Política

Conspiración anticristiana

Primera página del cuerpo del primer tomo de «Memorias para servir a la historia del Jacobinismo», 1827Primera página del cuerpo del primer tomo de «Memorias para servir a la historia del Jacobinismo», 1827

(Aquí empieza propiamente dicho el contenido del primer tomo de Memorias para servir a la historia del jacobinismo del abate Barruel. Por razones de comodidad, todos los capítulos se disponen como páginas hijas de ésta. Pueden observar que aparece también un cuadro de contenido en la cabeza de la columna derecha de esta página —y de todas aquellas en este portal que estén estructuradas como «libro»— para facilitar la lectura y el acceso a la información. Las notas al pie de página del traductor, como suelen ser relativamente extensas dado su carácter explicativo o informativo, se dispondrán por regla general al margen, para mayor comodidad de lectura, y se respeta la marca mediante asteriscos original del libro. Las notas al pie del autor, que siempre se consignan con cifras, como en la publicación original, suelen ser referencias bibliográficas, por lo que se dispondrán en general al final de la página, y sólo se mostrarán al margen cuando la extensión, importancia o carácter aconseje lo contrario. Todas las marcas siempre serán hiperenlaces para facilitar la navegación y consulta; también los títulos de las secciones, por si se quieren enlazar desde otra página. En cualquier caso, como éstos son detalles «cosméticos» de maquetación, en un primer momento de la publicación posiblemente no estén disponibles, puesto que lo que se prima es el contenido.)

Discurso preliminar del autor

Imagen de javcus


(del primer tomo del libro del abate Augustin Barruel
Memorias para servir á la historia del Jacobinismo, 1827,
transcrito con la ortografía original de la obra.)

Importancia de la historia del Jacobinismo. — Primer error que se debe disipar sobre la causa de la revolucion. — Verdades opuestas á este primer error. — Segundo error sobre la naturaleza de la revolucion. — Verdades opuestas á este segundo error. — Consecuencia legítima de estas verdades. — Importa á los pueblos saber los proyectos de los Jacobinos. — Interes de las Potencias. — Objeto de estas Memorias. — Triple conspiracion que se ha de manifestar, y plan de estas Memorias. — Consiguientes de estas conspiraciones.

Augustin Barruel, el autor de estas MemoriasAugustin Barruel, el autor de estas Memorias

Desde los primeros dias de la revolucion francesa, se manifestó, con el nombre fatal de Jacobinos, una secta, que enseña y sostiene que todos los hombres son iguales y libres. En nombre de esta igualdad y libertad asoladoras, los Jacobinos derribaron los altares y los tronos; y, proclamando igualdad y libertad, excitaron la rebelion y precipitaron los pueblos en la mas horrorosa anarquía. En el instante que apareció, contó la secta con trescientos mil iniciados y la sostenian dos millones de brazos, que se movian á su voluntad en toda la Francia, armados de teas incendiarias, de picas, de segures y de todos los rayos abrasadores de la revolucion. Las atrocidades inauditas que se vieron y cometieron, y la sangre de los pontífices, sacerdotes, nobles y ricos, de ciudadanos de toda clase, edad y sexo, que inundó aquel vasto imperio, fue obra de los Jacobinos, que protegieron, pusieron en movimiento y dieron impulso y accion á los asesinos. Estos, despues de haber ultrajado y cubierto de ignominia en una larga prision al rey Luis XVI, á la reina y á la princesa Isabel su hermana, los asesinaron autorizadamente sobre un cadalso, amenazando al mismo tiempo á todos los X soberanos de la tierra con el mismo destino. Ellos han hecho de la revolucion francesa el azote de la Europa y el terror de las potencias, que se coligaron en vano para atajar los progresos de los ejércitos revolucionarios, mas numerosos y devastadores que los de los Vándalos.

Prólogo del traductor

Imagen de javcus


(del primer tomo del libro del abate Augustin Barruel
Memorias para servir á la historia del Jacobinismo, 1827,
transcrito con la ortografía original de la obra.)

Raymundo Strauch y Vidal, obispo de Vic y traductor del libro (Fototeca.cat)Raymundo Strauch y Vidal, obispo de Vic y traductor del libro (Fototeca.cat)

En todos tiempos la religion y sus profesores han tenido enemigos. El autor y consumador de nuestra fe, Jesucristo, hijo de Dios y hombre verdadero, ya echó en rostro á los incrédulos de su tiempo, que sus padres habian perseguido á los profetas y sabios que les habia enviado, y aseguró mas de una vez á sus apóstoles, que serian perseguidos por su santo nombre. Sus enemigos le quitaron la vida con los mas exquisitos tormentos en las afrentas de una cruz, y dijo á sus discípulos, que si él habia sido perseguido, tambien ellos lo serian. En todos los siglos del Cristianismo, desde aquella época, se han levantado hombres, unos con el poder de las armas, otros con las astucias del sofisma contra esta santa religion. Los anales eclesiásticos nos recuerdan ya la tiranía de las potestades del siglo, ya la sofistería de los sabios del mundo empeñados en acabar con el Evangelio. Los Nerones, Dioclecianos, Maximianos, Julianos, sus prefectos y satélites afilaron los cuchillos, encendieron las hogueras, y abusaron del poder para sacrificar los cristianos. Los Celsos, los Porfirios y otros sabios paganos, pretendieron con su falsa filosofia impugnar la religion. Los hereges conspiraron con los tiranos y falsos filósofos al mismo fin y objeto.

