leyes

Los fueros de Cataluña

Coroleu, J., and J. Pella y Forgas, Los fueros de Cataluña, , Barcelona, Administracion San Pablo, pp. 770, 1878.

Pajín mentirosa: Fumar NO mata

Imagen de javcus

Pajín mentirosa: Fumar NO mata

Lo que no hizo el franquismo... lo hace la «democracia»

Águila de la vidriera de la Academia de infantería de ToledoÁguila de la vidriera de la Academia de infantería de Toledo

Pues sí. Me estoy refiriendo a la furia iconoclasta del Ministerio de la Verdad español, también conocido como Ministerio de Cultura —sí, el de los zejateros, agentes de la corrección política subvencionados con generosas dádivas—, que no para en mientes ante obras de arte como la vidriera de la Academia de Infantería de Toledo (en la foto), incluso aunque la eliminación de símbolos «ofensivos» —para los sectarios, claro— cueste un pastón o se tenga que saltar procedimientos legales establecidos. Es que ya se sabe que cuando se tiene un pasado político tan impresentable y criminal como el que tiene el PSOE, ERC, PSUC, PCE, etc., para que no se note se tiene que reescribir la Historia («Ley de Memoria Histórica» la llaman), desprestigiando y calumniando, a corto plazo, y, a largo, haciendo desaparecer la memoria de sus oponentes (incluso quitando el nombre de poblaciones fundadas por ellos, como es el caso de El Poble Nou del Delta, fundado como Villafranco del Delta). Con esto no estoy afirmando que los políticos del Movimiento Nacional fueran unos angelitos —que no lo eran—, pero ya me dirán si ha existido alguna vez algún régimen que conscientemente se hiciera el haraquiri político como cuando se autodisolvieron las Cortes franquistas para facilitar la transición a un régimen democrático. Dudo mucho que las ladillas políticas actuales hagan alguna vez algo parecido, y por eso se ha de borrar el recuerdo de lo que hicieron, no sea que alguien lo sugiera, ya que empieza a hacer falta.

Defensa de la vida y farmacéuticos

He recibido un mensaje electrónico de la Plataforma Ley y Farmacia, de cuya existencia informé en «Red Farmacia Responsable contra la PDD», en la que se protesta tanto de la condición de la Píldora del Día Siguiente como medicamento de dispensación libre como de la coacción a los farmacéuticos de ejercer la objeción de conciencia en el asunto. Como no soy ni farmacéutico ni médico, sólo puedo limitarme a transcribir íntegro el texto del cuerpo del mensaje para su mayor difusión.


Desde Ley y Farmacia os informamos de la iniciativa que está llevando a cabo José López Guzmán, Doctor en Farmacia y Director del Máster de Bioética en la Universidad de Navarra.

Por si queréis firmar o conocéis a alguien que pueda unirse a la plataforma y firmar la carta que será enviada a Carmen Peña, presidenta del CGCOF.

Para cualquier información o enviar las firmas podéis dirigiros a:

Susana Tejerina
✍ Avda. de Esteiro nº 10, 1º A. 15.403 — Ferrol (La Coruña)
susanatejerina [en] yahoo [punto] es
620 85 64 85

Red Farmacia Responsable contra la PDD

Hace poco que en el Blog de Natalia Pastor se colgó una anécdota que muestra el auténtico despropósito farmacológico de la dispensación libre de la píldora postcoital, más conocida como píldora del día después (PDD). Y miren por dónde me ha llegado hoy un comunicado de la Red Farmacia Responsable, que pide máxima difusión, sobre este peliagudo asunto.

No dice nada nuevo; de hecho, el contenido es muy conocido de todos aquellos que se han molestado mínimamente en informarse. Es más: desde el principio ha habido plataformas de farmacéuticos, como la Plataforma Ley y Farmacia, que en una fecha tan temprana como mayo de este año, cuando nuestro vómito de Gobierno comenzó el agit-prop preparatorio, denuncian la irresponsabilidad y las mentiras contumaces de las autoridades que, entre otras cosas, atentan de lleno contra la salud pública por motivos exclusivamente políticos e ideológicos. Vale la pena leer su comunicado por lo esclarecedor que es; la única pega de su iniciativa es que no se han enterado que pedir la dimisión de alguien con este Gobierno no sirve de nada: el problema está en el mismo vértice, en el voluntarismo alucinado y libertario de nuestro Presidente de Gobierno; si no, que se lo pregunten a los cadáveres políticos que ha dejado tirados por el camino cuando han dejado de ser útiles o le han enmendado la plana.

[Actualización 2009-10-08: Se informa en InfoCatólica que «la AEMPS se saltó las reglas para permitir que la píldora postcoital (del día siguiente o del día después, PDD) se venda en farmacias sin la receta médica que hasta ahora era preceptiva. En lugar de los exámenes, pruebas, resoluciones y autorizaciones preceptivos para modifi car las condiciones de venta de los demás medicamentos, en el caso de la PDD ha bastado un cambio de facto en los prospectos colgados en formato PDF en la web de la Aemps. No hay documento que avale los motivos por los que se han hecho estos cambios ni quién los ha hecho. Podría haberlos realizado el webmaster de la Aemps. De hecho, en uno de los casos, el del medicamento Postinor, los cambios están mal hechos.». Si querían pruebas del extremo al que puede llegar el sectarismo fanático de este Gobierno, ahí tienen una.]

La SS o Seguridad Social progresante, o cómo darle «matarile» con talante

Imagen de javcus


«Vamos, progres... ¡Alegradme el día!»«Vamos, progres... ¡Alegradme el día!»

La imagen de la derecha es un motivo para una camiseta, de la época de las últimas elecciones presidenciales de EE. UU. Parece algo exageradillo y violentillo, ¿no? Pues al paso que va el mundo, y quiénes lo dirigen, me temo que pronto va a ser que no, porque parecen empeñados en liquidarnos a unos cuantos, aunque eso sí: siempre por nuestro bien y el de la sociedad. Comentaba con sorna y acierto un blogger en «Hay prisa por matar»:

«Qué progresista y adelantado a su época fue ese gran filántropo de la humanidad llamado Adolf Hitler, y su doctor Brandt, promotor del plan de eutanasia terapéutica.

»Qué visionarios los nazis, que a pesar de haber utilizado después sus métodos de exterminio con una minoría racial (en una lamentable desviación de su programa original), al principio los usaron con quienes corresponde: minusválidos, personas con síndrome de Down, ancianos.

»Un lema sublime para estos gobiernos progresistas: “Una vida que no merece ser vivida”. Lo inventó ese otro gran filántropo, Joseph Goebbels».

Distribuir contenido