¡Felices Reyes 2011!

Imagen de javcus


Epifanía 2011Epifanía 2011

¡Que los reyes se hayan marcado un o varios puntazos y no les traigan carbón, como a los niños malos!

En fin, bromas aparte —no han sido malos, ¿verdad?— hoy se celebra la adoración de los Reyes Magos de Oriente (según la Tradición, Melchor, Gaspar y Baltasar) al niño Jesús, que le ofrecieron oro (por cuanto a su condición de rey), incienso (en cuanto a su condición divina) y mirra (por su condición humana). Como ya han llegado a Belén, en el ídem de la foto, en casa de mis padres, ahora aparecen los Reyes ante la Sagrada Familia, mientras que en los días precedentes se mostraban como figuritas pequeñas a lomos de camellos para que parezca que vienen de camino por las montañas en lontananza. Pueden ver la diferencia con el belén de Navidad, y este detalle le encanta a los chiquillos.

En fin, si quieren una digresión histórica muy interesante sobre los Reyes Magos, en el blog En cuerpo y alma se ofrece uno (que también prosigue en otro) y que son un resumen de otro más extenso en Cristianismo e H.ª en seis partes (I, II, III, IV, V y VI). Y como también se acaba el Tiempo de Navidad, el mismo autor, Luis Antequera, ha escrito otros sobre el año de nacimiento de Jesús y sobre la matanza de los Santos Inocentes, un asunto brutal —aunque una nadería en comparación con el genocidio abortista contemporáneo—; vale la pena leerlo, y ver la clase de monstruo que fue Herodes el Grande: en comparación con lo que hizo y pretendió hacer en los últimos años de su reinado, la matanza de unos cuantos infantes —no pasaría de un puñado en una población como Belén— no pasa de ser una futesa, por lo que no es de extrañar que otras fuentes históricas contemporáneas distintas de los Evangelios no la recogieran.

Noticias