Dichos, actos y hechos — Pío Moa

Distribuir contenido
Dichos, Actos y Hechos
Actualizado: hace 13 mins 40 segs

Moradiellos avanza, pero no lo bastante

Mar, 2018/10/23 - 10:53
El profesor Moradiellos ha publicado Franco, anatomía de un dictador. Ya el título es algo absurdo. Dictadores hay y habrá muchos y del mil tipos, pero el caso de Franco no responde a ningún estereotipo. Sería como decir Blair, anatomía de un demócrata, o De Gaulle, anatomía de un general,  etc. El autor ya había escrito una Crónica de un caudillo casi olvidado, confundiendo de entrada sus deseos con la realidad, porque Franco y su régimen no han cesado de suscitar bibliografía y presencia política desde su muerte.  Aquella crónica, como otros libros suyos sobre el tema o la guerra civil, era una verdadera sarta de disparates, pero este último parece  mejor, a juzgar por la entrevista que le hace uno de los ignorantes periodistas  típicos del ABC,  un periódico que lo debe todo a Franco pero que desde Ansón juega a hacerse el antifranquista duro (trato el hecho, irrisorio en sí mismo, en Los mitos del franquismo).

los mitos del franquismo-pio moa-9788490603499

Digamos de entrada que en estos cuarenta años la bibliografía sobre Franco y su régimen ha sido en su inmensa mayoría militantemente antifranquista, lo que por sí solo ya señala la enorme importancia histórica del personaje, importancia que niegan puerilmente los mismos que se obsesionan con él. Una bibliografía increíblemente estúpida, por sus contradicciones e incoherencias. Con el tiempo, Moradiellos ha ido mejorando, y señala en ABC: “Es absurdo decir que era tonto, que no tenía ideas políticas”. Cierto, venció militar y políticamente a todos sus enemigos durante cuarenta años, pero la bibliografía al uso, empezando por Preston y siguiendo por el propio Moradiellos hasta ahora, lo presenta como prácticamente un idiota semianalfabeto, y como inteligentes e ilustrados a sus enemigos, sobre todo a Negrín, a quien Moradiellos ha dedicado también una hagiografía (recomendaba El País al sujeto como “ciencia más democracia” ¿Increíble? Nada es increíble cuando uno se mete en esa literatura). Pero a continuación ya desbarra el entrevistado: según él,  la idea política de Franco era el mando militar. Y ello a pesar de que el ejército, salvo los años de mayor peligro,  quedó siempre en segundo plano, sin apenas intervención política y sin grandes presupuestos. En cuanto a su inspiración en Menéndez Pelayo y en el catolicismo, es cierta, y sería la causa de la ruina del franquismo después del Vaticano II. Otro error de Moradiellos es hablar del puente aéreo desde el 6 de agosto el 36, que permitió salvar la desesperada situación de los nacionales al comienzo de la guerra, y  atribuyéndolo implícitamente a los alemanes. Empezó el mismo 20 de julio con aviones españoles  y para el 6 de agosto ya había conseguido objetivos estratégicos clave. Lo único que hicieron los aviones alemanes fue incrementarlo. Lo he expuesto en Los mitos de la guerra civil, que debería haber consultado el autor. Tampoco sobre el valor militar de Franco acierta al usar una frase realmente necia –ya señaló Gregorio Marañón la estupidez como una nota del antifranquismo–: “No es Napoleón, pero es de lo mejor que tenemos”. Napoleón perdió muchas batallas importantes, fue derrotado en Egipto, Rusia y España y finalmente perdió la guerra. Franco no perdió ninguna batalla y ganó la guerra partiendo de una situación prácticamente desesperada, y lo hizo  con extraordinaria economía de fuerzas y de bajas. De ningún otro general del siglo XX en cualquier país creo que pueda decirse algo parecido. Cuando los historiadores antifranquistas consigan dejar de lado su bobería, podrán adelantar algo.

los mitos de la guerra civil-pio moa-9788497340939

En política, Franco resulta, según Moradiellos,  ”un posibilista. Se llevaba bien con todos”. Se ve que no tiene ni idea de lo difícil que es en política lidiar con cuatro partidos muy distintos, cada uno de ellos con su sector antifranquista: los monárquicos juanistas, los carlistas, los falangistas y los católicos políticos. Mantener bajo la rienda a fuerzas que se habían opuesto hasta el suicidio revela una destreza política realmente excepcional, inédita en la historia de España desde por lo menos la invasión francesa. Después de oír las simplezas de Moradiellos, el pasmado periodista, le pregunta: “¿Por qué nos hemos ahorrado toda esa complejidad? ¿Por qué exageran incluso historiadores serios?” Se ve que el entrevistador se considera muy serio. Respuesta: “(porque) es el resultado de una guerra, la institucionalización de la victoria” y “Es muy duro aceptar que medio país era franquista”. En realidad mucho más que medio país era franquista, con más o menos intensidad, y lo fue hasta el final, como podemos corroborar quienes luchamos realmente contra él, y como demostró el referéndum de 1976, cuando se aceptó la democracia no contra el franquismo sino desde el franquismo, y contra quienes  querían negarlo para volver a la supuesta legitimidad de 1936. ¿Y por qué es “duro de aceptar? Porque, como casi todos los seudohistoriadores, olvida la cuestión crucial de la guerra:  el carácter del Frente Popular, una agrupación de totalitarios y golpistas de izquierda y de separatistas, que subió al poder en unas elecciones fraudulentas (verdadero golpe de estado)  e impuso en el país el caos y la tiranía. Según la historiografía habitual (estúpida, insisto), aquel conglomerado representaba la  libertad, la democracia; y quienes se sublevaron representaban el fascismo, la opresión más brutal. El hecho que sistemáticamente se oculta es que el Frente Popular amenazaba de modo inmediato con la disgregación de la nación española, la imposición de regímenes totalitarios al estilo soviético y la erradicación de la cultura cristiana. Sus enemigos representaban la defensa de la nación, de la cultura cristiana y de la libertad personal, aunque las libertades políticas se restringieran a sus enemigos. El Frente Popular no representaba ninguna democracia sino que impidió esta para muchos años, y hoy un tercer frente popular amenaza seriamente las libertades y la integridad nacional. Mientras esta evidencia no sea reconocida, las historias de aquel período seguirá siendo una sarta de incoherencias, disparates y falsedades, y la guerra no se superará.    Así, en lugar de partir de este análisis, la insistencia se centra en el número de víctimas, actualmente solo de las causadas por los vencedores. Moradiellos admite, y es un avance, que también el Frente Popular asesinó cuanto pudo. En toda guerra hay víctimas de los dos lados, y por eso lo que importa esencialmente es discernir qué defendía cada bando y por qué se llegó al conflicto bélico. Algo que, hoy por hoy, creo que solo es posible encontrar en mis libros, que Moradiellos debería leer. Porque incluso en la bibliografía franquista, muy superior a la contraria en detalles y veracidad general, no acaban de percibirse claramente las cuestiones esenciales desde las que enfocar el conjunto de la guerra y del franquismo.     Y, pese a su avance, también en la cuestión de las víctimas patina Moradiellos: atribuye a los nacionales 90.000 en la guerra más 40.000 en la posguerra; y 55.000  por los “republicanos” (ya va siendo hora de acabar con esa vulgar patraña: no eran republicanos, si por tal se entiende la república del 31, sino precisamente quienes la destruyeron. Este es otro mito distorsionante que vuelve estúpidas las versiones subsiguientes). Esas cifras no son reales, sino producto de la propaganda subvencionada de la memoria histórica y ningún historiador solvente debería aceptarlas. En cuanto a los fusilados de posguerra, la cifra real creo que pronto se establecerá en menos de la mitad  de las indicadas por Moradiellos. Se trató fundamentalmente de asesinos, torturadores y ladrones de las chekas y similares, juzgados y ajusticiados. Pero aquí lo significativo es que los gobiernos actuales, incluido el del PP, los considera “víctimas del franquismo”, identificándose así con tales criminales.

la guerra civil y los problemas de la democracia en españa-pio moa-9788490551394

   Dice también el entrevistado que el mayor enemigo de Franco fue la ETA. Pues no, el mayor y casi único hasta finales de los años 60 fue el Partido Comunista. Y el enemigo más peligroso fue la Iglesia después del Vaticano II, que no se contentó con disociarse del régimen, al que vació de ideología, sino que pasó a proteger y estimular tanto a la ETA como a los comunistas y los separatistas, es decir, a quienes casi la había exterminado durante la guerra. Un fenómeno asombroso, que he tratado en diversos libros pero que a Moradiellos y a la mayoría de los historiadores parece no decirle nada.    Por no extenderme, termino con el Valle de los Caídos. Haciendo como que no se entera de que la profanación de la tumba de Franco es una deliberada humillación y descrédito a la Iglesia, a la que el Caudillo salvó del exterminio, y a la monarquía, que él volvió a traer, afirma Moradiellos que hay razones para que no esté en el Valle de los Caídos porque no es un caído en la guerra. Se trata de una típica insidia de los profanadores. En el Valle de los Caídos hay tumbas de personas no caídas en la guerra, pero además el monumento es una creación suya, una invitación a la reconciliación que no aceptan los que se identifican con los criminales juzgados en la posguerra. Si en algún sitio debe estar la tumba de Franco es precisamente allí.         En suma: Moradiellos ha avanzado considerablemente sobre sus enfoque antiguos, pero aún le falta bastante. “Yo mismo –dice– veo de manera diferente la guerra o a Franco que hace veinte años. Y sé que dentro de otros veinte cambiaré mis apreciaciones”.  Esperemos que no tarde tanto. 

los origenes de la guerra civil española-pio moa-9788474905267

Algunos otros comentarios a Moradiellos: https://www.libertaddigital.com/opinion/historia/el-hundimiento-de-una-version-y-un-metodo-historicos-1276237587.html Sobre la polémica que sostuve con él en El Catoblepas, revista digital de Gustavo Bueno, puede encontrarse en internet tecleando su nombre y el mío.
Categorías: Interesantes

Gibraltar y el Brexit.

