Cataluña

«La Diada» pero la de verdad, no la impostura separatista

«L’Onze de Setembre» de Antoni Estruch (1909)«L’Onze de Setembre» de Antoni Estruch (1909)

No tenía pensado escribir absolutamente nada ni sobre la Diada —siempre me ha parecido una idiotez celebrar una derrota cuya fecha, para colmo, es incorrecta— ni sobre el separatismo catalán —que no catalanismo, aunque se hayan apropiado del término— porque, la verdad, sólo de pensarlo, me «estreso»: no en vano tuve que aguantar sus gilipolleces durante toda mi vida escolar y universitaria. Y digo «gilipolleces» porque prácticamente todo su ideario se basa en cuentos de hadas, agravios imaginarios y fraudes históricos. Pero como las cosas se están poniendo tan feas en Cataluña, al final me he decidido, a ver si se recupera un poco el famoso «seny» del que tanto presumen.

Como abreboca de lo dicho —y que cualquier político podría leer hoy en homenaje a los defensores de Barcelona, a ver si se le abren los ojos a más de uno— se recuerda en Catalanitat és Hispanitat el bando publicado en el Portal de San Antonio a las 3 de la tarde del 11 de septiembre de 1714 y colgado por las calles de Barcelona:

Los fueros de Cataluña

Coroleu, J., and J. Pella y Forgas, Los fueros de Cataluña, , Barcelona, Administracion San Pablo, pp. 770, 1878.

Sant Josep TV, oremus pro vovis

Sant Josep TVSant Josep TV

Los que vivan en Barcelona y tengan instalación colectiva sencilla o antena individual es posible que hayan sintonizado y visto el canal Sant Josep TV, la única emisora católica de la zona, que emitía alegalmente por el canal 60 UHF, un canal libre que no interfería con ninguno cercano. La primera vez que la vieron posiblemente se sorprendieron de su existencia puesto que, en cambio, proliferan en el área las emisoras de telepredicadores vociferantes y telecharlatanes, cuando no alguna local con programación pornográfica en abierto en horario nocturno.

Esta emisora, impulsada y dirigida por el P. Mariano de San Félix, aunque emitía mayoritariamente programación de EWTN (la conocida como emisora de Madre Angélica) y algo de Popular TV, también producía programación propia, normalmente en catalán, siendo los más interesantes (aunque reconozco que algunos programas eran unos tostonazos) las entrevistas a personas destacadas del mundo católico. Gracias a ellos mi familia y sus amistades conocieron la ya mencionada EWTN, la obra del P. Alfredo Sáenz, los exorcismos del P. Antonio Fortea, etc., etc., etc.

Yo también soy Germinans Germinabit

¡La que se está armando a propósito de Germinans Germinabit! Y la verdad es que, si sus detractores (muchos, eclesiásticos) fueran coherentes consigo mismo y con sus actos, no tendrían motivos de reproche contra este blog, porque lo único que hace es ejercer el derecho de opinión. Claro está que no se trata de coherencia, sino de falta de costumbre de que se les critique y se les ventilen los trapos sucios. Hasta ahora gozaban ellos, los autodenominados «críticos» (por supuesto, con el Papa, con la jerarquía que no es de la cuerda «nacional-progresista», con muchos puntos de la doctrina católica...), de la más absoluta impunidad, amparados por Matrix (afortunada expresión que describe a la perfección la realidad virtual catalana) y sus instituciones y altavoces mediáticos, y se han topado en Germinans con la horma de su zapato, aunque con una gran diferencia: Germinans sólo esgrime, sólo puede esgrimir, la palabra —y con una gran pobreza de medios, por cierto— difundiendo a los cuatro vientos lo que pasa en la Iglesia catalana. Y eso es lo que no pueden soportar.

Distribuir contenido