María Inmaculada, patrona de España

Imagen de javcus


Tríptico del milagro en la iglesia de EmpelTríptico del milagro en la iglesia de Empel

Hoy, 8 de diciembre, se celebra la Festividad de la Inmaculada Concepción, y como prácticamente cada año desde que me enteré, se recuerda el milagro de Empel (Flandes) de 1585, que hizo que fuera la Virgen bajo la advocación de la Inmaculada Concepción desde entonces patrona de la Infantería Española, y que se puede consultar con más detalle el desarrollo de los acontecimientos en los Anales del capitán Alonso Vázquez (también publicados en esta página), cronista de los hechos de los Tercios Españoles bajo el mando de Alejandro Farnesio, y cuya lectura recomiendo vivamente; incluso el año pasado recordé que se cumplía el 250.º aniversario de la Inmaculada Concepción como Patrona de España, y menos mal que lo hice, porque las celebraciones tuvieron un perfil bajísimo, indigno de la devoción que desde muy antiguo se le ha tenido en toda la Piel de Toro (si no se lo creen, sobre todo los separatistas, compruébenlo en los versos a la Inmaculada de Jacinto Verdaguer que comienza así: “Oh Verge Immaculada, / per vostra Concepció, / d’Espanya Reina amada, / salvau vostra nació, / Vós, María, sou l’estrella / que guià Espanya al Nou Món, / la de l’alba hermosa i bella / de la gloria que se’ns pon.”).

Como parece que todo está ya dicho sobre este suceso tan notorio, al menos por ahora, que estoy seco, me han venido de perlas las fotografías incluidas en uno de esos Powerpoint anónimos que de vez en cuando circulan de mano en mano por la blogosfera —la primera es la que encabeza este artículo— y que me llegó hace poco, que muestran los lugares del milagro en la Empel actual (Países Bajos): desde aquí declaro mi agradecimiento al desconocido autor, sea quien sea. Corresponden a dos ubicaciones diferentes: una es la de la capilla erigida en el año 2000 en el lugar en que se levantaba la antigua Iglesia de Empel, en el cementerio de Oud Empel; la otra en la parroquia de S. Landelino, en el Empel actual —se trasladó después de la Segunda Guerra Mundial—, que se puede visitar virtualmente.

Capilla de Empel.Capilla de Empel. Cartel indicativo del milagro.Cartel indicativo del milagro.
Placa conmemorativa en la Capilla de Empel.Placa conmemorativa en la Capilla de Empel. Iglesia de Empel.Iglesia de Empel.
Placa de la Infantería Española en homenaje a su patrona: nótese la cinta de la medida de la Virgen del Pilar.Placa de la Infantería Española en homenaje a su patrona: nótese la cinta de la medida de la Virgen del Pilar. Imagen de la Inmaculada Concepción en la iglesia de Empel: al lado, la placa.Imagen de la Inmaculada Concepción en la iglesia de Empel: al lado, la placa.

Para acabar, qué mejor que una oración de súplica por España a su Patrona, que en mi familia rezamos a diario porque con la que está cayendo, es más necesaria que nunca:

Oración de súplica a la Virgen por España

¡Oh María Inmaculada Amada Patrona de España! Velad por España, Nación Mariana por excelencia, rogad por España; salvad a España, que cuanto más culpable, mayor necesidad tiene de vuestra poderosa intercesión. Una súplica a vuestro Divino Hijo Jesús, que reposa en vuestros virginales brazos, y España será salvada.

¡Oh Jesús, Corazón Divino oculto en el Santísimo Sacramento, tan amado por los españoles, por María su Patrona, salvad a España! Porque extendió Tu Nombre y el Reinado de la Cruz por todo el mundo, que vea palpablemente Tu soberana protección, y porque confía en Aquélla que aplastó la cabeza del infernal dragón, que sean desbaratados sus perversos planes.

¡Oh Jesús Sacramentado! ¡Oh María Inmaculada! Velad, velad por ella; salvad a esta España tan vuestra de cuantos peligros puedan amenazar su Fe y la paz y la tranquilidad del orden. Amén.

(autor desconocido)

Noticias