sanidad

Defensa de la vida y farmacéuticos

He recibido un mensaje electrónico de la Plataforma Ley y Farmacia, de cuya existencia informé en «Red Farmacia Responsable contra la PDD», en la que se protesta tanto de la condición de la Píldora del Día Siguiente como medicamento de dispensación libre como de la coacción a los farmacéuticos de ejercer la objeción de conciencia en el asunto. Como no soy ni farmacéutico ni médico, sólo puedo limitarme a transcribir íntegro el texto del cuerpo del mensaje para su mayor difusión.


Desde Ley y Farmacia os informamos de la iniciativa que está llevando a cabo José López Guzmán, Doctor en Farmacia y Director del Máster de Bioética en la Universidad de Navarra.

Por si queréis firmar o conocéis a alguien que pueda unirse a la plataforma y firmar la carta que será enviada a Carmen Peña, presidenta del CGCOF.

Para cualquier información o enviar las firmas podéis dirigiros a:

Susana Tejerina
✍ Avda. de Esteiro nº 10, 1º A. 15.403 — Ferrol (La Coruña)
susanatejerina [en] yahoo [punto] es
620 85 64 85

La SS o Seguridad Social progresante, o cómo darle «matarile» con talante

Imagen de javcus


«Vamos, progres... ¡Alegradme el día!»«Vamos, progres... ¡Alegradme el día!»

La imagen de la derecha es un motivo para una camiseta, de la época de las últimas elecciones presidenciales de EE. UU. Parece algo exageradillo y violentillo, ¿no? Pues al paso que va el mundo, y quiénes lo dirigen, me temo que pronto va a ser que no, porque parecen empeñados en liquidarnos a unos cuantos, aunque eso sí: siempre por nuestro bien y el de la sociedad. Comentaba con sorna y acierto un blogger en «Hay prisa por matar»:

«Qué progresista y adelantado a su época fue ese gran filántropo de la humanidad llamado Adolf Hitler, y su doctor Brandt, promotor del plan de eutanasia terapéutica.

»Qué visionarios los nazis, que a pesar de haber utilizado después sus métodos de exterminio con una minoría racial (en una lamentable desviación de su programa original), al principio los usaron con quienes corresponde: minusválidos, personas con síndrome de Down, ancianos.

»Un lema sublime para estos gobiernos progresistas: “Una vida que no merece ser vivida”. Lo inventó ese otro gran filántropo, Joseph Goebbels».

Distribuir contenido