y, por consiguiente, a la civilización homicida, aborregada y crédula de gilipolleces de hoy en día) para que quede más ameno —que se está publicando por capítulos en estas páginas desde hace un tiempo y al que sólo le falta el último cuarto; se le añadirán también hiperenlaces a otra información, como mapas, biografías, etc., pero tiempo al tiempo, que transcribir la obra a mano da mucho trabajo— cuando, buscando una de Catalina II de Rusia, encuentro una muy rara que a primera vista me pareció que debía ser de algún fotograma de alguna película moderna. Pues no: es obra de una artista australiana llamada Alexia Sinclair, y pertenece a una colección de doce conocida como The Regal Twelve («Las doce regias»), una interpretación muy, pero que muy personal de las doce mujeres con más poder o más impacto en la Historia universal. Y comparando las doce, la que considero mejor y más inspirada, y con diferencia, es la que corresponde precisamente a la reina española por antonomasia: Isabel la Católica [1].


Referencias

Conducta del clero con los conjurados anticristianos

Imagen de javcus


(Capítulo decimosexto del primer tomo del libro del abate Augustin Barruel
Memorias para servir á la historia del Jacobinismo, 1827,
transcrito con la ortografía original de la obra.)

Distincion que se ha de hacer en el Clero. — Conducta del clero verdadero, y que reconvenciones se le pueden hacer. — Su resistencia á la impiedad.

Mientras que los palacios de los grandes y los liceos de las ciencias humanas abrian de par en par sus puertas, para dar entrada á la apostasía; mientras que los ciudadanos de todas clases, seducidos los unos por el mal ejemplo y los otros por los sofistas, se separaban del culto, y corrian á alistarse bajo las banderas de la impiedad, no eran no podian ser equívocos los deberes del clero. A él le tocaba formar el muro que cerrase el paso y entrada al torrente de la impiedad, que saliendo de madre amenazaba inundarlo todo. Era de su obligacion impedir con todas sus fuerzas, que el error y la corrupcion arrastrasen la multitud y los pueblos á un desórden, que si bien se considera, es el mayor á que puede estar expuesta la sociedad. Solo el nombre y carácter de eclesiásticos, mejor que el honor y los intereses, recuerdan la estrecha obligacion de conciencia que tienen para rechazar y resistir con todas sus fuerzas y valiendose de todos los medios, la conjuracion contra el altar. La menor omision y cobardía en los pastores, cuando se ofrecen estos combates, equivalen á la traicion y á la apostasía. El historiador que debe tener valor para decir la verdad á los reyes, no ha de ser cobarde para decirla al estado eclesiástico, aunque sea miembro suyo. La verdad se debe decir, ya redunde en gloria del ministerio, ya humille á algunos de sus individuos, pues 271 de cualquier modo será útil á la posteridad. Esta verá lo que se hizo y lo que se debia haber hecho: pues ello es cierto que la conspiracion contra Jesucristo no ha llegado á su fin: puede esta ocultarse, pero luego que se le proporcione ocasion, volverá á cometer los estragos que se vieron en los tiempos de la revolucion francesa. Sepa pues la posteridad lo que puede contener, y lo que puede fomentar esta conjuracion.

Distribuir contenido