Lun, 2018/10/22 - 09:04
los mitos del franquismo-pio moa-9788490603499 introduccion a su historia-pio moa-9788490608449  de la ii guerra punica al siglo xxi-pio moa-9788499700656 Como hemos dicho, dedicaremos los lunes a la cuestión de Gibraltar, examinándolo desde diversos ángulos y dando algunas consignas que animamos a nuestros lectores a difundir todo lo masivamente que sea posible, en las redes o por otros medios, a fin de ir creando conciencia de la gravedad del problema. He aquí los de esta semana: Gibraltar no es un asunto marginal. Intentan marginarlo los partidos que convierten a España en un corrupto satélite de una potencia que invade nuestro país. Gibraltar es una colonia que invade nuestro territorio en un punto estratégico clave. Los gobiernos PP y PSOE consideran “amiga y aliada” a la potencia invasora. Hacen de España un país lacayo y satélite, una verdadera colonia Uno se pregunta qué intereses tendrán nuestros políticos en Gibraltar para que se sientan “aliados y amigos” de la potencia que invade nuestro territorio y corrompe todo el entorno. *********** En relación con el llamado Brexit se han suscitado muchas ilusiones absurdas, que a su vez denunciaban la situación real: que la UE siempre ha apoyado a Inglaterra contra España en la cuestión de Gibraltar, con la aquiescencia de los gobernantes españoles. ¿Iba ahora a mejorar nuestras bazas con la salida de Inglaterra de la UE? No. El problema principal, lo mismo que el problema principal de los separatismos, está en Madrid, en una indigna, envilecida y corrupta casta política, agravada ahora por un frente popular al que es preciso vencer definitivamente.    Por supuesto, los ingleses defienden sus intereses, apoyados como siempre desde la UCD por los políticos españoles. Recientemente hubo dos “avisos a navegantes al respecto, como ha informado el blog General Dávila: https://generaldavila.com/2018/09/22/gibraltar-y-el-brexit-la-royal-navy-envia-dos-avisos-para-navegantes-angel-liberal-fernandez-capitan-de-navio-r/ Un inciso: la cifra de españoles que trabajan en Gibraltar no llega a 200. Se supo cuando, con motivo de un lío fronterizo se entregaron pases especiales a los que podía acreditar un trabajo allí: eran unos 180. Otra cosa son los que pasan para comprar un par de cartones de tabaco y revenderlos ganando así el “sueldo” del día. Gibraltar es una máquina gigantesca de corrupción tanto sobre gente normal desempleada como, más aún, sobre políticos, abogados y similares. Es una verdadera úlcera infectada en nuestro territorio.

************************

En “Una hora con la Historia”: El crucial siglo de los Trastámara, preludio a la reconstitución de España:  https://www.youtube.com/watch?v=iY8ypH9lyp4

la reconquista y españa-pio moa-9788491643050

 

Categorías: Interesantes

¿Cómo hemos llegado aquí? ¿Cómo podemos salir de esto?

Dom, 2018/10/21 - 09:10
En “Una hora con la Historia”: El siglo de los Trastámara, preludio a la reconstitución de España:  https://www.youtube.com/watch?v=iY8ypH9lyp4

la reconquista y españa-pio moa-9788491643050

***********************

P. El discurso cultural que usted propone parece algo a largo plazo, pero al mismo tiempo usted dice que el grado de putrefacción del régimen actual exige medidas prontas. ¿Cómo se concilia eso? –Evidentemente las medidas políticas, el discurso político, es más urgente. Veamos la situación: España está gobernada por un macarra auténtico y doctor falso, embustero contumaz y ligado por familia al negocio de la prostitución, más una banda de tiorras golfas y mentalmente perturbadas. Una auténtica banda de estafadores. Eso supera a las democracias bananeras. La  banda, no elegida, se apoya a su vez, de manera cómplice, en partidos que aspiran a disgregar España o pagados por la tiranía de Maduro en Venezuela. Es lo nunca visto, y está ocurriendo ante nuestras narices. La cuestión es: ¿cómo se ha llegado aquí? ¿Cómo podemos salir de aquí? Ello exige discurso y medidas políticas que frenen la deriva, VOX ofrece una esperanza; pero sin un discurso cultural no iríamos muy lejos a largo plazo.  P.  Muchos dicen que hemos llegado aquí por la propia democracia, sea porque esta es un mal régimen en sí mismo o porque no sirve para un país con la cultura e historia de España. Cosa que incluso amplían a los países hispanoamericanos. –Ese es un problema importante. Digámoslo de otro modo: un régimen en que se homenajea a asesinos, desde Companys a los etarras, no es una democracia. Un régimen que lleva al país al golpe de estado permanente, al enfrentamiento civil y a la falsificación de la historia por ley, no es una democracia. Un régimen cuyos gobiernos colaboran con los separatismos y con la potencia que invade nuestro territorio no es una democracia. Un régimen en que los torturadores, asesinos y ladrones de las chekas son glorificados como campeones de la libertad y víctimas del franquismo, no es una democracia. Etc. Una democracia es un régimen de convivencia tensa, pero pacífica, en que la lucha por el poder se dirime en votaciones. Para que la tensión no se transforme en antagonismo, como ocurrió en la república, es precisa una conformidad general con ciertos principios, empezando por la identidad nacional, la identificación con la propia historia con sus rasgos mejores y peores. En España esto no ha existido, salvo en el franquismo y los primeros años desde la transición, y la causa profunda es la leyenda negra. Gente de izquierda y de derecha coincide en que la cultura y la historia de España son antidemocráticas o impiden la democracia. Por eso la izquierda española siempre fue antiespañola y propensa a aliarse con los separatismos. Azaña lo expresó proponiendo un programa de demoliciones, para demoler precisamente las tradiciones españolas. La reacción de cierta derecha es la contraria, sobre los mismos principios: España es incompatible con la democracia, hay que volver a los viejos tiempos, que no se sabe bien si son los anteriores a la invasión francesa, los de los  Austrias o los de  los Reyes Católicos. O el franquismo.   P. ¿No defiende usted también, constantemente, el franquismo?

los mitos del franquismo-pio moa-9788490603499 introduccion a su historia-pio moa-9788490608449  de la ii guerra punica al siglo xxi-pio moa-9788499700656

–Ya he explicado que hoy, la actitud ante el franquismo es la piedra de toque para definir al demócrata. El antifranquismo es, igual que aquel primer Frente Popular, el máximo enemigo de la libertad y de la democracia. Y se basa en la distorsión o falsificación de la historia reciente. Los franquistas que piensan en la vuelta de un régimen parecido empiezan por tener ideas entusiastas, pero falsas, de lo que fue aquel régimen, al que unos identifican con la Falange y otros con el integrismo católico o con una mezcolanza de todo ello. Escribí Los mitos del franquismo frente a unos y otros, para avanzar en la clarificación del asunto. Pero el libro ha tenido difusión escasa para lo que significa, porque la derecha en general, la asimilable al PP, nunca ha entendido la importancia de la historia, quiere huir del franquismo para hacerse la demócrata;  y su pensamiento político es simplemente nulo, es la “democracia de amigotes”. Los de izquierda no quieren ni oler estas cosas, les dan verdadera fobia porque les destroza el argumentario. Y los “franquistas” del momento no sienten necesidad de leer porque creen que ya lo saben todo. Así, resulta difícil. En España, la política no funciona a partir de concepciones amplias y algo claras, sino de tópicos, generalmente simplones,  de sentimentalería  y visceralidades. Pero creo que algo se va  avanzando en otro sentido. P. ¿Diría usted que el ataque al franquismo es también parte de la leyenda negra? –Por supuesto. Sobre el significado de la leyenda negra hay que hablar mucho, no solo demostrar su falsedad, sino mostrar a qué concepciones generales ha servido y sirve. Escribí Nueva historia de España precisamente con el objetivo de aportar un discurso que me parece más lógico e inteligible que los que se vienen sirviendo desde hace mucho tiempo. La leyenda negra nace del hecho de que España fue el principal valladar contra el protestantismo (y los turcos, pero ese es otro tema), y contra el expansionismo de Francia e Inglaterra. Y eso ha quedado. Cuando Franco mantuvo la neutralidad en la guerra mundial y desafió y mantuvo su régimen  y la independencia nacional contra las amenazas y agresiones de medio mundo, la leyenda negra despertó de nuevo. Observe que cuando la batalla por Gibraltar en la ONU todos los países de la futura Unión Europea votaron a favor de la invasión inglesa, y eso responde a actitudes muy enraizadas en el pasado.  Pero si no acabamos de dotarnos de una visión lo más veraz posible de nosotros mismos, que derrote a una leyenda internalizada, la democracia será imposible, efectivamente, y ocurrirá lo que Tocqueville decía de Méjico.
Categorías: Interesantes

