matrimonio

Guía de la buena esposa

Imagen de javcus


¡Ojo! ¡Tóxico para feminazis!: Telele que le dio a la exministra de Igualdad Bibiana Aído al leer el contenido de este artículo.¡Ojo! ¡Tóxico para feminazis!:
Telele que le dio a la exministra de Igualdad Bibiana Aído al leer el contenido de este artículo.

¿Están Vds. hartos de la subversión que ejerce el actual gobierno del Zejas? ¿Están hartos de sus ideologías de género y demás chorradas? ¿Ven que invade cada rincón de sus vidas? Pues nada, a grandes males, grandes remedios: les ofrezco munición ideológica de alto calibre. Es al feminazismo lo que el cañón Bertha a la Primera Guerra Mundial. Además, sin daños colaterales: altamente selectivo y destructivo de las (pocas) neuronas de los cerebros fanatizados feminazis y de efectos humorísticos refrescantes y vigorizadores en el resto.

Ya sólo por la terminología empleada («matrimonio», «esposa» en vez de «pareja» o «compañera», «hermosa», «dulce»…) representa la subversión de la subversión. Además, como desideratum es magnífico (al menos, más edificante que los consejos actuales), y ya se encarga la realidad de rebajarlos, no en vano la mujer española es de armas tomar (la mujer del que pergeñó estas reglas —su venganza— debía de ser un cáncamo); me conformo con que se aplique el 3%, como las comisiones (que dicen que reciben) de los partidos políticos.

Nota: No es una publicidad auténtica, como se cuenta en La Huella Digital. Eso no quita que sea muy divertido y sea un tóxico mental potente para «paritarios».

Portada de «Guía de la buena esposa»Portada de «Guía de la buena esposa»
Distribuir contenido