Islam

El Apocalipsis según Leonardo Castellani

Ya para concluir este ciclo sobre el pensamiento del P. Leonardo Castellani sobre el Apocalipsis y la Parusía, bastante exhaustivo de por sí y bien documentado, se incluye el escrito del P. Alfredo Sáenz, S. J. El Apocalipsis según Leonardo Castellani, argentino y jesuita como él, bastante fácilmente encontrable e incluso descargable en la Red, pero que por razones de completitud creo necesario reproducir, además de que nunca va mal el exceso cuando los gobiernos parecen empeñados en censurar la Red. Es una exposición bastante completa y amena que deja bien asentado el pensamiento de Castellani sobre el tema, remitiéndose a las diferentes obras que publicó, tanto novelas como escritos apologéticos.

Nota: Vengo observando que algunos autores emplean «esjatología» y «esjatológico» en vez de la correcta «escatología» (al menos para la 22.ª edición del Diccionario de la RAE) cuando se refiere al «conjunto de creencias y doctrinas referentes a la vida de ultratumba» (del gr. ἔσχατος, transcr. χ → lat. kh → cast. c), fonéticamente más cercano. No me parece mal, y evita equívocos, sobre todo porque la etimología de las dos acepciones es diferente (gr. «excremento»: σκῶρ, σκατός).

PS.: Este artículo viene de otro más antiguo por la reestructuración de esta página. Lo que se ha hecho es trocearlo por capítulos para mayor comodidad de lectura y descarga.

Obligatorio el crucifijo... al menos en este blog

Imagen de javcus


Pues sí, ¡qué pasa! ¿Acaso no puedo poner lo que me dé la gana en mi propio blog? Si alguien se ofende —normalmente moros y laicistas fanáticos—, ya sabe: el que se pica, ajos come. Jesucristo dijo que ofreciéramos la otra mejilla si nos abofetean (que, al paso que vamos, con los musulmanes y ateos compinchados haciendo pinza anticatólica, van a tener que ser las dos, no sé si alternadas o a la vez), pero eso no es incompatible con el otro mandamiento de predicar y dar testimonio del Evangelio por todo el mundo —o sea, darles la lata, que no nos queda más remedio que considerarles como prójimo—, lo que incluye el crucifijo y rogar y evitar, en la medida de nuestras fuerzas, que no cometan desmanes ni corrompan a inocentes, que si se quieren echar a perder o condenar, es asunto, aunque triste, exclusivamente personal.

Cuarta conferencia: «Los cuatro septenarios»

En esta parte, Castellani ya entra de lleno en la exposición de la estructura e interpretación del Libro de la Revelación, el Apocalipsis, centrándose en la enumeración y descripción de los septenarios, que, según su interpretación y de muchos exégetas de la antigüedad, corresponden a distintos aspectos o enfoques de la historia de la Iglesia:

  • Las siete Iglesias: siete tramos del camino de la Iglesia hasta su final;
  • los siete sellos: el auge del cristianismo (el caballo blanco) y su caída (los otros);
  • las siete trompetas o tubas: las herejías;
  • las siete fialas o bocales, el último Septenario: son castigos de Dios o calamidades de los últimos tiempos.

El resto de elementos del Apocalipsis lo deja para conferencias posteriores.


La profecía y el Fin de los Tiempos
Cuarta conferencia: «Los cuatro septenarios»

(impartida por el P. Leonardo Castellani el 28 de junio de 1969)
Audio disponible en Página Católica.


Los Septenarios o series de 7 de la profecía — Las siete iglesias — Carácter de los otros Septenarios — Los Cuatro Caballos simbólicos: Monarquía Cristiana, Guerra, Hambre y Persecución — Las siete plagas

The Persecution Times

Hace tiempo que estoy siguiendo el diario The Persecution Times, desde que lo encontré por casualidad en un artículo que hablaba sobre las persecuciones actuales contra cristianos en el mundo. Aunque sólo contiene noticias posteriores a febrero de 2008 (parece que hubo un problema con el anterior hospedador web), es increíble la cantidad de desgracias que les suceden a nuestros hermanos en la Fe de Cristo por razones religiosas. Si entienden el inglés, verán que se comunican asaltos, palizas, encarcelamientos, multas onerosas, decapitaciones… y en muchos países, aunque los que se llevan la palma son los de regímenes comunistas, islámicos y, últimamente, en la India. Lo curioso es que tampoco se libran países de tradición cristiana, como Gran Bretaña o Estados Unidos, en asuntos más relacionados con el laicismo rampante o por la violencia de grupos de inmigrantes islamistas. Como mínimo aparece una noticia a la semana, y últimamente parece que se acelera. Leer para creer.

Instrumentum regni

Imagen de javcus


¿Les sorprende ver el retrato de Hitler como califa islámico? Supongo que no hace falta decir que se trata de un montaje, realizado con un gracioso enturbantizador web y algunos retoques. Lo que sí puede que les asombre es su pensamiento sobre la religión, la Iglesia y la filosofía de partido, tal como cuenta Albert Speer en el capítulo «Obersalzberg» de sus Memorias. Y es que según se desprende de los diálogos de Hitler, era contrario a la espiritualidad pagana de las SS de Himmler y a la imposición de una religión de partido en sustitución del cristianismo, aunque no por motivos religiosos, sino políticos. Uno de los motivos de su desaprobación era el «misticismo» de la nueva religión, algo que consideraba que ya estaba felizmente superado y que no debía reaparecer; no es de extrañar esta aversión, puesto que para Hitler la utilidad de la religión era puramente instrumental, un mero instrumentum regni, un elemento de gobierno necesario para dar cohesión a un pueblo: en esto coincide con Rousseau y otros filósofos.

Distribuir contenido