Otro antenicidio en Barcelona: ¡dónde si no!

Actualización 2010-05-06: Radio Intereconomía Barcelona vuelve a oírse ahora en FM 98.2 MHz, emitiendo desde Collserola. Una muy buena noticia.

El Tripartito catalán vuelve a la carga, como hizo con St. Josep TV, pero esta vez con una emisora de radio conocida, de ámbito nacional y gran audiencia; eso sí: no es de su cuerda.

¡Cuánta diligencia en los trámites de cierre! ¡Qué gran efectividad burocrática! Lástima que, en otros campos, no se apliquen el cuento. Desde hace dos días que sólo se oye un pitido en la frecuencia por la que emitían en Barcelona, la 102.3 FM de Radio Intercontinental, propiedad actualmente de Intereconomía. Ignoro si le ha pasado lo mismo a la frecuencia del Vallés. Nos sospechábamos lo peor —alguna maniobra de los filisteos gubernamentales, porque ya se sabe que en Cataluña los «fachas» y «ultras» no tienen derecho ni a existir (ni en el resto de España según El País), sobre todo si critican las veleidades nacionalistas y el Estatut por su evidente anticonstitucionalidad (votado sólo por el veintipico por ciento del censo, por cierto, prueba de lo «mucho» que le importa al común de la gente) porque ya se sabe que, en realidad, es la Constitución la que es antiestatutaria— pero el misterio ya está resuelto: la han cerrado y el pitido es para que no puedan intentarlo de nuevo.

Realmente Matrix cada día apesta más; sobre todo el hedor nauseabundo aflora cuando se acercan las elecciones, que parece que no pinta bien para el Tripartito, en especial para el PSC.

Carles MundóCarles Mundó

El comunicado de prensa no puede ser más desvergonzado:

«BARCELONA. (EUROPA PRESS) El secretario de Medios de Comunicación de la Generalitat, Carles Mundó, explicó hoy que desde 2007 se han incoado un total de 109 expedientes a radios y televisiones que no tenían licencia para emitir.

»En rueda de prensa, explicó que estos expedientes se deben a una “intensísima” actividad por parte del Govern en los últimos años contra las radios y televisiones sin licencia, las denominadas emisoras pirata. Mundó concretó que aproximadamente el 50% de los expedientes incoados desde 2007 se han resuelto con éxito, y aplaudió la Ley del Audiovisual aprobada por el Gobierno que, en adelante, permitirá a las administraciones proteger el espectro radioeléctrico.

Querrá decir más bien: «proteger el espectro radioeléctrico de emisoras molestas» —“poco cómplices” con el Govern, como dijo “Pepe Luí” Carod-Rovira en perfecto em>politiqués, jerga de la que Cataluña se puede sentir muy orgullosa por ser elemento principal de exportación al resto de España y en cuyo uso alcanzan el virtuosismo. Encima, se mofan echándose flores por ser diligentes y trabajadores, cuales hormiguitas laboriosas. Y sigue:

«Explicó que esta medida de protección permite intervenir sobre el espectro y ocupar las frecuencias que no están adjudicadas, de forma que se evitará que puedan ser utilizadas. Aseguró que la lucha contra las emisoras pirata ha sido durante muchos años una tarea “infructuosa”, aunque a día de hoy el “intenso” trabajo del Govern “está empezando a situar las cosas en su lugar”, dijo.

»De hecho, explicó que hoy mismo la emisora pirata La Inter, que ocupaba ilegalmente la frecuencia 102.3 en Barcelona, ha dejado de emitir por la resolución de un expediente. Esta emisora, perteneciente a Radio Intercontinental es propiedad mayoritaria de Intereconomía Corporación.

O sea: que hay frecuencias libres que no se asignan —por las razones que sean, pero no es difícil imaginárselas— y que quieren evitar a toda costa que se empleen; en definitiva: no se consideran reguladores del espectro radioeléctrico, sino propietarios y, por tanto, pueden otorgar graciosa y discrecionalmente frecuencias y hacer lo que les dé la gana. Afortunadamente todavía hay emisoras y plataformas que piensan que no tienen razón y con el valor suficiente como para querer empurar a estos déspotas de tapadillo. (¿Se han dado cuenta que desde que se ha domesticado a la COPE ya no hay problema para sintonizarla en Barcelona? Hasta hace poco, tenía pegada una emisora de música de mayor potencia que hacía que, con radios con sintonizador poco sensible, fuese un drama ajustar su frecuencia.)

Y no acaba la cosa aquí; prosigue:

«También en relación con el espectro radioléctrico, el conseller de Cultura y Medios de Comunicación, Joan Manuel Tresserras, explicó que, junto al Consell de l’Audiovisual de Catalunya (CAC), están pendientes algunas reuniones para tratar las concesiones desde las que no se emite.

»El conseller aseguró que tratará de ayudar a las empresas “con iniciativas muy audaces” que obtuvieron una concesión y que no están emitiendo debido a la coyuntura económica. “Desde el Govern y la autoridad podemos ayudar a las empresas que sean viables y que cumplan con sus compromisos”, dijo.»

En resumen: no sólo no rescinden la concesión a empresas que no cumplen con una de las condiciones básicas y fundamentales de la concesión (emitir), sino que, además, las van a subvencionar. Para esto es lo que sirve el gestor de antenicidios CAC, por desgracia ya exportado al resto de España con el nombre de Consejo Estatal de Medios Audiovisuales CEMA y calco funcional del anterior. En esto se ha convertido Cataluña: en el laboratorio de totalitarismos impíos y socializantes de España, y no creo que por altruismo: fomentando la cizaña, sus planes nazionalistas se resuelven mejor. Al fin y al cabo, ¿quién propuso y fue decisivo para que subiera al poder el machango neojacobino fanático de Zapatero?: el PSC.