Discurso político y discurso cultural. El rescate de la historia

Vie, 2018/10/19 - 16:04
P. Usted ha expuesto alguna vez una serie de puntos que, se supone, deberían constituir la esencia del discurso político –Se trata de una elaboración de circunstancias, algo a debatir, corregir, etc. No pretende constituir un discurso completo, lo que pasa es que no ha suscitado ninguna discusión ni debate, porque así está el país, y este es un problema cultural. Pero hay unas directrices generales. Estamos ante un tercer frente popular. En el primero, el de 1936, la amenaza principal venía del totalitarismo y el secundario y  auxiliar, de los separatismos. Hoy viene a ser al revés: la amenaza más inmediata viene de los separatismos y el totalitarismo, que indudablemente avanza, parece estar en segundo plano, aunque en realidad los dos van muy unidos. Una de las armas principales de ambos es la historia, o más exactamente la falsificación de la historia, que intentan imponer por ley, al modo de Corea del Norte o Cuba. Por ello el discurso político debe partir de un rescate de la historia. No puede tolerarse más, para empezar, que los mayores enemigos históricos de las libertades políticas y hasta de la libertad personal, se envuelvan en la bandera de la democracia  para cometer mil fechorías. Ese ha sido el mayor fallo de la transición. En parte, esta se hizo con la idea de que la generosidad de los políticos procedentes del franquismo sería correspondida por los que se identificaban con los perdedores de la guerra. Esto era una ilusión producto de un mal análisis del pasado, pero en principio podría funcionar y hasta pareció que funcionaba. Lo que envenenó todo fue el acuerdo, al principio tácito y después abierto, de que democracia y antifranquismo significaban lo mismo, que no habría democracia sin antifranquismo. Pero los autoerigidos en herederos del Frente Popular solo podrían corresponder a la generosidad si se dejaba bien claro que la victoria en la guerra había sido justa, que el franquismo había sido una necesidad histórica y un régimen excepcionalmente fructífero, del que venían las libertades… Y que los separatismos no serían tolerados. Si se les dejaba claro que el pueblo, muy mayoritariamente, había rechazado sus soluciones y votado por una democratización desde y no contra el franquismo. P. Sin embargo, ¿sería eso suficiente en una época nueva en la que asoman mil problemas que tienen muy poco que ver con los de los años 30, incluso con los 70? Me refiero a la globalización, los movimientos LGTB, el multiculturalismo, los grandes movimientos migratorios, la integración europea… –Efectivamente, pero una persona no puede afrontar los problemas cotidianos si no sabe quién es y qué quiere. Lo mismo pasa, a un nivel muy superior, con la nación. Debemos afrontar esos problemas con una política clara, que solo puede estar enraizada en nuestro pasado. Debemos decidir si queremos seguir existiendo como nación soberana o disolvernos en la UE; si queremos satelizarnos a los poderes condensados en Gibraltar o no; si queremos admitir masivamente inmigrantes de otras culturas o no; si queremos mantener la familia tradicional o disolverla… Todo esto requiere posiciones firmes y meditadas, no puede improvisarse. Yo he procurado sentar un principio de discurso también en esos problemas, aquí en el blog, por ejemplo en forma de lecciones de democracia sobre las leyes LGTBI o sobre el franquismo y la figura de Franco… Esto último es absolutamente crucial. De la actitud hacia el significado del franquismo depende en muy gran medida cualquier enfoque de los problemas actuales.  Eso no lo quiere ver casi nadie, pero sin clarificar esa cuestión  ni superaremos la guerra civil ni saldremos del laberinto político en que estamos inmersos. Por eso, precisamente, escribí Los mitos del franquismo y otros libros como el referido a Europa. P. Supongamos que la sociedad acepta la necesidad histórica del franquismo, ¿qué se sigue de eso?

los mitos del franquismo-pio moa-9788490603499 introduccion a su historia-pio moa-9788490608449 

–Obviamente se sigue la deslegitimación de las tendencias crecientes separatistas y antidemocráticas, se sigue la exigencia de independencia tanto frente a las derivas totalitarias de Bruselas como ante la OTAN y Gibraltar, se sigue una mayor atención a Hispanoamérica y una mayor contención de una inmigración peligrosa, sobre todo la islámica. He discutido sobre esto con algunas personas que lo cifran todo en la decisión administrativa. Un senegalés no es problema y probablemente se integrará, pero un millón de senegaleses sí constituyen una problema muy serio. Vi hace poco un video en una escuela francesa con mayoría de alumnos islámicos y africanos. Todos eran de nacionalidad francesa, hijos y a veces nietos de inmigrantes. Eran, pues franceses administrativamente, pero se les preguntaba si se sentían franceses. Todos, no sé si con alguna excepción, afirmaron no sentirse franceses. Esto significa mucho. En fin, se siguen muchas cosas más. Pero, como dije, el discurso político quedaría flojo si un discurso cultural más amplio que lo sostuviese. P ¿Qué podríamos entender por un discurso cultural? ¿No suena demasiado amplio y difuso? –Parte importante de ese discurso es el rescate de la historia, no solo de la guerra civil y sus consecuencias, sino más en general. España sufre el peso de la leyenda negra, que deprime sus energías, y se vienen haciendo esfuerzos crecientes por contrarrestarla y resaltar los grandes valores del convencionalmente llamado siglo de oro. Eso está muy bien, es imprescindible, pero se quedaría a medias si, como en el caso del franquismo, no intentáramos analizarlo de tal modo que extrajéramos de ahí lecciones válidas para afrontar los problemas actuales. ¿Por qué España tuvo tal fuerza durante un siglo y medio en torno al XVI? ¿Podría recuperar de alguna forma su importancia cultural, o estamos condenados a la satelización al mundo anglosajón y la colonización por el inglés? Etc. Observe usted que uno de los tópicos del antifranquismo, que envuelve una hispanofobia de fondo, es el del “páramo cultural” de aquel régimen. Se trata, como de costumbre,  de una enorme falsedad. El páramo es más bien el actual. Los antifranquistas saben bien que atacar al franquismo no solo en el plano político sino también en el cultural, es esencial en su estrategia. Una labor importante consistiría en analizar aquel período con un punto de vista mucho más amplio que el político, y ver si podría obtenerse de ahí alguna lección que permitiese una continuidad, saltando por encima del siniestro frente popular hoy dominante también en la cultura. Pero eso casi nadie lo hace, ni siquiera se lo propone. Haría falta una verdadera escuela historiográfica que por ahora no existe. No basta con reivindicar el pasado a base de retórica e indignaciones, si empezamos por conocerlo mal y ni siquiera nos preguntamos qué podríamos aprovechar de él para las circunstancias actuales. 

*************

En “Una hora con la Historia”,  recapitulación de las cuatro grandes etapas de la Reconquista, la dialéctica integración-disgregación, y las causas de la lentitud del proceso.

https://www.youtube.com/watch?v=an8bIhYnN38

la reconquista y españa-pio moa-9788491643050

****************** Estimado Sr Moa:    Me gustaría denunciar la situación que están viviendo los profesores en los centros de enseñanza de Navarra.    El gobierno actual impone a todos los centros formación obligatoria en Ideología de Género. También a los centros concertados. El profesor no puede elegir su formación, se le obliga a recibir esta doctrina,  ideológicamente radical. Si no acude, tiene un aviso de la Dirección del Centro conminándole a asistir.      Hay centros que imparten en vascuence, donde se está sistemáticamente adoctrinando a los alumnos en esta ideología;  y también en la xenofobia antiespañola. Departamentos de Historia que tienen como proyecto “La recuperación de la memoria histórica”    Regulan hasta los juegos de los niños en el patio, la ocupación de los espacios, con el criterio de género. Pretenden hacer baños mixtos, vestuarios mixtos…Obligan al profesorado a a escribir alumnos/alumnas  en todos los documentos, contra al criterio de la RAE. Obligan a contar las fotos de mujeres y hombres en los libros de texto y a elegir los libros según ese criterio.    El nivel intelectual de los profesores es ínfimo en estos centros, por eso no hay resistencia ni disidencia. Oponerse, es verdad, supone represalias.

   Estamos viviendo en Navarra una auténtica tiranía totalitaria. Además, es una tiranía analfabeta. No hay oposición, nadie se hace eco de esta situación ni la denuncia. Sólo alguna carta que ha aparecido en el Diario de Navarra.   ¿Qué podemos hacer contra este despropósito?    Un atento saludo. Reciba  mi más sincera admiración.

   Benigna.

Categorías: Interesantes

La cultura democrática y una universidad basura.

Jue, 2018/10/18 - 11:19
los mitos del franquismo-pio moa-9788490603499 la guerra civil y los problemas de la democracia en españa-pio moa-9788490551394los mitos de la guerra civil-pio moa-9788497340939 P. Ud insiste mucho en el discurso como elemento necesario para superar la actual situación. –Bueno, se ha puesto de moda llamar discurso a una doctrina general bien articulada. Esto tiene dos niveles, uno inmediatamente político y otro más en profundidad, más ampliamente cultural. Si la oposición al actual frente popular se limita a la protesta y la denuncia, no irá muy lejos y puede provocar un caos. A propósito, quiero insistir en ciertas similitudes de fondo con el 36. Entonces el frente popular tomó el poder mediante unas elecciones fraudulentas, que fueron realmente un golpe de estado, y a continuación cambió radicalmente el régimen de la república, cosa que casi ningún historiador ha sido capaz de percibir. Zapatero llegó al poder explotando fraudulentamente un tremendo atentado, aunque debe decirse que ya la campaña electoral de Rajoy le estaba facilitando las cosas. Y desde el poder empezó a liquidar el legado de la transición, imponiendo leyes incompatibles con la democracia y llevando a cabo la ruptura que no pudieron lograr en 1976. Siempre y básicamente en alianza de hecho con los separatistas, como en 1936. Y ahora el Doctor Profanatumbas, sin pasar por las urnas, quiere llevar el proceso hasta el final, un verdadero cambio de régimen que nos acerca al actual de Venezuela, y en todo caso acaba de demoler lo que se votó por enorme mayoría en 1976. Tampoco entre nuestros analistas e historiadores parece haber nadie capaz de verlo en su proyección general, en su significación histórica. Apenas se va más allá del chismorreo político y la denuncia de detalle. Que por cierto es necesaria, pero muy insuficiente.  El discurso tiene que partir de ahí y plantear una alternativa radical, porque realmente se está cercenando la libertad de los españoles y liquidando la democracia. P. ¿Qué elementos cree ud que compondrían ese discurso? –Si digo que debe ser radical me refiero a que prácticamente todas las instituciones y actitudes políticas están viciadas. No existe una cultura democrática  en nuestros partidos e intelectuales.  Fíjese en esto: los actuales gobernantes, realmente golpistas, pretenden profanar la tumba de Franco, en una revancha grotesca propia de delincuentes, y he aquí que ningún partido, ni la Iglesia ni la monarquía, se oponen. Pero esa profanación va más allá: va acompañada de un proyecto de ley para suprimir, so pretexto de antifranquismo, las libertades básicas de opinión, expresión asociación, investigación y cátedra. Este plan, en el que van avanzando, tendría que haber despertado la rebeldía total en una sociedad con un mínimo de cultura democrática, tendría que haber provocado especialmente la indignación de la universidad. Como ud recordará, el PP aparcó el proyecto alegando falta de presupuesto, demostrando con ello  que los elementos básicos de la democracia le importan muy poco. Yo propuse un manifiesto de intelectuales y políticos,  que terminó saliendo, modificado, y consiguió cierto número de adhesiones significativas, que lo fueron tanto por la relevancia de los firmantes como por su número relativamente escaso. Este hecho, entre tantos, lo dice todo. En la inanidad intelectual y cultural a que ha llegado el país, cualquier fechoría de ese tipo se vuelve posible. Es más, llevamos ya una buena serie de ellas desde la ley de memoria histórica y las de género, “ante los ojos estúpidos” de la mayoría. P. Tal como lo plantea, parece no haber solución –Tal como están las cosas, no la hay. Tenemos la alternativa, no muy articulada, de VOX,  que suscita esperanzas, pero que debería dar lugar a un auténtico vuelco social, de lo que está aún lejos, y el tiempo se vuelve ya muy importante, apremia. Algunos creen que no pasa nada especial, que efectivamente VOX llegará al Congreso con uno o cinco diputados y empezará a cambiar las cosas poco a poco. Insisto en que estamos en un cambio de régimen, cambio realmente golpista, y las cosas van muy deprisa. Ya hablaremos más de eso. Tengo esperanza porque a menudo sucede lo inesperado… Pero volviendo al principio, he señalado la universidad como un elemento especialmente degradado. La universidad es, desde la Edad de Asentamiento, la columna vertebral de la cultura europea y por supuesto española. Pero en la actualidad, y con las excepciones de rigor, ha caído en una degradación realmente infame, una de cuyas muestras es la ya señalada. No me refiero a los centros técnicos y científicos, que son bastante buenos, sino a aquellos que recogen y promueven  los elementos culturales e ideológicos. Una universidad que acepta sin rechistar la enseñanza de la historia según la ley falsaria y totalitaria de Zapatero y Sánchez (mantenida por Rajoy), es simplemente una universidad basura. Y realmente es lo que hay. De ahí pueden salir sujetos y grupos políticos semidementes como los de Podemos o del propio PSOE o los separatistas. O los falsarios de derecha, ya hablé de ellos en el caso de Soledad Becerril, que son los peores, porque bloquean cualquier resistencia, impiden el esfuerzo o la lucha por la verdad, que debiera ser la característica más propia del mundo universitario. Rescatar la historia es una clave esencial  de cualquier alternativa. Y sin un discurso cultural, el discurso político flojeará siempre.

