Lo que no hizo el franquismo... lo hace la «democracia»

Águila de la vidriera de la Academia de infantería de ToledoÁguila de la vidriera de la Academia de infantería de Toledo

Pues sí. Me estoy refiriendo a la furia iconoclasta del Ministerio de la Verdad español, también conocido como Ministerio de Cultura —sí, el de los zejateros, agentes de la corrección política subvencionados con generosas dádivas—, que no para en mientes ante obras de arte como la vidriera de la Academia de Infantería de Toledo (en la foto), incluso aunque la eliminación de símbolos «ofensivos» —para los sectarios, claro— cueste un pastón o se tenga que saltar procedimientos legales establecidos. Es que ya se sabe que cuando se tiene un pasado político tan impresentable y criminal como el que tiene el PSOE, ERC, PSUC, PCE, etc., para que no se note se tiene que reescribir la Historia («Ley de Memoria Histórica» la llaman), desprestigiando y calumniando, a corto plazo, y, a largo, haciendo desaparecer la memoria de sus oponentes (incluso quitando el nombre de poblaciones fundadas por ellos, como es el caso de El Poble Nou del Delta, fundado como Villafranco del Delta). Con esto no estoy afirmando que los políticos del Movimiento Nacional fueran unos angelitos —que no lo eran—, pero ya me dirán si ha existido alguna vez algún régimen que conscientemente se hiciera el haraquiri político como cuando se autodisolvieron las Cortes franquistas para facilitar la transición a un régimen democrático. Dudo mucho que las ladillas políticas actuales hagan alguna vez algo parecido, y por eso se ha de borrar el recuerdo de lo que hicieron, no sea que alguien lo sugiera, ya que empieza a hacer falta.

Lo curioso del asunto es que el franquismo, aun siendo un régimen autoritario, presuntamente «fascista y totalitario» como nos quieren dar a entender actualmente, respetó las obras monumentales del pasado, como se puede observar en las imágenes adjuntas de las fachadas del Banco de España en Madrid o de la Caixa de Catalunya (antigua sede del Banco de España) en Barcelona. Se pueden dar muchos más ejemplos, como el edificio de Tabacos en la Vía Layetana de Barcelona.

Escudo de la República en la fachada del Banco de España de Madrid.Escudo de la República en la fachada del Banco de España de Madrid. Escudo republicano en la fachada de la Caixa de Catalunya (antigua sede del Banco de España), en Barcelona, otro ejemplo de respeto franquista.Escudo republicano en la fachada de la Caixa de Catalunya (antigua sede del Banco de España), en Barcelona, otro ejemplo de respeto franquista.

Y en el asunto de las efigies, podrían haber retirado, por ejemplo, la conocida estatua ecuestre de Espartero, al haber sido éste una bestia negra del carlismo, pero tampoco lo hicieron; de hecho la gente se acuerda de Espartero por el dicho: «tienes los huevos más grandes que los del caballo de Espartero». Y esto tendría que haber ocurrido con los «símbolos del franquismo»: quedarse como parte de la Historia, que ya empieza a ser vieja, de algo ocurrido hace ¡setenta! años.

Como está visto que, en general, estos progres e izquierdosos son una pandilla de ignorantes, al menos con este artículo podrán distinguir el escudo de los Reyes Católicos de los demás, no sea que se «emocionen» en exceso con la piqueta y manden a la porra elementos monumentales de la historia moderna de España —salvo que sea eso lo que pretendan con su reescritura de la Historia, claro, porque ya se sabe que los Reyes Católicos no deberían ser muy partidarios de la Alianza de Civilizaciones y otras giliprogradas zapaterinas—. Por lo pronto, en las imágenes que siguen se puede observar que en donde debería aparecer el escudo de Navarra (el que tiene las cadenas) aparece el de Aragón-Sicilia; tampoco tenía las Columnas de Hércules con el «Plus Ultra», y el lema era «Tanto monta», pero en todo lo demás, incluido el yugo y las fechas (no, no eran «fachas») con el nudo gordiano, formando las iniciales de Fernado e Ysabel, es clavadito, como se puede observar en el magnífico tapiz del Salón del Trono del Alcázar de Segovia, en el frontón de la Escuela de Artes de Toledo y otros.

