La ONU te quiere dar por el ano

¿Les escandaliza el título? Pues el asunto que voy a tratar es lo bastante asqueroso como para justificarlo. Hace tiempo que estoy suscrito a Noticias Globales, un boletín de noticias sobre temas que se relacionan con la promoción y defensa de la vida humana y la familia. Pensaba que ya estaba curado de espantos y que no se podía caer ya más bajo respecto a lo de la promoción de la ideología de género (aberración ideológica y gramatical que atenta ya directamente contra la experiencia y el sentido común), la promiscuidad y la promoción del aborto entre la juventud, en particular con la basura de asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC), pero la última gacetilla me ha helado la sangre, tanto, que la transcribo íntegramente más abajo.

He buscado la fuente, y el documento en cuestión no se encuentra disponible, tan sólo la portadilla con la indicación: «¡Pronto estará disponible una nueva versión!». Ignoro si es que se está reelaborando el contenido por el escándalo, pero así están las cosas. En cualquier caso, vale la pena bucear un poco por estas páginas para darse cuenta del concepto que tiene la UNESCO sobre la educación: puro instrumento de ingeniería social. Me temo que para ellos el libro Un mundo feliz, de Aldous Huxley, no es una distopía, sino su manual de cabecera.


ONU-UNESCO: Plan de perversión sexual desde los 5 años

por Juan C. Sanahuja. (2009-09-01)
(Noticias Globales, gacetilla núm. 995)

Fuentes: UNESCO, International Guidelines on Sexuality Education: An evidence informed approach to effective sex, relationships and HIV/STI education; UN News, 27-08-09; Family Edge, 31-08-09.


Masturbación y homosexualidad desde los 5 años

El 27 de agosto pasado la ONU dio a conocer oficialmente la Guía de Educación Sexual para el Empoderamiento de los Jóvenes, elaborada por UNESCO, con el asesoramiento de UNICEF, la Organización Mundial de la Salud (OMS), Organización Panamericana de la Salud (PAHO), y el Fondo para la Población de las Naciones Unidas (FNUAP-UNFPA).

La Guía de 98 páginas, es un manual de perversión de menores y se enmarca dentro de los esfuerzos para realizar los Objetivos o Metas del Milenio para el Desarrollo (NG 772), fijados por la ONU en el año 2000, con la excusa de luchar contra la pandemia de HIV-SIDA.

El documento, también denominado Directrices Internacionales para la Educación Sexual, separa a los niños en cuatro grupos de edad: de 5 a 8 años, de 9 a 12 años, de 12 a 15 años y de 15 a 18 años.

Los contenidos

Si bien todo el contenido violenta el orden natural, destacan por su perversidad la iniciación a la masturbación a partir de los 5 años, así como, a partir de la misma edad, la mentalización en “los roles de género y en los estereotipos de género”, es decir la apología de la homosexualidad.

A partir de los 9 años, los niños deberán ser instruidos sobre los “efectos positivos y negativos de los afrodisíacos”, y deberán aprender a luchar contra “la homofobia, transfobia [sic] y la violencia de género”, es decir, más exaltación de la homosexualidad.

A los 12 años, profundizarán en las “razones para abortar”, que antes se les inculcarán bajo el eufemismo de violencia de género, para llegar a los 15 años convertidos en activistas de la promoción “del derecho al aborto y del derecho al acceso al aborto seguro”.

La Guía reúne los papeles de trabajo elaborados en una reunión que se realizó en febrero pasado en Menlo Park (USA), en la que junto a las agencias de la ONU antes nombradas intervinieron representantes del SIECUS (Sexuality Information and Education Council of the United States), Population Council, The Swedish Association for Sexuality Education, World Population Fund (WPF), The William and Flora Hewlett Foundation, etc.