*****************

En “Una hora con la Historia”,  recapitulación de las cuatro grandes etapas de la Reconquista, la dialéctica integración-disgregación, y las causas de la lentitud del proceso.

https://www.youtube.com/watch?v=an8bIhYnN38

la reconquista y españa-pio moa-9788491643050

***************

*El libro “Los mitos de la guerra civil” despertó un cabreo impresionante en izquierda y separatistas. No fueron capaces de un mínimo debate intelectual. Y la derecha (PP) lo boicoteó en la práctica. *Si la Iglesia no hace nada para impedir la profanación de la tumba de quien la salvó del exterminio, caerá en la mayor humillación y descrédito. *Las mujeres normales NO son lesbianas. Los hombres normales NO son maricas. Sin embargo lesbianas y maricas pretenden representar a las mujeres, a los hombres, a la libertad y al progreso. La usurpación. *Los corruptos partidos actuales están muy interesados en mantener en sordina la cuestión de Gibraltar. Por esa razón los españoles debemos interesarnos en entender lo que significa el peñón y esa actitud de los políticos Los lunes en *Los lunes dedicaré mi blog (http://www.piomoa.es ) a la cuestión de Gibraltar, que condiciona toda la política exterior (o ausencia de ella) de España, y cuya gravedad ocultan la práctica totalidad de los políticos *Uno se pregunta qué intereses tendrán nuestros políticos en Gibraltar para que se sientan “aliados y amigos” de la potencia que invade nuestro territorio en un punto estratégico clave *En “Los mitos del franquismo” explico con mil datos por qué el franquismo fue un régimen históricamente necesario y extraordinariamente fructífero. Y por qué el antifranquismo miente sistemáticamente sobre él. Y por qué esa mentira envenena la convivencia y destruye la libertad de los españoles. *Pablo Casoplones es tan cretino como ud, d. Luciano. Solo promocionado por el PP y en un medio político tan degradado como el español puede ese memo haber prosperado tanto. *Como he explicado cien veces, la democracia vino del franquismo y no podía venir de su oposición, que fue comunista y terrorista. Pero otros quieren atribuírsela y no son más que parásitos y vividores corruptos de la democracia, a la que arruinan.

 

Categorías: Interesantes

Los rasgos de la putrefacción de un régimen.

Mié, 2018/10/17 - 10:46
P. Ud afirma que el actual sistema político está podrido, pero viene diciendo algo semejante desde hace muchos años, y su programa con Luis del Pino se llama “involución permanente”. ¿Cómo es posible tal cosa sin que el sistema se derrumbe? –Para entenderlo conviene analizar la evolución de España desde la transición. En La Transición de cristal expliqué cómo  el diseño de Torcuato Fernández Miranda de una transición de la ley a la ley, desde el franquismo y no contra el franquismo y sí contra aquel frente popular que se iba formando, empezó a ser falseada pronto por Suárez y los democristianos. Estos no tenían más discurso que el de “parecernos a Europa” o “entrar en Europa” y “olvidar el franquismo para mirar al futuro”. Como comprenderá, eso era pura palabrería mágica, pura vaciedad de pensamiento y de análisis, y si no llevó a algo peor fue porque la herencia del régimen anterior era muy sólida. De todas formas, en gran medida se trató de errores muy difíciles de evitar en una experiencia históricamente nueva. Lo grave, ya lo he dicho, es  que los errores nunca fueron analizados ni se corrigieron, con lo que se fueron agravando. P. Pero la cuestión sigue en  pie: ¿puede un sistema pudrirse durante cuarenta años sin desmoronarse?

 franquismo y democracia-pio moa-9788492654451

–Vamos por partes. Como digo, la espléndida  herencia del franquismo explica muchas cosas, explica en parte esa resistencia aunque sea por inercia. Un elemento fundamental e inconfesado de degradación fue la actitud hacia la ETA. El caso es que con respecto a ella, todos los partidos tenían cierto complejo, porque la ETA sí luchó realmente contra el franquismo, al revés que los políticos nuevos, exceptuando a los comunistas. Y antifranquismo y democracia se confundieron rápidamente como si fueran la misma cosa. Es más, la democracia se debería a la ETA, que al asesinar a Carrero Blanco habría roto los muros de contención del franquismo. Por eso se mantuvo durante años y años la tesis de la “salida política” y del “diálogo”, que significaba el reconocimiento del asesinato como un modo de hacer política y corroía el estado de derecho. Esa política solo cambió en la última etapa de Aznar, con resultados magníficos. Y precisamente esa fue la única corrección de un error fundamental, que afectaba a lo más íntimo del sistema político y lo degradaba sin cesar. Piense usted que los gobiernos decían no tener trato con la ETA, engañando a los ciudadanos, y era la ETA la que de vez en cuando decía la verdad al respecto, para ridiculizar a los políticos. ¿Qué clase de democracia es esa en que los terroristas dicen la verdad y los gobiernos mienten? La política de Aznar tuvo una importancia excepcional, que no ha querido verse, pues casi acabó con la ETA y abrió la posibilidad de un proceso de regeneración más amplio de la democracia, que el mismo Aznar había impedido antes al “pasar página” de las fechorías del PSOE de González. Y fue en ese momento cuando, después del atentado del 11-m todo empeoró con Zapatero. P.  ¿Empezaría ahí lo que ud llama putrefacción del sistema? –Sí, así es. Las cosas fueron bastante mal desde la transición de Suárez, pero  el esbozo de frente popular que pretendía la ruptura fue derrotado en el referéndum de 1976 no volvió a reconstruirse del todo. Ha sido con Zapatero cuando ha vuelto a tomar forma , como una alianza de hecho entre separatistas e izquierdas que en España nunca fueron democráticas. Sería el tercer frente popular.  Esa alianza permitió que Zapatero rescatase a la ETA de la ruina, premiase sus crímenes y la convirtiese en potencia política. No debe olvidarse que el PSOE comparte en un setenta por cien o más la ideología de la ETA. O que impusiese una ley de memoria histórica tan falsaria como totalitaria. Puede ud recordar que la complicidad con la ETA motivó enormes protestas de masas, que resultaron inútiles al adueñarse de ellas el PP de Rajoy y conducirlas a la nada. Por entonces yo advertí de que aquellas políticas proetarras iban unidas a un nuevo impulso de los separatismos, todo ello contrario a la Constitución y al más elemental sentido de la democracia y el estado de derecho. E intenté fomentar un movimiento por la Constitución, que fracasó por completo. Fracasó ante todo por el boicot de hecho del PP de Rajoy, que se comportaba más como auxiliar que como oposición al PSOE, sumándose progresivamente a todas sus políticas; y también por la práctica ausencia de cultura democrática en España. Pero el PP es el principal responsable de una putrefacción que no puede superarse, a mi juicio, sin la desaparición del duopolio oligárquico, realmente mafioso,  PP-PSOE. Porque esos partidos no van a cambiar, aspiran a volver a lo mismo, sobre todo el PP, cuya concepción de la democracia es un sistema de amigotes que se reparten el poder y los dineros, “crony democracy”, al modo del capitalismo de amigotes. Azaña lo describió en unas frases que he rescatado a menudo: política incompetente, tabernaria, de amigachos, de codicia y botín sin ninguna idea alta”. P. Desde entonces acá han pasado catorce años. ¿Qué salidas podemos esperar? –Catorce años de involución permanente han llevado a una descomposición parcial del régimen con surgimiento de nuevos partidos, alguno de ellos simplemente demencial pero promovido por el PP; a un golpe de estado permanente desde Cataluña y con la complicidad de Rajoy y de Sánchez; a un gobierno no elegido, cómplice abierto de los separatistas y de la ETA,  que simpatiza con los regímenes de Maduro o de Castro y actúa tiránicamente en la misma dirección que estos, que promueve leyes para suprimir las libertades de opinión, expresión, investigación y cátedra. Un sistema sin otra política exterior que la simbolizada por Gibraltar y la cesión progresiva de soberanía, con la falsificación sistemática de la historia desde el poder como base ideológica, con una corrupción metida hasta el tuétano, la colonización cultural por el inglés y el desplazamiento progresivo del español como lengua de cultura… En resumen hemos llegado  a una democracia fallida, porque un régimen con tales características, con leyes totalitarias como la de memoria histórica o las de género, que aspiran a controlar hasta nuestros sentimientos, ya no es democrático y exige una corrección muy de fondo. Ya he dicho que tengo ciertas esperanzas en VOX. En todo caso es preciso que dejemos de contemplar “con ojos estúpidos” lo que está pasando ante nuestras narices, porque hay una experiencia histórica a la que referirnos. Insisto en que es preciso un discurso general y una alternativa política para que la putrefacción del sistema no acabe destruyéndonos. 