La conjura contra el altar

La guillotina, instrumento filosófico por excelencia.La guillotina, instrumento filosófico por excelencia.

Barruel, A., "Memorias para servir a la historia del Jacobinismo / su autor Barruel; traducidas al castellano, y aumentadas con algunas notas relativas a la revolución de España del año 1808 por Raymundo Strauch y Vidal (tomo I)", Memorias para servir a la historia del Jacobinismo, vol. 1, Perpiñán, Imprenta de J. Alzine, 1827.

Hace ya cierto tiempo que leí la obra magna del abate Augustin Barruel, Memorias para servir a la historia del jacobinismo (¿largo, verdad que sí? Pues el título completo lo es más: el que aparece al comienzo del artículo), la madre de todas las conspiranoias, como dice en broma el blogger Embajador en el Infierno, y parece ser que se ha vuelto a publicar.

El abate Barruel fue uno de tantos jesuitas víctimas de la expulsión y disolución de la Compañía de Jesús, y presenta en esta obra una avalancha de datos relacionados con las maquinaciones de los philosophes del conocido como siglo de las Luces, muy esclarecedora de sus métodos y objetivos, en particular de los que, según el abate, forman el núcleo de la conjura: Voltaire, el patriarca, d’Alembert, el agente más astuto, Federico II de Prusia, el protector y, a veces, consejero, y Diderot, el hijo perdido. ¿Cuál es el objetivo último de la conjura, según Barruel? Siempre ha estado claro que fue el lema que conoce mucha gente: Ecrasez l’infame («destrozad al infame»); lo que demuestra, en cambio, es que, a diferencia de la creencia del común de la gente que piensa —o le han dicho que pensase— que se refiere al rey y, por extensión, al antiguo régimen, en realidad apunta al núcleo de lo que fue la civilización occidental hasta el momento: Jesucristo y su religión.

«Z» de zascandil, zoquete, zote...

Imagen de javcus


Berlusconi sibilinamente escarnece al oligofrénico de la Moncloa, y el muy imbécil no lo pilla.Berlusconi sibilinamente escarnece al oligofrénico de la Moncloa, y el muy imbécil no lo pilla.

El asesor de la última campaña electoral, que cambió «ZP» por «Z» para referirse al impresentable de nuestro iluminado Gran Timonel, se equivocó completamente. ¿Qué epítetos le vienen a la mente que empiecen por «Z»? Muchos de ellos, insultos: zascandil, zoquete, zote, zopenco… y lo malo para él es que, además, le vienen como anillo al dedo.

El auténtico secreto de cómo ha aguantado tanto sin que la gente se haya dado cuenta de lo peligroso que es este tío —la que no haya querido, mejor dicho— se debe a varios factores: resentimiento social exacerbado, demagogia, conveniencias políticas de prácticamente todo el arco parlamentario y de parte del extranjero… pero para que se dé todo esto, ha hecho falta un elemento imprescindible: la complicidad de casi todos los medios de comunicación tanto en su exaltación como en la demonización de la disidencia (con la debacle, ya se está aireando cómo se las gastan).

La profecía y el Fin de los Tiempos

En «Una de conspiraciones», uno de los primeros artículos de Infokratia, indicaba la existencia de una página de título bastante sugerente que relacionaba a Barack Obama con el Anticristo. Por este motivo, y porque se han escrito muchas tonterías sobre el tema, tenía pensado escribir algo sobre lo que se dice de este personaje (¿del futuro?) y, en general, del libro del Apocalipsis, ya que está tan «de moda». Ardua tarea, porque se ha escrito mucho, bueno y malo, acertado y ridículo, y cuesta mucho separar el trigo de la paja. Y es aquí donde viene en ayuda inestimable el ya conocido P. Leonardo Castellani con un ciclo de conferencias que pronunció en 1969 en la Parroquia del Socorro, Buenos Aires, que es de lo más decente, sistemático y exhaustivo que se ha escrito sobre el tema. El texto es la transcripción de las grabaciones, supongo que con magnetófono, tomadas en directo; ya se verá que el transcriptor intercala las incidencias en el sonido. Tan solo me limitaré a comentar algunos párrafos con notas al margen, por ejemplo cuando observe que en la actualidad, cuarenta años más tarde, alguna de las señales se puedan interpretar de manera diferente o más precisa o vea necesario matizar o comentar algunas de sus afirmaciones.

La transcripción de las conferencias (que fueron siete, aunque sólo se recoge el de las cinco primeras) fue tomada de Et voilà ! “unpublished & unpublishable bits and pieces”, una página argentina que recoge información muy interesante, con documentos inéditos; está en formato .doc. El texto que se muestra en este artículo y los que siguen es el mismo del original, salvo enmiendas tipográficas y algún salto de párrafo forzado por razones de edición.

Nota: Los que sigan este blog verán que estos artículos son una reestructuración de otros más antiguos.

Actualización: Página Católica — Archivo sonoro de la buena doctrina está publicando el audio original de las conferencias. Se enlazan en los artículos de Infokratia los correspondientes artículos.

Distribuir contenido