Una disyuntiva fatal: ¿Larissa sí, o Larissa no?

Larissa Riquelme, la novia del Mudial Sudáfrica 2010Larissa Riquelme, la novia del Mudial Sudáfrica 2010

Bueno, ya está bien de conspiraciones mundialistas, de cabreos justos y admoniciones necesarias. De vez en cuando hay que descender a la normalidad (al menos, la de España) y disfrutar de las cosas sencillas del común (que se resumen más o menos en: mujeres, comida, coches, fútbol, fútbol y fútbol; transigiendo un poco más, también videojuegos, cine… y más fútbol), y más si se tiene en cuenta que quedan pocas horas para el partido de cuartos España-Paraguay del Mundial de Sudáfrica 2010. Es mientras consultaba la hora y el canal por el que se emite el partido en España —20:30 hora peninsular, 19:30 canaria, Canal+ Liga, por lo que no tendré más remedio que ir al bar de la esquina— cuando me entero que la Novia del Mundial Larissa Riquelme, la versión femenina y paraguaya de Manolo el del bombo, pero por duplicado, la reivindicadora del desusado empleo del escote como receptáculo de los más diversos objetos, muy en boga en ese Siglo de las luces comentado en otros artículos de este portal, pero también innovadora por convertirlo de teléfonos celulares, ha prometido que se desnudará si gana Paraguay este partido, tal como adelanta Marca.

¡Esto no se hace! ¡No hay derecho! ¡No se nos puede dejar así, con el corazón partido! ¿Tendremos que animar a la rojilla con la boca chica? ¿O quizá alcanzar la resignación? Al menos, eso tengo que conceder, si perdiéramos la derrota no sería tan amarga, por lo que quizás tu promesa es más bondadosa y comprensiva con nosotros de lo que en principio se pueda pensar.

Actualización al final del partido.

La selección española ha ganado en un partido cuya segunda parte ha sido de infarto. ¡Chica, lo siento por ti: en otra ocasión será! Ahora, lo que te conviene es aupar en los siguientes partidos a España, porque cuanto más lejos llegue, mejor clasificada quedará Paraguay en la clasificación final del Mundial.