[​IMG]

Categorías: Interesantes

Perspectivas de VOX

Lun, 2018/10/15 - 20:39
P. Ud se ha definido como liberal crítico, y apoya a VOX de manera crítica. ¿Qué quiere decir exactamente con eso? –El liberalismo es una ideología, sobre todo si se absolutiza como tiende a hacerse en España. Lo importante de él para mí son las libertades políticas, la limitación del poder y el mercado libre. Pero, claro, eso plantea muchos problemas: ¿hasta qué punto deben admitirse las libertades políticas, si estas pueden llevar al poder a partidos que quieran destruirlas? ¿Hasta qué punto puede limitarse el poder sin que la sociedad tienda a desintegrarse? ¿Hasta qué punto puede ser libre un mercado? Ninguna de estas cosas puede existir en estado puro, y a lo largo de la historia ha habido muchos cambios en todo ello. También señalé aquí hace poco el interés teórico que presentan los mercados perversos… Por otra parte, el liberalismo español tiene una historia más bien nefasta, como he expuesto otras veces, ha funcionado a menudo como auxiliar del totalitarismo y la disgregación nacional. Y el gran siglo liberal, el XIX, es también el del exterminio de pueblos indígenas, de hechos como la Gran Hambruna y otras terribles hambrunas en la India, de las guerras del opio, etc. El liberalismo tiene también su libro negro.  Muchos liberales no tienen en cuenta nada de esto y convierten la doctrina en una sucesión de dogmas. P. En cuanto a VOX…

 introduccion a su historia-pio moa-9788490608449

–A mí lo que me preocupa es que de la actual putrefacción del sistema político salga una situación caótica o un Berlusconi. Por eso insisto en la necesidad de un discurso y una alternativa. Veo a Vox como la única alternativa que se va dibujando a la situación actual de democracia fallida. Está aún poco madura, pero desde luego parece algo real que avanza con fuerza y no parece asimilable a ninguno de los demás partidos. Aunque lo apoyo, creo que no soy muy popular entre algunos de sus dirigentes. Por ejemplo, uno de ellos se jactaba de llevar a sus hijos a colegios que enseñan en inglés, “por el futuro” o algo así, y le repliqué en tuíter. En eso se parece a Rivera de Ciudadanos, que concibe su futuro también en inglés: su defensa del español es puramente táctica, ya obran como agentes de la colonización cultural, que creen imparable.  En un sentido similar, el responsable de política exterior es un decidido partidario de la satelización de España a la OTAN, que en nuestro caso concreto quiere decir Inglaterra principalmente, y ve muy bien que hostiguemos a Rusia o participemos en operaciones bélicas de interés para otros, pero no para nosotros. Han adoptado una postura bastante clara sobre Gibraltar, pero también muy estrecha, sin advertir todo lo que ella lleva consigo. No le encuentro un análisis internacional mínimamente serio, aunque esto ocurre con todos los partidos. Otro punto fundamental es el rescate de la  historia. Están haciendo una labor en relación con la leyenda negra, pero todavía no se han atrevido con otra no menos urgente, la reivindicación del franquismo como un gran régimen históricamente necesario y fructífero en su tiempo, del que hay mucho que aprender para regenerar la democracia. En fin,  Creo que es un partido susceptible de evolucionar y de ir clarificando sus posturas en estos terrenos y en otros. P. ¿Y usted cree poder influir en esos cambios? –De eso no tengo ni idea. Yo analizo y digo lo que pienso, creo que eso influye en algunos militantes y dirigentes, pero de manera más bien marginal hoy por hoy. Debemos tener en cuenta que entre la gente existe mucha confusión en estas cuestiones, y dentro de VOX hay ideas diversas, por lo que un pronunciamiento drástico y claro sobre ellas podría debilitar o incluso fragmentar al partido en un momento de crecimiento. Por esa razón estoy con la idea de un movimiento sobre Gibraltar, que debería ir creando opinión pública, también entre simpatizantes de otros partidos  que se sienten patriotas y demócratas. Claro que no puedo dedicarle todo el esfuerzo que exigiría, pero espero que salgan otros.  En todo caso, VOX debe tener una postura a la ofensiva, no ir dando explicaciones ante los ataques que sufre, eso sería nefasto y se nota algo de ello. La actitud correcta es señalar que quienes les atacan son los partidos corruptos, proseparatistas, proetarras, pro totalitarios, etc.  Ponerlos a la defensiva, porque es la verdad. Pero, bueno eso es otro asunto.

 de la ii guerra punica al siglo xxi-pio moa-9788499700656

P Hay quien dice que VOX debería centrarse en la economía y proponer un programa populista, para conseguir los votos de los desheredados del sistema –Sería un gran error centrar la política en la economía. Eso hizo Rajoy, y ya ven. Los grandes problemas actuales de España se cifran en las fuerzas disgregadoras por un lado, y disolventes o satelizadoras  en una UE cada vez más totalitaria y en la OTAN por otro, en garantizar las libertades contra quienes quieren imponer las doctrinas y leyes LGTBI, de memoria histórica… Deben precisarse y analizarse claramente esos problemas En cuanto a “populismo”, es una palabra que ha perdido todo significado real, como “fascismo”. Se puede aplicar a cualquier partido y a casi cualquier receta económica. Por supuesto, la economía sigue siendo muy importante, y está ligada a la política más general propuesta, máxime cuando se advierten síntomas de una nueva crisis que podría ser muy peligrosa. Pero si ud examina lo que dicen los economistas, verá que dan soluciones y análisis muy diversos, y hasta contrarios. Por otra parte, cultivar el cabreo de los digamos desheredados ya es algo que hacen Podemos y el PSOE, y será difícil arrebatarles esa clientela. Creo que medidas prácticas como reducir el enorme personal político que sufrimos con cargo al estado, las duplicidades administrativas, la deuda… pueden ayudar a mantener el estado de bienestar al que no quiere renunciar nadie, y al mismo tiempo ir disminuyendo los impuestos. Pero todo esto ha de hacerse con cálculos serios y no con buenos deseos o impresiones generales. P. Como ud sabe, existen otros partidos más radicales que VOX en una dirección parecida.¿Los apoyaría ud? –No me parece mal que existan y en algunos aspectos simpatizo con ellos, pero no les veo ninguna perspectiva. Suelen ser entre integristas, o confesionales, y falangistas, algunos piensan en una vuelta sui generis del franquismo, del que en realidad saben poco más que retóricas, suelen analizar la política en términos de masonería y sionismo, y son culturalmente muy poco productivos, algo que también falta a VOX de momento.  

*****************

En “Una hora con la Historia”,  recapitulación de las cuatro grandes etapas de la Reconquista, la dialéctica integración-disgregación, y las causas de la lentitud del proceso.

https://www.youtube.com/watch?v=an8bIhYnN38

la reconquista y españa-pio moa-9788491643050

Categorías: Interesantes

Franco y Gibraltar.

Lun, 2018/10/15 - 08:52
En la cuestión de Gibraltar, la tarea consiste en hacer presente el problema a millones de personas, que hoy lo ignoran debido a un silenciamiento deliberado por los políticos. El silenciamiento puede ser combatido fácilmente en las redes y por otros medios, reproduciendo los ocho puntos  (http://www.piomoa.es/?p=8322) u otros artículos y con frases claras. Quiero hacer presente a mis lectores que si no nos tomamos en serio esta labor, lo demás será parloteo, y parlotear y fanfarronear solo exhibe una estupidez esencial. Para esta semana deberían circular sin descanso  estas tres consignas: *Gibraltar es una colonia que invade nuestro territorio en un punto estratégico clave. Los gobiernos PP y PSOE consideran “amiga y aliada” a la potencia invasora. Hacen de España  un país lacayo y satélite, una verdadera colonia. *El franquismo convirtió a Gibraltar en una ruina para Inglaterra. Los gobiernos de UCD, PSOE y PP la han convertido en un emporio de negocios opacos, corruptor masivo de políticos y periodistas. *Los gobiernos PP y PSOE tienen el mayor interés en silenciar lo que significa Gibraltar para España. Por eso mismo los españoles tenemos el mayor interés en que todo el mundo sepa lo que significa.

 introduccion a su historia-pio moa-9788490608449 

******** Franco fue el primer gobernante español en dos siglos que se planteó en serio la recuperación de Gibraltar. Para ello aprovechó una sucia maniobra de Londres, que declaró al peñón una “colonia”, con lo cual eternizaría su dominio allí gracias a la “autodeterminación”. La diplomacia franquista, con extraordinaria habilidad, volvió la maniobra contra sus autores, consiguiendo que la ONU declarase que la colonia debía volver a España. La decisión de la ONU anulaba el tratado de Utrecht, tratado leonino y vulnerado sistemáticamente por los ingleses desde el mismo principio. Sobre la decisión de la ONU, y no sobre el viejo tratado convertido por Londres en papel mojado, es sobre lo que debe organizarse un movimiento de recuperación. Dado que Inglaterra solo obedece los acuerdos cuando le conviene, Franco cerró la verja, con efectos muy costosos para los dominadores. Al llegar la Transición, ya el gobierno de Suárez empezó a cobardear, y el nefasto e inútil Leopoldo Calvo Sotelo anunció la apertura de la verja, cosa que cumplió el PSOE de Felipe González.     La repugnante claudicación fue ligada al caramelo-camelo de “entrar en Europa”. Los gobiernos europeos, cuyos países tanto habían colaborado con los nazis o con los comunistas, que debían su democracia a la intervención militar useña e indirectamente a Stalin, y el inicio de su prosperidad al Plan Marshall, se sentían moralmente superiores a España, que no tenía ninguna de aquellas deudas y se había abstenido de las atrocidades cometidas por todos los bandos en la guerra mundial. Y la miseria de gobernantes españoles desde la transición, aceptó el camelo con expresión acomplejada. Por cierto que aquellos países de Europa occidental fueron los que votaron en la ONU a favor de la invasión de España por Gibraltar.      Cabe recordar, de pasada, otro gran triunfo de la diplomacia de Franco adelantándose unos meses a la decisión de la ONU, esta abiertamente criminal, de sumir a España en una gran hambruna mediante el aislamiento. La previa compra a crédito de cereales y carne en Argentina frustró aquellos planes y evitó las peores consecuencias. Cabe señalar que en los duros años 40, la esperanza de vida al nacer creció en España espectacularmente con respecto a la república, y que la estatura media aumentó ligeramente, lo que revela una alimentación e higiene más racionales que durante la república.

