policía

Mauricio Karl, el policía-escritor-editor «conspiranoico»

«Asesinos de España»«Asesinos de España»

Los que hayan leído «Radiografía de una revolución», el capítulo estrella de Sinfonía en rojo mayor [1] —publicado aquí en Infokratia porque corren ríos de tinta en la Red—, donde se desvela el secreto del triunfo de la Revolución rusa, como fruto de una de tantas conjuras de las elites judaicas espinosistas —cuya punta de lanza es la Finanza Internacional y sus subordinadas, la Masonería y la Judería— para alcanzar el Dominio total sobre la humanidad, posiblemente se habrán dado cuenta que pertenece al género de obra anti-contubernio judeo-masónico-comunista, muy en boga en la primera mitad del siglo XX.

Al caer en mis manos el libro, publicado en 1950, y ver que había sido publicado y presuntamente traducido del ruso por un tal Mauricio Carlavilla, hizo que me interesara por este personaje. No hay mucho en la Red, más bien breves reseñas y que, en general, son solapadamente descalificadoras, aunque de ellas se deduce una vida interesantísima, digna de llevarse a la gran pantalla —habría sido la delicia de un director como Herzog—: policía secreta con Alfonso XIII en la lucha contra elementos y organizaciones subversivas, se las arregló para que le encargasen a él un atentado contra el rey; en la República, consiguió que las órdenes de arresto contra él cayeran en sus manos; participó en el intento de salvamento de José Antonio Primo de Rivera… y, además, escritor y editor de libros de denuncia conspirativa.


Referencias

  1. Landowsky, J., Sinfonía en Rojo mayor, , Madrid, Ed. «Nos», 1950.

«La alta traición del PSOE a la democracia en el caso Faisán»

En el programa El gato al agua de Intereconomía del jueves pasado (anteayer) se anunció que se emitiría al día siguiente (viernes, 17 de septiembre) un especial informativo sobre el caso Faisán, un caso judicial penal que se instruye en la Audiencia Nacional, iniciado gracias a la acción popular, que consiste en el presunto chivatazo por parte de miembros de la Policía en 2006 (justo en el comienzo de la «tregua» de ETA) a individuos de esta organización terrorista separatista encargados del aparato de extorsión (el «impuesto revolucionario»). Yo más o menos seguía el asunto por la prensa digital, pero vi que tenía buena pinta y me propuse verlo para ver si había algo nuevo. El problema es que me lo perdí, y como desde más o menos este jueves el portal de Intereconomía tiene problemas, he tenido que buscarlo en Youtube, y lo he encontrado. Es excelente: pone en orden los datos que se conocen —que son tremendos por lo escandaloso—, lo hace amenamente, y el coloquio no puede ser más sabroso. Como es difícil consultarlo, cuelgo las siete partes del vídeo a continuación. El título no puede ser más elocuente: «La alta traición del PSOE a la democracia en el caso Faisán». Y está justificado. Vean por qué. Posiblemente están pringados también del PNV, y ¡como no! Garzón metió la mano, haciendo que el sumario habitara el limbo judicial durante tres años: si es cierto, ahora que ya ha caído en desgracia, es posible que ya no se vaya de rositas. En fin, véanlo, admírense y escandalícense, que no tiene desperdicio.

Distribuir contenido