¡Ya estamos en la final!

Propuesta de Escudo de España-Mundial Sudáfrica 2010, con Pablito «Pitoniso» de cimera.Propuesta de Escudo de España-Mundial Sudáfrica 2010, con Pablito «Pitoniso» de cimera.

¡Ya no eres el pulpo Paul! ¡A partir de ahora te adoptamos como mascota y serás Pablito «Pitoniso», el pulpo futbolero! Y para que veas lo agradecidos que estamos por haber vaticinado la victoria de nuestra Selección española, propongo que se te incorpore en el escudo de España a modo de cimera. ¿No tiene el escudo de Valencia un murciélago? Pues no veo por qué no puede tener el de España un pulpo tan majete como tú, y con cetro y bola, aunque balompédicos, que estamos en un mundial de fútbol.

Y eso que no lo tenía tan claro durante el partido, en el que España jugó muy, pero que requetebién, pero Alemania también, aunque a su modo, como ellos saben, a lo Línea Marginot. Y lo más alucinante es que se ha ganado con el primer gol de córner de la Selección española en todo el Mundial de Sudáfrica. Nada, macho, que nos has dado suerte, y por eso te consideramos la mascota de la selección en este mundial. La pena es que sólo vaticines resultados de la Selección de Alemania, porque la final del domingo será contra Holanda (y los belgas nos apoyan a nosotros, je, je). ¿Se puede considerar que Holanda jugará en casa? Lo digo porque la población bóer de Sudáfica habla afrikaans, un holandés raro, y espero que el árbitro no sea casero.

Portada del Mortadelo y Filemón «Mundial 2006»Portada del Mortadelo y Filemón «Mundial 2006»

Tampoco tenía claro el resultado por otra cosa. Se dijo por la radio que S. S. el Papa Benedicto XVI no iba a ver el partido porque se ponía muy nervioso. «¿Nervioso, por qué?…» y entonces recordé: «Ratzinger», es alemán. ¡Ostras! Alemania podría jugar con ayuda preternatural, como salió en la portada del Mortadelo y Filemón «Mundial 2006». En fin, que me alarmé, aunque reflexionando llegué a la conclusión de que la causa más segura de que el Papa evitara el partido es que, como toda persona de carne y hueso aficionada al fútbol, no querría proferir ni insultos ni maldiciones, que estaría un poco feo en boca del obispo de Roma —sería un horror oír salir de sus labios tacos tan soeces como «cáspita», «córcholis», «sapristi»— y ha preferido rehuir la tentación, aunque reconozco que sería todo un puntazo: total, el árbitro se lo ha buscado por tener narices de ir, que nadie le obliga, aunque, todo hay que decirlo, el de este partido ha sido muy correcto y el juego en general ha sido muy limpio.

En fin, Pablito, todavía te queda otra ocasión de lucirte en las noticias, que tienes que pronosticar el resultado del partido Alemania-Uruguay para tercera y cuarta plazas del mundial. ¡Hasta la próxima!