*********************

En “Una hora con la Historia”,  recapitulación de las cuatro grandes etapas de la Reconquista, la dialéctica integración-disgregación, y las causas de la lentitud del proceso.

https://www.youtube.com/watch?v=an8bIhYnN38

la reconquista y españa-pio moa-9788491643050

****************************

*No se sabe bien quién está haciendo más el ridículo, si el Doctor en el besamanos del 12 de octubre, o la Casa Real indicando que ese ridículo fue causado por el rey, que engañó al Doctor para que luego le echase ignominiosamente un ujier. Lo que es seguro es que el odio del Doctor a la monarquía (traída por Franco) habrá subido bastantes grados. *Denuncia Casado que la ETA asesinaba, y se declara a favor de las víctimas. Entonces, ¿por qué ZP y Rajoy la rescataron de la ruina, le dieron legalidad, dinero público a mansalva, vaciaron de estado a Vascongadas, convirtieron a la ETA en una potencia política, todo a costa del estado de derecho? Explíquelo Casado y deje de mentir. *Si la canción de Mecano  en vez de “mariconez” dijera “mariconancia”, nadie se ofendería. Todo es cuestión de tacto y buen decir. * Un fulano se queja de que la bandera de España la use VOX. Es un golfo. Izquierda y separatistas siempre han pisoteado la bandera nacional. Y dicen que Franco “se la apropió”. No, Franco la rescató de su pisoteo, y siguen empeñados en lo mismo. *Rajoy estuvo haciendo daño al país hasta el final. El fue quien más alimentó los separatismos, transformó el 1-O en golpe de estado permanente y nos dejó en herencia al Doctor.
Categorías: Interesantes

Dolor de neuronas

Dom, 2018/10/14 - 09:32
Integración y disgregación en la España del siglo XV: https://www.youtube.com/watch?v=an8bIhYnN38

la reconquista y españa-pio moa-9788491643050

****************

Ayer fui a una conferencia de “Encuentro Madrid”, organizado por el grupo Comunión y liberación. Al entrar me fijo en un chiringuito montado al aire libre. Anuncia “Fast food”, “Coffee and drinks”, “Food and drinks”. Pregunto a un chico joven que por qué lo ponen en inglés. Con una sonrisa hueca contesta que los productos están en español. Claro, pero el anuncio, con letras bien grandes, en inglés. Venden mucho “Burger” y un “Encuentro Burger”, espanglish con sintaxis inglesa. El servilismo y la falta de respeto, el desprecio por España y su cultura empieza por el idioma, como en tantos otros lugares. Otras personas mostraban su desagrado, pero por lo visto había que dar la imposición por inevitable. Alrededor, una multitud de jóvenes y adolescentes  no parecían enterarse de nada. Probablemente les indignan los ataques al español, por lo demás llamados a fracasar, en Cataluña u otras regiones, pero ni se enteran de la mucho más peligrosa colonización por el inglés, impulsada por políticos, periodistas y empresarios.    Entro en  el local (pabellón de cristal de la Casa de Campo). Hay un “market”, “photo call”,  un chiringuito interior igual que el exterior, con los mismos anuncios en inglés. Se llama “Manolo bakes”, lo de Manolo viene a ser el guiño simpático del lacayo. Uno de los puestos se dedica nada menos que a GOD: Anuncian: “Have a GODd time”, “Have a God lunch”, un mandil en español: “Dios está entre los pucheros” o algo así, la célebre frase. Camisetas con un gran GOD impreso. La religión publicitada y comercializada como cualquier otra mercancía, al estilo useño. Sin ser creyente me parece una enorme falta de respeto y de espíritu religioso. Las chicas que andan de aquí para allá organizando las cosas llevan en la camiseta la palabra “staff”…  Paso a la conferencia: “Libertad en España a 40 años de la Constitución”. Hablan Soledad Becerril, Teo Uriarte y un periodista, Fernando Palmero. El más interesante es Teo Uriarte, que insiste en los orígenes eclesiásticos de la ETA, bien conocidos, y señala que la situación en Vascongadas (la llama “Euskadi”, como casi todo el mundo)  es muy mala, porque la ETA manda más que nunca, el estado está prácticamente desaparecido y existe una intensa opresión separatista de hecho y el estado de derecho brilla por su ausencia. Habla de un espíritu más de inmolación que de terrorismo en la primitiva ETA, en lo que no estoy muy de acuerdo: desde el principio hubo un afán muy intenso de terrorismo, lo que pasa es que el paso al asesinato directo tardó bastantes años, porque el salto de la teoría a una práctica tan extrema es muy difícil. Palmero afirmó que en España el estado lo constituían los dos partidos PP y PSOE, y que a saber qué pasaría si se hundieran, de modo que el bipartidismo era lo  mejor. La Becerril, simplemente repulsiva: se permite cierta condescendencia con Uriarte y repite todos los tópicos y embustes habituales en la derecha progre, peores todavía que los de la izquierda, por impostados. A su juicio la transición la hicieron entre Juan Carlos, Suárez, Felipe González y Carrillo como estrellas principales. Ni Juan Carlos ni Suárez venían de ninguna parte, cayeron del cielo para hacer una democracia como las de nuestros vecinos de Europa, rompiendo las barreras y el aislamiento del anterior régimen, donde la mujer no estudiaba y prácticamente no era nada. Lo mismo Carrillo o González.  La transición se hizo (cita a Juan Velarde)  en el espíritu de la doctrina social de la Iglesia, pues esta, afortunadamente, había cambiado mucho desde el Vaticano II, contra su colaboración anterior con la dictadura.  Afirmó que se había derrotado a la ETA, derrota que atribuyó modestamente “a toda la sociedad”, y soltó la habitual retórica llorona sobre las víctimas, olvidando la víctima principal, el estado de derecho por la colaboración entre la ETA y el PSOE de Zapatero… Para ella, España era modélica en cuanto a democracia y estado de derecho. Y decía que los jóvenes debían conocer la transición, sin duda los consideraba tontos. La sarta de  tópicos, estupideces y mentiras demuestra hasta qué punto aquella derecha considera a los españoles unos memos manejables.  Me salí antes de que terminara el acto, con una especie de dolor en las neuronas.    Los encuentros Madrid empezaron hace unos quince años, creo, y me invitaron al primero. Iba a llamarse “Meeting Madrid”, al modo del que organizan en Rímini cada año, y que es una especie de feria gigantesca de notable influencia política. Les dije que con ese nombre no participaría. Lo hice cuando lo cambiaron a Encuentro Madrid, no por mi causa sino porque descubrieron que “Meeting Madrid” ya estaba patentado por una empresa y no podían usarlo.  Me acerqué al puesto de libros de la editorial Encuentro, perteneciente a Comunión y liberación. Su fondo editorial es muy interesante en  libros de pensamiento religioso, de historia e indirectamente política. Por desgracia su difusión es escasa, porque el catolicismo español es un tanto refractario al pensamiento. Allí he publicado bastantes libros. No exponían ninguno. Otros años sí los exponían. Pregunto al comercial, que no sabe mucho del tema: “Es que como son sobre todo religiosos…”. Le digo que cuando he ido a firmar a las Ferias del libro en Madrid, mis libros se vendían mucho más que los otros, con gran diferencia. Pero no está al tanto. Hace unos meses iban a salir mis memorias de tiempos del PCE(r)-GRAPO, De un tiempo y de un país, pero un desacuerdo por la portada lo impidió, y he recuperado los derechos del libro, que estaba agotado. Es difícil que se reedite, porque las editoriales quieren sacar siempre novedades. Lo mismo, volviendo a lo anterior, con La Transición de cristal, que vendría bien en el aniversario de la Constitución, porque es  una versión muy diferente de las habituales, todas ellas tópicas y contradictorias. Pero no saldrá. La vida es así.

 

****************

*La gente no suele fijarse en el dato de que los antifranquistas componen el club más distinguido de la política : corruptos, déspotas, charlatanes, embusteros, separatistas y amigotes de los separatistas y de la ETA… Si ud se fija en el “detalle” entenderá de qué va la cosa. *A Inda le “repugna” Franco. También a la ETA, la Soraya, la Robles, el doctor Sánchez, Torra, el Casoplones, Naranjito, etc. y es lógico: de Franco viene la monarquía, en cierto modo la Iglesia y la democracia. Querrían que la democracia viniera de ellos pero eso es imposible *Con lo del Valle de los Caídos, el doctor presidente quiere humillar a la monarquía traída por Franco. Después de lo del besamanos, seguro que ha decidido acabar con ella de una vez por todas. *Señor García Domínguez, le doy la oportunidad de teorizar sobre algo de lo que se habla demasiado poco: los mercados perversos: http://www.piomoa.es *El origen cultural de España está en Roma. Y su origen político, es decir, su conversión en nación, está en los godos a partir de Leovigildo. *España es una comunidad cultural romanizada, dotada de un estado propio por Leovigildo. Sin eso no habría habido Reconquista. Y su católico hijo Hermenegildo estuvo a punto de destrozar el gran proyecto político en nombre de la religión. Menos mal que Recaredo fue más sensato. *El exterminio de indios en Argentina se dio después de la independencia, imitando a Usa. Y en el Méjico independiente los indios fueron despojados de sus tierras, reconocidas por la Corona, con el argumento de que no se reconocía la propiedad colectiva. *Si las  Vascongadas no hubieran elegido estar en España, tendrían una historia oscura y poco más que folclore.

 

Categorías: Interesantes

El mayo del 68 y el pensamiento histérico / Los mercados perversos.

