Novena al Santo Ángel Custodio de España

Santo Ángel Custodio de España: Reducción de la estampa del Santo Ángel Custodio de España mandada dibujar por el mismo Reverendísimo Señor Don Manuel D. Sol (Beato Manuel Domingo Sol, 1836-1909).Santo Ángel Custodio de España: Reducción de la estampa del Santo Ángel Custodio de España mandada dibujar por el mismo Reverendísimo Señor Don Manuel D. Sol (Beato Manuel Domingo Sol, 1836-1909).

En «Una festividad olvidada… pero más necesaria que nunca» ya indiqué que existe la Festividad del Santo Ángel Custodio del Reino de España que, como indica la Conferencia Episcopal Española,

Por ajustes en el Calendario después del (Concilio) Vaticano II se celebra el día 2 de octubre. Se celebra como si fuera “fiesta” sobre todo en la Liturgia de las Horas.

La novena u otros actos de piedad depende de la devoción de las parroquias o comunidades cristianas.

El propio autor de esta Novena [1] en la meditación correspondiente al día cuarto escribe:

No se trata de una devoción de origen privado, que pueda parecer a unos o a otros más o menos acertada; se trata de una de­voción aprobada por la suprema autoridad de la Iglesia, y litúrgica, oficial. La Santa Sede Romana, accediendo a los piadosos deseos del Rey D. Fernando VII, concedió a España que el día 1° de Octubre de cada año se tuviere la fiesta del Santo Ángel Cus­todio de este Reino, con oficio propio, para darle gracias por la asistencia con que nos favorece, por haber puesto fin al cautiverio del Rey y a tantas calamidades como acaba de pasar España y para impetrar su auxilio y protección en los tiempos venideros.

Como está prácticamente olvidada esta devoción y además es más necesaria que nunca, reproduzco en estas páginas esta Novena para su máxima difusión.


Omnia sub censura S.R.E.

A la santa memoria de
D. Manuel D. Sol, Presbítero.

De tí, amado Padre, aprendí a venerar y amar al Santo Ángel Custodio de España; en el Pontificio Colegio Español de San José, de Roma, con fervor piadoso y con patriótico ardimiento nos inculcabas a todos los alumnos esta santa devoción; por tu amor salgo a propagarla; ¡que tu veneranda memoria cubra desde su primera página mi pobre trabajo! Mejor que antes en la tierra, puedes ahora desde el cielo lograr que se extienda y arraigue.

L. E. G.
(Leopoldo Eijo Garay, Obispo)

Novena al Santo Ángel Custodio de España

Por la señal…

Acto de contrición.

Señor mío Jesucristo…

Oración para todos los días.

Oh, bienaventurado espíritu celestial, a quien la Divina Misericordia se ha dignado confiar el glorioso Reino de España, para que lo defiendas y custodies; postrados ante ti y en amorosa unión contigo damos al Se­ñor humildes y fervientes gracias por haber tenido para con nosotros la misericordiosa providencia de ponernos bajo tu protección; contigo le alabamos y bendecimos y a su di­vino servicio rendidamente nos ofrecemos.

Acepta, Ángel Santo, estos piadosos cul­tos que a tu honor dedicamos, ilumina nuestras inteligencias, conforta nuestras volunta­des, presenta al Señor nuestras plegarias avaloradas con las tuyas; defiéndenos del enemigo de nuestras almas, que también lo es, y muy feroz, de nuestra Patria; alcánza­nos del Señor que saquemos fruto y provecho espiritual de estos cultos, que crezcamos en la veneración a ti, en tu amor y en la docilidad a tus enseñanzas y dirección para que defendidos, custodiados y regidos por ti sirvamos fidelísimamente a Dios en nuestra vida privada y pública; para que se salven muestras almas y las de nuestros compatrio­tas todos; para que España sea siempre el paladín de la Fe Católica y Dios Nues­tro Señor la bendiga, prospere y glorifique. Amén.

Después de la meditación, oración y ejemplo de cada día que se ponen más adelante
(días I, II, III, IV, V, VI, VII, VIII y IX)
se terminará con lo siguiente:

Antífona.

“¡Bendito sea el Señor, que por medio del Ángel de salvación visitó a nuestro pueblo y nuestra Nación y la libró de las manos de cuantos la odiaban y dirigió nuestros pasos por el camino de la paz!”

V) —“Enviará el Señor su Ángel en rededor de los que le temen.”

R) —“Y los librará.”

Oración.

Omnipotente sempiterno Dios, que con inefable Providencia has destinado un Án­gel a cada Reino para su custodia: concé­denos, te suplicamos, que por las preces y el patrocinio del Ángel Custodio de nuestro Reino nos libremos siempre de toda adversidad. Por Jesucristo Nuestro Se­ñor. Amén.


18 Junii 1917
Imprimatur.
Prudentius, Epus. Matritensis Complutensis.


Referencias

  1. Eijo Garay, L., Novena al Santo Ángel Custodio de España, , 1.ª, Madrid, Imprenta Enrique Teodoro, pp. 105, 1917.

Noticias