oración

Una festividad olvidada... pero más necesaria que nunca

Imagen de javcus


Dentro de nueve días se celebra la Festividad de los Ángeles Custodios. Lo que casi está olvidado es que también se celebra la Festividad del Santo Ángel Custodio del Reino de España.

Sobre esta devoción escribió Mons. Eijo Garay en 1917, cuando era Obispo de Tuy:

No se trata de una devoción de origen privado, que pueda parecer a unos o a otros más o menos acertada; se trata de una devoción aprobada por la suprema autoridad de la Iglesia, y litúrgica, oficial. La Santa Sede Romana, accediendo a los piadosos deseos del Rey D. Fernando VII, concedió a España que el día 1º de Octubre de cada año se tuviere la fiesta del Santo Angel Custodio de este Reino, con oficio propio, para darle gracias por la asistencia con que nos favorece, por haber puesto fin al cautiverio del Rey y a tantas calamidades como acaba de pasar España y para impetrar su auxilio y protección en los tiempos venideros.

Ahora se celebra el día 2 de octubre. En una carta del año 2006, de la Comisión Episcopal de Liturgia, de la Conferencia Episcopal Española, se comunicó lo siguiente:

Por ajustes en el Calendario después del (Concilio) Vaticano II se celebra el día 2 de octubre. Se celebra como si fuera “fiesta” sobre todo en la Liturgia de las Horas.

La novena u otros actos de piedad depende de la devoción de las parroquias o comunidades cristianas.

¡Santiago y cierra, España!

Imagen de javcus


Santiago el Mayor, apóstol de EspañaSantiago el Mayor, apóstol de España

Hoy se celebra la festividad de Santiago el Mayor, apóstol y mártir (así que felicidades a Santiagos, Jacobos, Yagos…) y, aunque no lo parezca, es patrón de España. No lo parece porque empieza a ser raro que en España sea festividad civil y/o de precepto, como si se le quisiera arrinconar, a él y a todo lo que suene a España; y hacen mal, porque es el patrón en realidad de las Españas —y, por extensión, de toda la Iglesia jacobea—, y así lo reconocían los reyes cristianos de la Península en la adversidad de la guerra contra los mahometanos, siendo precisamente el grito «¡Santiago y cierra, España!» el que pronunciaron los reyes Alfonso VIII de Castilla, Pedro II de Aragón y Sancho VII de Navarra en la batalla de Las Navas de Tolosa, y posteriormente en todo combate.

A este respecto vale la pena leer un texto de Zacarías de Vizcarra: «El apóstol Santiago y el mundo hispano», publicado en la revista Arbil, en donde se cuenta la vida y destino del apóstol Santiago y se reflexiona sobre el papel que su carisma ha asignado a España ante el mundo. Aunque este país, como decía mi abuelo, se ha caracterizado siempre por «sopa de curas, o curas hasta en la sopa» (al menos queda el consuelo de que esta actitud, o muy fría o muy caliente, es la opuesta a la de la tibia que tanto denosta Jesucristo: mira que empiezo a vomitarte de mi boca) como ahora vivimos la «sopa de curas» conviene rezar la Súplica de Dom Guéranguer por España, que transcribo a continuación junto con la más clásica a Santiago el Mayor.

Vigilia de oración por toda vida humana naciente

Imagen de javcus


¿Sabían que S. S. Benedicto XVI ha pedido que se haga el próximo 27 de noviembre, comienzo del nuevo año litúrgico, una vigilia de oración por toda vida humana naciente? Yo, hasta que lo leí en el blog De Lapsis, no tenía ni idea. Mi sorpresa es que hoy, a sólo dieciséis días vista, he visto que ha empezado a aparecer la noticia en otros medios, y eso que el documento en PDF dirigido a las Conferencias Episcopales está fechado a 14 de junio del presente, ¡de hace ya cinco meses! Firma el documento (con dos anexos) el Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, y el Presidente del Pontificio Consejo para la Familia, y dice así:

Distribuir contenido