crimen

Sinfonía en Rojo mayor

Hace años que circula por internet la traducción en inglés de un capítulo del libro de Josef Landowsky Sinfonía en rojo mayor ([1]) con permiso del traductor y editor, D. Mauricio Carlavilla «Mauricio Karl» (fallecido el 24 de junio de 1982, cuya vida da para una novela e incluso más polémica, y que reseñaré en otro artículo). Este texto provoca encendidos debates en los foros, al contener el presunto interrogatorio secreto de Christian Rakovski en 1938, por parte de un agente de Stalin, Gabriel G. Kusmin, durante las purgas stalinianas contra los trotskistas. Tal como indica el traductor y editor, se trata de una autobiografía de un médico de la NKVD especialista en anestésicos, y dice textualmente aquél en una advertencia al final del libro:

«Ésta es la penosa traducción de unos cuadernos hallados sobre el cadáver del doctor Landowsky, en una isba del frente de Leningrado, por el voluntario español A. I.

»Él nos lo trajo. Su reconstrucción y traducción fue lenta, trabajosa, dado el estado de los manuscritos. Duró años. Aún más tiempo estuvimos dudando para su publicación. Eran tan maravillosas e increíbles sus revelaciones del final, que jamás nos hubiéramos decidido a publicar estas memorias si los hombres y los hechos actuales no les dieran plena autenticidad.

»Antes de que vieran estas Memorias la luz, nos hemos preparado para la prueba y la polémica.

»Respondemos personalmente de la verdad absoluta de sus hechos capitales.

»Veremos si hay alguien capaz de refutarlos con evidencias o razones…

»Esperamos.»


Referencias

  1. Landowsky, J., Sinfonía en Rojo mayor, , Madrid, Ed. «Nos», 1950.

Radiografía de una revolución (4.ª parte)

Sigue y concluye la transcripción del interrogatorio a Rakovski en esta cuarta entrega. Esta parte se centra en los detalles y oportunidad de un pacto entre Hitler y Stalin, justificándolo con la historia cercana y nombres personales y de instituciones, muchas de ellas, estadounidenses. Concluye con una justificación filosófica que enlaza el idealismo hegeliano con el naturalismo de Spinoza, filosofía que, según Rakovski, es la de los personajes que están tras la Finanza («Ellos»), y que lo que buscan es la síntesis entre la tesis comunista y la antítesis capitalista en lo que devendría un capitalismo-comunista detentado por ellos.

Radiografía de una revolución (2.ª parte)

En esta segunda parte, el diálogo se centra en el papel de la Finanza internacional en las crisis occidentales y, en particular, en las rusas, destacando su papel en la desestabilización de Rusia y financiación de la Revolución rusa, y del aupamiento de Trotsky como agente suyo en la revolución. De paso, se narra el papel de éste en los sucesos de Sarajevo detonantes de la Primera guerra mundial. También se narra la intencionalidad «proletarizante» del Tratado de Versalles, para facilitar la revolución comunista en la República de Weimar, y el ablandamiento de su implantación y el ascenso de Hitler, financiado también por ellos, a partir de la caída en desgracia de Trotsky con Stalin, para dirigirlo contra éste y poder practicar una política derrotista en la URSS, como hicieron con los zares, que lo derroque. También se afirma el papel destacado, pero subordinado, de la masonería en todas las revoluciones contemporáneas, siendo los «cerebros» miembros de la Finanza. Por último, se indica que, a causa de la efectividad de las purgas stalinianas contra los trotskistas, interesa postponer el ataque de Hitler y se empieza a esbozar un cambio de planes para que ataque a las naciones occidentales.

Radiografía de una revolución (1.ª parte)

En esta primera entrega el interrogatorio versa sobre la razón y métodos reales del Marxismo, los planes trotskistas previos a las purgas de Stalin con el ascenso de Hitler y un esbozo de las actuaciones de la Finanza internacional.

La SS o Seguridad Social progresante, o cómo darle «matarile» con talante

Imagen de javcus


«Vamos, progres... ¡Alegradme el día!»«Vamos, progres... ¡Alegradme el día!»

La imagen de la derecha es un motivo para una camiseta, de la época de las últimas elecciones presidenciales de EE. UU. Parece algo exageradillo y violentillo, ¿no? Pues al paso que va el mundo, y quiénes lo dirigen, me temo que pronto va a ser que no, porque parecen empeñados en liquidarnos a unos cuantos, aunque eso sí: siempre por nuestro bien y el de la sociedad. Comentaba con sorna y acierto un blogger en «Hay prisa por matar»:

«Qué progresista y adelantado a su época fue ese gran filántropo de la humanidad llamado Adolf Hitler, y su doctor Brandt, promotor del plan de eutanasia terapéutica.

»Qué visionarios los nazis, que a pesar de haber utilizado después sus métodos de exterminio con una minoría racial (en una lamentable desviación de su programa original), al principio los usaron con quienes corresponde: minusválidos, personas con síndrome de Down, ancianos.

»Un lema sublime para estos gobiernos progresistas: “Una vida que no merece ser vivida”. Lo inventó ese otro gran filántropo, Joseph Goebbels».

Venezuela la enrojecida

Imagen de javcus


¿Qué demonios está pasando en Venezuela? Las noticias que llegan de allá (en prensa y directas) son horrorosas: descontrol, homicidios generalizados... que dejan las estadísticas de zonas de guerra como simples anécdotas. Para colmo, hoy se vota una reforma constitucional que permitiría que el orate que ocupa la presidencia, causante de esta anarquía encubierta, (aquí, en España, alias “el Gorila Rojo”) se pudiera perpetuar en el poder.

Lo último que me ha llegado en un e-mail me parecería increíble si no fuera porque ya he oído rumores parecidos por otra vías. Se trata de un presunto proyecto de reforma constitucional que convertiría a Venezuela en un estado políticamente muy semejante a Cuba... e incluso en algunos aspectos a la extinta URSS. Por su interés lo transcribo íntegramente (salvo correcciones ortográficas), tal como me llegó.

Distribuir contenido

Noticias