Sáb, 2018/10/13 - 12:58
Hoy, en Una hora con la Historia haremos una recapitulación de las cuatro grandes etapas de la Reconquista, la dialéctica integración-disgregación, o las causas de la lentitud del proceso. Anterior: Una hora con la Historia. Reconquista: auge de Aragón y hegemonía de Castilla: https://www.youtube.com/watch?v=M9kMBsrER10&t=51s

la reconquista y españa-pio moa-9788491643050

**************************

Lástima que perdí un tuite de Albert Rivera, creo, o en todo caso de C´s, en que, con motivo del Day of the girls animaba a las chicas con consignas como “el futuro es vuestro”, o “sois el futuro”, y “todos vuestros deseos se cumplirán” o “haced reales todos vuestros deseos”, o cosa por el estilo. Obviamente el futuro no es de nadie ni nadie realiza sus deseos, que suelen ser contradictorios y muchas veces confusos y poco conscientes. Lo que quiere decir, en cualquier caso,  es que las chicas deben tener los deseos que Rivera desea que tengan. Pero por encima de toda esa inmundicia ñoña y cursi,  con la protección oficiosa que cree conveniente otorgar a las mujeres en general, haciéndose su representante con absoluta falta de respeto, lo interesante es el infantilismo de esas consignas. El infantilismo está presente de forma  abrumadora en nuestra sociedad a través tanto de la publicidad comercial como de la política, más peligrosa, haciendo presente la pesadilla anunciada por Tocqueville, y a la que debiera prestarse mucha más atención.     Este viernes estuve en una exposición y  mesa redonda del grupo cristiano “Comunión y Liberación” en torno al cincuentenario del mayo del 68 o “mayo francés”. ¿Qué fue aquel movimiento extraño, políticamente fracasado tanto como socialmente exitoso? Hay muchas teorías. Obviamente fue la culminación de un proceso tal vez iniciado con los beatniks useños, cuyo espíritu fue una especie de rebelión generacional contra la generación anterior, la que había hecho la guerra y protagonizado el mayor desarrollo económico de la historia. Desde luego, no fue rebelde toda una generación, sino minorías de ella, pero siempre son minorías las que imprimen su sello en cada época. Y por supuesto aquellas minorías no querían nada de manera algo homogénea, más allá de su rebeldía y del empleo a troche y moche de la palabra “liberación”. Entre ellos había comunistas de diversos tipos, incluidos los stalinistas más rabiosos, había pacifistas (no querían la guerra, lógico, y exigían el desarme frente a la URSS, con la que simpatizaban más o menos vagamente). La “liberación sexual”, equiparada  a “liberación de la mujer”, estaba extendidísima, pero algunos lo veían como reivindicaciones pequeñoburguesas. Y así sucesivamente. En conjunto, el movimiento dejó una buena música popular y un rastro de drogas y desgracias familiares y personales del que no suele hablarse.  Podríamos decir que se trató de una rebelión contra el legado de sus mayores… pero aprovechándolo a fondo, pues, desde luego, no iban a renunciar a las magníficas condiciones materiales creadas por sus padres (salvo algunos pequeños grupos que se metían en comunas, poco duraderas). Resultaba contradictorio y sonaba a capricho oportunista de bien alimentados y privilegiados hijos de papá, pero en el fondo había algo más: por una parte la profunda insatisfacción con la trivialidad de la vida ofrecida por el bienestar material como único horizonte; y por otra una explosión de infantilismo bien visible en las consignas empleadas. Lo querían todo y lo querían ya, pero lo que fuera ese “todo” no estaba nada claro, fuera, en la mayoría de los casos, una sexualidad “liberada” de todo compromiso y de obligación  hacia las consecuencias. Una sexualidad de niños, por así decir. Este infantilismo genera inevitablemente el rechazo de la realidad y el consiguiente pensamiento histérico.     Decía que políticamente fracasó, pero solo fue por un tiempo. Hoy percibimos su triunfo político en los gobiernos LGTBI de la Unión Europea, en la “corrección política”, en el ambiente general entre burdelario y cursi, en el odio al adulto, sobre todo si es varón, entendido como la autoridad derivada del esfuerzo o mérito y de  la responsabilidad, conceptos todos ellos odiosos… (por supuesto, hay autoridades tiránicas, pero aquí se entiende cualquier manifestación de ella). Apenas nos damos cuenta porque vivimos desde hace tiempo cada vez más inmersos en ese ambiente, pero haciendo un poco de memoria podemos entender el enorme cambio vivido.
**************
En España existen  economistas técnicamente a la altura de los de cualquier otro país avanzado, pero no existen teóricos algo significativos. Propongo aquí un tema que podría dar lugar a investigaciones, estudios y teorización: los mercados perversos. Siempre se habla de los mil problemas relacionados con la productividad, la innovación, la ganancia, los salarios, la creación de empleo, las oscilaciones del PIB, libertad mayor o menor de mercado, etc. Todo ello enfocado desde un punto de vista ajeno a consideraciones morales. Pero pocos podrán negar que ciertos mercados difícilmente podrían considerarse convenientes o equiparables a los de productos  considerado inocuos. Podríamos llamarlos mercados perversos, me refiero al narcotráfico, la prostitución, el tráfico de armas y otros parecidos, pero cito estos tres porque mueven cantidades ingentes de dinero. La prostitución en sus diversas manifestaciones es, según algunos, el negocio más “productivo” no solo de los tres mencionados, sino de cualquier otro, e incluye una multitud de servicios y de mercancías materiales.  El asunto plantea además problemas políticos de gran alcance… En fin, queda hecha la propuesta.

*************

 *El objetivo real de la profanación de los restos de Franco es humillar y desacreditar la monarquía y a la Iglesia. Y lo planean en nombre de la democracia, cuando la democracia viene también del franquismo, y no de un antifranquismo que la está hundiendo. *Desde lo del besamanos, Sánchez odiará la monarquía mucho más aún que antes. Basta ver su desprecio al rey en la toma de posesión para comprobar cómo piensa. Pues la monarquía viene de Franco, quien venció a chekistas y ladrones del Frente Popular, ídolos de Sánchez . *La democracia en nombre de la cual quieren humillar y desacreditar la monarquía y a la Iglesia mediante el ultraje a los restos de Franco, es la democracia de Maduro. *Si el Puchimón deja caer al Sánchez, habrá hecho algo muy bueno en su vida *Insisto, una universidad en que se niega una realidad histórica tan evidente como la Reconquista es una universidad de charlatanes. *Una universidad donde se enseña historia según la memoria histórica o la leyenda negra solo puede ser una universidad basura. Y lo es *La Reconquista, hecho histórico evidente, sufre de dos falsas interpretaciones: la de quienes la niegan y la de quienes la consideran un fenómeno simplemente religioso. *La lengua más propia de todas las regiones españolas, sean Cataluña, Vascongadas o Galicia, es el español común, la más hablada y culta en todas ellas. Las lenguas regionales son minoritarias y culturalmente débiles en comparación. *Breve historia dela economía bajo el PSOE: 1936, un millón de parados. Felipe González: tres millones. ZP: cinco millones. Parece que ahora quieren batir la marca. *España tiene los mayores navegantes de la historia humana. Los ingleses siguen, pero en España no se respeta a los propios, mientras que Inglaterra tiene la mejor literatura de tema naval. Hay que aprender de ellos. *¡Por fin se exige la publicación de las actas de los chanchull0s de ZP con la ETA. Es una exigencia democrática que han burlado los gobiernos de ZP y Rajoy
Categorías: Interesantes

Perspectivas de la Hispanidad / Los demócratas y Franco.

Vie, 2018/10/12 - 08:26
En la fiesta nacional, que es también la fiesta de la Hispanidad, debemos recordar que España no solo descubrió América, también el Pacífico y al mundo entero como conjunto, poniendo en relación por mar a todos los continentes. El historial naval español es el más importante de la historia humana, mucho más que el inglés, y sin embargo es aquí olvidado o despreciado. Como herencia de aquel tiempo está la Hispanidad, pero debemos plantearnos si hoy existe. Creo que permanece, aunque en crisis, y resulta de todas formas difícil apreciar sus rasgos, aparte del idioma, ciertas tradiciones y un sentimiento  de apego histórico,  contrapesado por una demagogia estrafalaria sobre una América pre hispánica que nunca existió al margen del aspecto geográfico. Cuando no echada a perder  por un deseo suicida de que la colonización no hubiera existido, o no hubiera sido como fue, o que la hubieran realizado otros pueblos europeos  –cuyas empresas ultramarinas por entonces apenas sobrepasaban el nivel de la piratería–. España descubrió América geográficamente y la construyó culturalmente. El gran vicio que pone en permanente crisis esa enorme construcción cultural es el empeño de negar la evidencia e inventar arbitrariamente motivos de rivalidad y distanciamiento. Quienes se empeñan en secar sus propias raíces cavan su tumba. En Nueva historia de España termino: “Hoy por hoy, España carece de ímpetu cultural para orientar una evolución creativa, y tampoco se perciben otros países de Hispanoamérica capaces de hacerlo. La potencia espiritual demostrada por España en otros tiempos podría servir de acicate  para un renacimiento  en los actuales. Los indicios no son muy alentadores, pero todavía más catastrófica parecía la situación previa a los Reyes Católicos. Todo reto puede encontrar su respuesta, toda crisis encierra los factores de superación, y el futuro nunca está escrito”. Pero, hay que insistir, de momento, los indicios son poco alentadores. (Hace ocho años en LD)  de la ii guerra punica al siglo xxi-pio moa-9788499700656

*************

La oposición a la profanación de la tumba de Franco no debe corresponder solo a la Iglesia y la monarquía, sino a todos los demócratas. A ver si nos damos cuenta de lo que significa esto: Franco no tuvo oposición democrática, sino comunista o terrorista. Por tanto los demócratas vivían bien bajo su régimen. Los (más o menos) demócratas prosperaron muy bien en su régimen, incluso como funcionarios en su aparato de estado. Además, fue el franquismo el que creó condiciones para una democracia viable… que está destrozando los antifranquistas de este tercer frente popular.  Pero muchos de aquellos demócratas cometieron el grueso error, después de morir Franco, de sumarse a la propaganda antifranquista, elaborada básicamente por los comunistas, su única oposición real. Así que los demócratas, si lo son, deben ser los primeros en oponerse al ultraje a los restos de Franco.

