Inmaculada Concepción de María

María Inmaculada, patrona de España

Imagen de javcus


Tríptico del milagro en la iglesia de EmpelTríptico del milagro en la iglesia de Empel

Hoy, 8 de diciembre, se celebra la Festividad de la Inmaculada Concepción, y como prácticamente cada año desde que me enteré, se recuerda el milagro de Empel (Flandes) de 1585, que hizo que fuera la Virgen bajo la advocación de la Inmaculada Concepción desde entonces patrona de la Infantería Española, y que se puede consultar con más detalle el desarrollo de los acontecimientos en los Anales del capitán Alonso Vázquez (también publicados en esta página), cronista de los hechos de los Tercios Españoles bajo el mando de Alejandro Farnesio, y cuya lectura recomiendo vivamente; incluso el año pasado recordé que se cumplía el 250.º aniversario de la Inmaculada Concepción como Patrona de España, y menos mal que lo hice, porque las celebraciones tuvieron un perfil bajísimo, indigno de la devoción que desde muy antiguo se le ha tenido en toda la Piel de Toro (si no se lo creen, sobre todo los separatistas, compruébenlo en los versos a la Inmaculada de Jacinto Verdaguer que comienza así: “Oh Verge Immaculada, / per vostra Concepció, / d’Espanya Reina amada, / salvau vostra nació, / Vós, María, sou l’estrella / que guià Espanya al Nou Món, / la de l’alba hermosa i bella / de la gloria que se’ns pon.”).

250 aniversario de la Inmaculada Concepción como Patrona de España

Imagen de javcus


Inmaculada Concepción de Murillo, del marqués de Esquilache.Inmaculada Concepción de Murillo, del marqués de Esquilache.

Antes que nada, por haber sido hoy la festividad de La Inmaculada Concepción, ¡felicidades Inmaculadas, Conchitas, Inmas…! Y también felicidades a España y Estados Unidos, ambas naciones bajo el patronazgo de la Inmaculada Concepción. En el caso de España, ya comenté por estas fechas las causas de su patronazgo, junto con el olvidado, aunque gracias a Internet cada vez más recordado milagro de Empel que hizo que además lo fuera de los tercios de Flandes y posteriormente de la infantería española (actualización: «rojobilbao» comenta en Embajador en el Infierno un buen trabajo que indica la más que probable relación del milagro con una antigua tradición en Horcajo de Santiago y que es, además, un muy buen resumen de los sucesos del milagro).

En el caso de EE. UU., fue en 1792 cuando el obispo de Baltimore, John Carroll, consagró a la recién nacida nación de los Estados Unidos a la protección de la Inmaculada Concepción, y en 1847, el Papa Pío IX formalizó dicho patronazgo. Ignoro lo que impulsó al obispo Carroll a consagrar a su nación a la Inmaculada Concepción (desde luego, se deduce que, por ser anterior a la promulgación del dogma, era un inmaculista y muy probablemente fervoroso), pero quizás tuvo también algo que ver el que España obtuviera el reconocimiento oficial de la Santa Sede de su patronazgo unos años antes, en 1760, bajo el reinado de Carlos III, con la bula Quantum Ornamenti, aunque ya un mes antes, el 8 de noviembre de 1760, S. S. Clemente XIII ya había firmado un decreto proclamando a la Inmaculada como Patrona de España. En resumen, que hoy se celebra el 250 aniversario del patronazgo de la Inmaculada Concepción de María de España.

Inmaculada Concepción de Esquilache

Imagen de javcus

Inmaculada Concepción de Esquilache

«La Inmaculada Concepción» de Murillo, que perteneció al Marqués de Esquilache, ministro de Asuntos Militares de Carlos III, y actualmente en el museo Hermitage de San Petersburgo.

El milagro de Empel (continuación)

Vázquez, A., "Libro noveno. De las guerras civiles y rebelión de Flandes, en que se contienen los sucesos del año 1585", Colección de Documentos Inéditos para la Historia de España, vol. LXIII, no. Los sucesos de Flandes y Francia del tiempo de Alejandro Farnese, por el Cap. Al. Váz., Sgto. mayor de Jaén y su distrito,..., Madrid, Imprenta de Manuel Ginesta, Calle de Campomanes núm. 8, 1879.

Concluye la crónica de los hechos del milagro de Empel, junto con algo de las acciones posteriores de los tercios hasta fin de año, donde acaba el libro noveno de los anales.

El milagro de Empel

Vázquez, A., "Libro noveno. De las guerras civiles y rebelión de Flandes, en que se contienen los sucesos del año 1585", Colección de Documentos Inéditos para la Historia de España, vol. LXIII, no. Los sucesos de Flandes y Francia del tiempo de Alejandro Farnese, por el Cap. Al. Váz., Sgto. mayor de Jaén y su distrito,..., Madrid, Imprenta de Manuel Ginesta, Calle de Campomanes núm. 8, 1879.

Aquí comienza propiamente el relato de los hechos del milagro. Los soldados se veían perdidos, aislados por el agua, ateridos de frío, hambrientos y completamente a merced del enemigo que los hostigaba con su flota, y Bobadilla los exhorta a arrepentirse, confesar y comulgar para prepararse para lo peor, y orar para que Dios remedie su apuro, puesto que ya todo lo humano se ha hecho y no ha servido para nada. Es entonces cuando aparece la tabla con la imagen de la Inmaculada al cavar un soldado un refugio, y se encomiendan a ella. Mientras tanto, los habitantes de Bolduque apoyan, con devociones, exposición del Santísimo y penitencias, a los españoles. Bobadilla decide al fin ir a por todas, y empiezan a helase las aguas que los tenían aislados.

Distribuir contenido