Escudo de los Reyes Católicos.Escudo de los Reyes Católicos. Escudo de España con Franco a partir de 1945.Escudo de España con Franco a partir de 1945. Escudo de 1977, oficial hasta finales de 1981.Escudo de 1977, oficial hasta finales de 1981.
La Constitución Española de 1978 se firmó y encuadernó con el escudo de 1977, que tiene el águila de San Juan.La Constitución Española de 1978 se firmó y encuadernó con el escudo de 1977, que tiene el águila de San Juan.

Una de las tonterías que sostiene la izquierda paleta es que es un águila imperial. Pues lo siento, no es cierto. Es el águila de San Juan (¿les sonará de algo lo de los tetramorfos, asociados con los evangelistas, o es mucho pedir?), santo al que tenía gran devoción la reina Isabel la Católica.

Otra de las tonterías supinas que se dicen en la izquierda es que el escudo del águila es anticonstitucional. No es cierto: la versión de 1977 (Real Decreto 1511/1977 de 21 de enero de 1977, BOE Núm. 156 de 1 de julio de 1977) se empleó hasta 1981, fecha en que, bajo la presidencia de Cara-de-Palo se sustituyó por la sosería que se emplea actualmente (Ley 33/1981, de 5 de octubre, del Escudo de España), que se parece muchísimo al de la malhadada II República Española, aunque con corona real, no la mural. Si no se lo creen, miren la imagen de la derecha, que lo demuestra (no, no está potochopeado); así que ya saben: aunque no sea actualmente el escudo oficial, sí que es constitucional, y el que se pique, ajos come. Además, hay que tener desvergüenza para recriminar eso cuando no es raro que enarbolen la bandera tricolor de la II República (que no de la Primera República, que era rojigualda, clavadita a la actual, aunque parece que se pretendió que fuera roja, blanca y azul). Que siga así nuestro rey, haciéndoles la pelota y riéndoles las gracias, que se ganará que no le quede más de dos telediarios.

Escudo de España de 1938, modelo simplificado, muy común en timbres y sellos.Escudo de España de 1938, modelo simplificado, muy común en timbres y sellos. ¿Cómo distinguirlo de las versiones de 1945 y 1938? La diferencia más destacada es la posición de la divisa «Una, Grande, Libre», sobre el todo. Otra diferencia está en la disposición de las Columnas de Hércules, acostadas al escudo, y el tipo de coronas sumadas a ellas. Por lo demás, las diferencias son menores, como la disposición de las puntas de las flechas (hacia abajo), que, por cierto, muchos grabadores, artistas e ilustradores no tuvieron muy claro (p. ej., vid. fotografía de cabecera del artículo) y en el despliegue de las alas.

Las diferencias entre los escudos simplificados —los más empleados y populares, en membretes de documentos oficiales, timbres, loterías…— son menores o más sutiles, pero sigue siendo la más destacada la de la posición de la divisa. En cualquier caso, no se puede negar que este escudo, desde el punto de vista decorativo, lo es muchísimo más que el anodino actual, que, por cierto, ha recibido críticas fundadas de especialistas.

RumaníaRumaníaPoloniaPoloniaAustriaAustriaAlemaniaAlemania
SerbiaSerbiaRusiaRusiaMontenegroMontenegroAlbaniaAlbania

Y que no me venga el progrerío con la subnormalidad de que España ya no es un imperio y que, por tanto, es absurdo que tenga el águila. ¿Y qué? ¡Anda que no hay países, alguno de ellos insignificante, con águilas en sus escudos! Si no, compruébenlo en las imágenes adjuntas de escudos europeos, los de la primera fila de países de la propia Unión Europea, sin contar los de muchos otros del mundo, como Iraq, Egipto, México, Estados Unidos… ¿Polonia es un imperio? ¿Y Albania? Si es que hasta estos países tenían el águila en la época comunista —aunque sin corona y con estrella roja, respectivamente, eso sí—. ¿Y los castigados y machacados Serbia y Montenegro? Observen que hasta la de la —actualmente— pequeña Austria se parece muchísimo a la que tenía bajo la dinastía de los Habsburgo, aunque ya no bicéfala y sosteniendo una hoz y martillo, portando una cadena rota y coronada con corona mural.

En cualquier caso, todo esto, aunque muy interesante, pronto no será más que historia antigua puesto que, al paso que vamos con los sinvergüenzas y canallas que nos gobiernan, el próximo escudo de Ex-paña, que representa mejor los valores patrios actuales, será:

«Una grandemente hipotecada»: Escudo de España con el PSOE«Una grandemente hipotecada»: Escudo de España con el PSOE