*******

En cuanto a hacer un balance de los aspectos positivos y negativos, algo que en España no suele hacerse, sino que tiende a juzgarse lo general en función de aspectos parciales, es parecido a  cuando algunos críticos superficiales, de izquierda y de derecha, condenan a Franco por ser “un dictador”, algo que les parece definitivo para juzgarle. A menudo les digo: mire usted, ese dictador nos salvó de una revolución totalitaria, de la guerra mundial,  de un nuevo intento de guerra civil, y dejó un país próspero, unido y reconciliado, con numerosas libertades personales y bastante libertad de expresión. Gracias a lo cual tenemos el período de paz más prolongado que ha vivido España en dos siglos, y  una democracia que los antifranquistas  de ahora procuran arruinar.  No había demócratas en las cárceles de Franco, ni había una verdadera oposición democrática, y seguramente los críticos de ahora procurarían hacer carrera en aquel régimen, como lo hicieron la mayoría de los que son lo bastante mayores para ello y ahora se han vuelto antifranquistas feroces y retrospectivos. Claro que aquel régimen tenía serios defectos,  todos los tienen, pero en el balance pesan incomparablemente más los aspectos positivos.  Y, por cierto, Franco fue muchísimo menos cruel que Churchill, Roosevelt o Truman –para no mencionar a Hitler o Stalin–. Pero la propaganda de origen marxista le ha cargado el sambenito de una especial crueldad. Porque a menudo el que grita más es el más escuchado, y esa propaganda, copiada por muchos “demócratas” de izquierda y de derecha,  ha sabido gritar muchísimo.    Con este tipo de paranoias o manía pasa lo mismo con las conspiranoias: los hechos reales no les dicen nada.

  

 

Categorías: Interesantes

De todos los misterios…

Jue, 2018/10/11 - 08:37
Creo que nunca se ha escrito una tragedia más completa y profunda que Antígona. Uno de sus elementos, en el que más se ha reparado, es el conflicto entre ley natural y ley positiva; también el conflicto entre el interés particular y el interés general, entre el hombre y la mujer, entre el ansia desesperada de la vida y el deber que lleva a la muerte; pero abarca mucho más, como el amor, descrito con enorme fuerza poética, nada sentimental: Amor, invencible en el combate, amor que entras en los ganados, que acechas desde las tiernas mejillas de las doncellas, te paseas por  mar y entre las cabañas rústicas del campo, y nadie escapa a tu poder, ni los dioses ni los hombres, y  enloqueces a aquel de quien te apoderas. Tú conviertes los pensamientos de los justos en injustos y los arrastras a la ruina… No menos intensa es la visión del ser humano: De todos los  misterios, el mayor es el hombre (también se traduce como “De las cosas asombrosas”  o “formidables”…; yo prefiero la primera traducción ya diré por qué). Él cruza el espumoso mar  con el ábrego borrascoso entre las olas que braman a su alrededor. Él fatiga la Tierra, la más venerada de las diosas, la incorruptible e infatigable, volteándola con el arado y trabajándola con los caballos (…)  Él se procuró por sí mismo el lenguaje y los alados pensamientos y las conductas que ponen orden en las sociedades, y sabe esquivar los dardos de los hielos y el azote de las lluvias ¡Es inextinguible en sus recursos! (…) Tan solo no podrá esquivar el Hades, pero concibe los medios para escapar de las enfermedades…      En dos palabras, la tragedia incide  en la verdad del ser humano, que se le escapa a él mismo: puede describir mejor o peor sus acciones y sus conflictos, pero el sentido general se le escapa, le asombra, es un misterio para él. Y sin embargo ese misterio le acucia constantemente. “La verdad es una amante cruel, que no se entrega del todo a nadie pero castiga a quien no la corteja”, como dijo el poeta. Si rebajamos el asunto al nivel ideológico actual, podemos contrastar la actitud que vagamente llamaríamos liberal, con la que por convención podemos llamar integrista. El liberalismo defiende las libertades políticas por cuanto el contraste entre unas y otras opiniones  e investigaciones nos acerca a unas verdades nunca alcanzables por completo. El integrismo afirma que la verdad, incluso con mayúsculas, está alcanzada desde Jesucristo, y por tanto ya no hay nada esencial que buscar sino, en todo caso, profundizar en su estudio y aplicación. El liberalismo corre serios riesgos de extraviarse entre opiniones y semiverdades irrelevantes o absurdas, y el integrismo trata de ignorar que en la aplicación de sus verdades, incluso en la concepción misma de ellas, en el mensaje de Jesús o de San Pablo, existen muchos problemas de difícil solución (de hecho esos problemas han motivado enormes esfuerzos explicativos nunca del todo concluyentes). Por otra parte, aun si damos por cierta la verdad religiosa, ¿qué aplicación práctica tiene en la sociedad desde el punto de vista político? ¿Se ha aplicado alguna vez? ¿Con qué fruto? Dejándolo aquí, vamos a la novela Sonaron gritos y  ”el mayor de los misterios”. La novela consta de tres partes: “La catástrofe”,  “El hielo y el fuego” y “De todos los misterios…”, y funciona en al menos tres planos: la historia general de la época, los actos de los protagonistas en sí mismos, y la interiorización de todo ello por el protagonista. La primera parte alude exteriormente a la guerra civil, interiorizada en los personajes a partir de un episodio catastrófico (real, más o menos), como un conflicto del que el protagonista (Alberto) no se percata siquiera, pero que le irá condicionando. La segunda parte se refiere exteriormente a la guerra en Rusia, interiorizada por Alberto como una huida de Carmen, a quien por otra parte quiere, o en otras palabras, como una huida de la tranquilidad doméstica, motivada en principio por un afán de aventura y en parte ideológico, y más en el fondo por una inquietud no consciente, con un afán de sufrimiento cuyo origen nunca llega a conocer. Y la tercera parte expone (o trata de exponer) hasta cierto punto la verdad de todas aquellas peripecias: el descubrimiento de una identidad esencial entre él y el asesino de su familia. El conocimiento, o más bien la impresión de aquella verdad, derrota en cierto sentido al protagonista, que solo muchos años después, muerta Carmen, será capaz de rememorar con cierta objetividad su historia de juventud. Debo añadir que no me planteé la novela siguiendo el esquema anterior, sino que “salió así”.  Fue aprovechar un suceso real que me contaron  e ir elaborando sobre él, aunque es cierto que alguna inspiración difusa tuvo en la tragedia de Sófocles.

Sonaron Gritos Y Golpes A La Puerta (Ficción Bolsillo)

************

 

Categorías: Interesantes

Movimiento por Gibraltar

Mié, 2018/10/10 - 09:55

Una hora con la Historia. Reconquista: auge de Aragón y hegemonía de Castilla: https://www.youtube.com/watch?v=M9kMBsrER10&t=51s

****************

En relación con los ocho puntos sobre Gibraltar, expuestos ayer en el blog, nos hemos reunido para poner en marcha un movimiento 1.-La cuestión de Gibraltar, por lo que revela sobre la posición de España como país satelizado, está precisamente sumida en un olvido intencionado por políticos y partidos. Es preciso llevarla a primer plano de la opinión pública, precisamente porque, debido a su gran alcance político, es un arma contra el Tercer Frente Popular. 2.- En una primera fase se trata de aglutinar informalmente al mayor número  posible de personas. Puede haber miles, pero hay que llegar hasta ellas.. Se trata de bombardear las redes y usar otros medios, con consignas, artículos,  informaciones  e interpelaciones a los políticos. No hay que limitarse a temas estrictamente del peñón sino darle un carácter más amplio (contra la colonización cultural, contra las intervenciones de interés ajeno y bajo mano e idioma ajeno, etc.). Hay que poner en evidencia a todos los partidos actuales del Frente Popular, que abarca al PP 3. En una segunda etapa, la asociación informal puede convertirse en formal, es decir, organizada (como una ONG o cosa parecida), para crear un movimiento más fuerte. Pero de momento este blog sería el principal orientador en artículos y consignas. La labor debe ser lo más intensa y sistemática posible, no necesita estructura formal ni dinero, ni más esfuerzo que cierta disciplina de trabajo. 4. Los ocho puntos, una vez se discutan, serían el manifiesto de la asociación informal. Pero ya desde este momento deben difundirse lo más masivamente posible en tuíter facebook y otras redes, por correo electrónico, etc.

*************

“…Un acierto de su novela es la concisión con que resuelve situaciones complicadas, de esas que darían pie a muchas páginas. Pienso en la escena cuando Carmen está a punto de encontrar un nuevo novio, mucho mejor situado y más guapo que Alberto, en los momentos en que el régimen parece a punto de caer al terminar la guerra mundial. Una escena clave, tanto como moral o amorosa como política. Encierra una situación al borde del abismo. Fue al leer por segunda vez la novela cuando me percaté. Con tanta concisión no se percibe a veces la intención o las claves…” (L. A. P.)  ******************** *La falsificación del pasado, en especial de la guerra civil y del franquismo, está en la raíz de muchos de los peores problemas que tiene la democracia en España

los mitos del franquismo-pio moa-9788490603499 la guerra civil y los problemas de la democracia en españa-pio moa-9788490551394los mitos de la guerra civil-pio moa-9788497340939

*Cristina Seguí  ha infligido una importante derrota moral y política a esa chusma. *Como nuestros políticos son, (no todos pero en general), delincuentes en uno u otro grado, procuran que las cárceles sean como hoteles, por si les toca domiciliarse en ellas. *El macarra profanador de tumbas ya demostró su cobardía cuando, después de amenazar chulescamente con acciones penales a quienes informaban sobre su falsa tesis, dio marcha atrás diciendo que defendía la “pluralidad” de la prensa. *La victoria sobre la Contraarmada inglesa en 1589 revirtió por completo el fracaso de la “invencible”. Batalla crucial en la historia de España, comparable a Lepanto y a Cartagena de Indias. Le dedicamos esta sesión en “Una hora con la Historia”: https://www.youtube.com/watch?v=fSL4x5rKdAs&t=17s … *El macarra no puede explicar su tesis en el Senado porque no hay tal tesis. Es preciso expulsar del poder a este farsante. Y la universidad, ya bastante desprestigiada, no puede seguir sin despojarle del doctorado. *Un gran país como España no puede estar bajo el mando de un perturbado mental, falso doctor conectado familiarmente con el negocio de la prostitución, y de una banda de tiorras a su nivel. Esto tiene que acabar cuanto antes. *¿Qué tienen en común Rufián, Pablo Casoplones, Rajoy, Casado, Soraya, Torra, la Beni, De Juana Chaos, la Robles, la Delgado, Rivera, Puchimón, Otegui, Pujol, Urkullu, el de la tesis, el juez delincuente Garzón, Josu Ternera, ZP…? Todos son antifranquistas. Y se dicen demócratas. *Dice Rivera que la masonería defiende la democracia. Una sociedad secreta y la democracia son cosas naturalmente incompatibles. Una sociedad secreta solo puede manipular la democracia, no defenderla.

**************

 

Categorías: Interesantes

Noticias