Segunda Guerra Mundial

«Jackboots on Whitehall»: La Batalla de Inglaterra según Barbie y Ken

«Jackboots on Whitehall»«Jackboots on Whitehall»

Puede que sea más raro que un perro verde al considerar Jackboots on Whitehall (“botas duras en Whitehall”) el mejor largometraje de animación de muñecos de toda la historia; quizá sea debido a que entiendo y me gusta el humor inglés, o quizá sea signo de que todavía quedan nostalgias de la infancia en mi personalidad (las marionetas del parque, jugar con soldaditos de Airfix, los tebeos de Hazañas Bélicas...), pero me da igual: me lo pasé bomba con esta película.

No es que se hayan hecho muchas de esta clase que sean de acción o bélicas, la verdad, y más en una época en que ya descuellan las producciones de animación digital 3D; a mi mente sólo acude la serie Los Thunderbird y otras en Supermarionation, y la muy gamberra y también entretenida Team America: la policía del mundo en Supercrappymation, que supongo que se le asignó la calificación “R” (+17) en EE.UU. por la escena de cameo de las marionetas. La diferencia entre estas dos y la que se comenta es que las primeras se realizaron con marionetas y, en cambio, ésta con animación mediante stop-motion y retoques digitales de monigotes tipo Kent y Barbie —pueden ver las explicaciones en el making-of de la película, donde se puede apreciar también el tamaño de los magníficos decorados— pero muy cuidados tanto en el acabado facial como en los detalles del vestuario.

La División Azul en las Memorias de Lidia Osipova

Soldados de la División Azul leyendo «Marca»: (Fuente: «Tópicos españoles, la D. Azul y una de rusas...».)Soldados de la División Azul leyendo «Marca»: (Fuente: «Tópicos españoles, la D. Azul y una de rusas...».)

Lomagin, N. A., Неизвестная Блокада (Документы, приложения), , Moscú, Олма-Пресс, 2002.

En el blog de Pío Moa Presente y pasado apareció un artículo muy interesante sobre las impresiones que tuvo Lidia Osipova, una rusa anticomunista, de la División Azul, en «La División Azul vista por una rusa de la época», de cuando los trató (agosto 1942-abril 1943) al ser la encargada de la lavandería española en Pavlovsk, cerca de Leningrado (el nombre soviético de San Petersburgo). Comentaba que los extractos del diario donde se recogen sus anotaciones se lo pasó el ya mencionado en este blog Carlos Caballero Jurado, autor de varios libros sobre el tema. Este extracto fue publicado en un boletín de Blau Division.

El tema me pareció muy interesante, puesto que mi abuelo fue divisionario —en realidad, capitán médico (Stabsartz) en la Escuadrilla Azul—, y me quedé con las ganas de saber más de esta mujer. Buscando por Internet, me topé con una traducción mejor —la del boletín era horrible—, aunque más reducida, del original en ruso. He intentado completarla un poco con mis pobres conocimientos de ruso, y la muestro a continuación en textos paralelos.

Lo más gracioso de este diario es que nos caló. Léanlo y verán que, aunque nos deja por las nubes, no calla los quebraderos de cabeza organizativos que le dábamos, y la comparación que da entre los españoles y los alemanes es para enmarcar. También comenta la batalla de Krasny Bor, donde la División Azul tuvo una victoria táctica por la que consiguió mucha fama.

Distribuir contenido

Noticias