Interesantes

Jue, 1970/01/01 - 01:00
Categorías:

Flojera generacional, franquismo y democracia.

Dichos, actos y hechos — Pío Moa - Hace 6 horas 53 mins
P. Si usted considera tan floja a la generación española actual, ¿por qué persiste en mantener sus análisis? ¿No será que está usted equivocado en el fondo? –Uno siempre debe considerar la posibilidad de equivocarse. Pero que se trata de una generación floja o algo peor, es un dato objetivo, no una opinión. Intelectualmente, la España actual apenas produce más que morralla como un satélite de tercer orden de la cultura anglosajona. No voy a insistir en eso porque el servilismo y esterilidad cultural están bien a la vista, aunque salten chispazos esperanzadores aquí y allá. La moral predominante es un hedonismo pedestre, incluso criminal en la cuestión del aborto,  encauzado por una publicidad repugnante y unos intelectuales de tres al cuarto. En esas circunstancias pululan ideologías menores y absurdas como la LGTBI, un antifranquismo entre idiota y malvado, una imitación simiesca de lo anglosajón acompañado a menudo de un odio pueril a Usa, los racismos separatistas… Todo eso que llena el espacio público ¿Me equivoco en eso? Está bien a la vista. A lo mejor me equivoco en denunciarlo como algo maligno cuando debería ensalzarlo como democracia, pluralismo y demás, según la retórica hueca al uso. Pero tengo la convicción de no equivocarme al criticarlo. P. Sin embargo se le acusa de una defensa excesiva, cerrada, del franquismo como si fuera una panacea para curar lo que usted llama podredumbre actual –Al franquismo se le puede defender de dos formas: señalando la verdad histórica de lo que significó y logró para el país, para el pueblo español; y como ideología y régimen político válido en la actualidad. Los que lo defienden en el segundo sentido parten de ignorar lo que fue Franco y el franquismo y construyendo un mito algo simplón sobre ello. El franquismo fue un gran régimen y Franco un gran estadista, pero ya he explicado por qué el régimen no podía sobrevivir. En los años 40 y 50 se mantuvo contra el mundo entero, por así decir, hasta que sus enemigos no tuvieron más remedio que aceptarlo, por unas razones u otras. Y ese mero hecho indica una vitalidad y una fuerza interna que habría que analizar dejando de lado definitivamente las propagandas. He comenzado ese análisis en Los mitos del franquismo, que debería haber dado lugar a un buen debate. En una sociedad sana, en una democracia sana, así habría ocurrido. Pero la putrefacción moral e intelectual, insisto, es un hecho, no una opinión. En definitiva, el franquismo se agotó, pero no sin antes haber creado una sociedad nueva y apta para una democracia real, una democracia que está siendo destruida por un nuevo frente popular.

los mitos de la guerra civil-pio moa-9788497340939los mitos del franquismo-pio moa-9788490603499la guerra civil y los problemas de la democracia en españa-pio moa-9788490551394

P. ¿A qué llama usted una democracia real? –En La guerra civil y los problemas de la democracia he tratado ese asunto, que es crucial pero que  tampoco trata nadie. La democracia en su significado etimológico es un absurdo, no puede existir. La frase de Lincoln de gobierno “del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”,  es pura retórica vacía, como indiqué en otros momentos. El gobierno se ejerce siempre sobre el pueblo. Pero, fíjese usted, se ejerce también para el pueblo, pues de otro modo no tendría sentido. Todos los regímenes habidos y por haber se justifican por su labor para el pueblo, poniendo orden y fomentando la prosperidad. Claro que en la práctica puede no ser así, puede ser todo lo contrario, pero la justificación de su existencia es esa. Ahora bien, ¿qué es el pueblo? No es un conjunto homogéneo, porque en él abundan los intereses, ideas y sentimientos más diversos, que tienden al encontronazo y al odio,  y también por eso, precisamente existen el poder y el estado. ¿Qué significa entonces gobernar para el pueblo? El gobierno es siempre oligárquico, por la propia naturaleza del poder, y las oligarquías tienen también sus propios intereses, que tienen a imponer sobre otros más generales. Lo que distingue a las oligarquías en lo que equívocamente llamamos democracia, es su actuación abierta en forma de partidos, para ganar a la opinión pública o crearla. Esto de crearla es muy importante, porque la masa del pueblo suele tener ideas muy sumarias y contradictorias sobre el poder y sobre casi todo, y los partidos tienden a explotar su ignorancia. Es algo inevitable. La lucha de partidos u oligarquías existe en cualquier régimen, pero en las democracias es abierta y en los demás es cerrada y no depende del voto general. Por razones históricas el franquismo no fue democrático, pero creó condiciones para una democracia que no viniera por vías catastróficas como en el resto de Europa occidental. P. Pero usted dice que esas democracias, como la española, están haciéndose irreales, degenerando hacia el totalitarismo. –Llamamos totalitarismo a la ocupación del estado por un partido,  y de la sociedad por el estado. La democracia exige libertades y eso es un riesgo, porque pueden ser utilizadas, de hecho lo son siempre en mayor o menor medida, para hacer demagogia, predicar disparates y disgregar la sociedad en una tormenta de odios como  ocurrió en la república. Por eso las democracias no funcionan sin una base, explícita o implícita, de valores generales compartidos, como el patriotismo, la identificación con la historia de esa sociedad y el respeto esencial a los antepasados y algunas ideas éticas generales de raíz religiosa o ideológica. Como decía un analista, en la república se llegó a una situación “en la que nada nos es común a los españoles”, y estamos volviendo a eso. Y también exigen las democracias cierto grado de prosperidad y una desigualdad social no muy fuerte, condiciones  que por sí mismas tienden a atenuar los odios, sin por eso eliminarlos. La democracia es así un sistema de tensiones sociales controladas que, desde luego, pueden degenerar. En el franquismo las tensiones sociales estuvieron muy bien controladas y por eso podía evolucionar hacia una democracia abierta. El inmenso error de la transición fue, desde Suárez, la ruptura con el franquismo. No una ruptura abierta como la que proponía el segundo frente popular, sino disimulada, aceptando la identificación de democracia y antifranquismo y tratando por ello de hacer olvidar de dónde venía el nuevo régimen. El antifranquismo es, en definitiva, el frente popular, coalición de hecho de separatistas, totalitarios y sectarios diversos. Estos 40 años de falsificación histórica son también una causa esencial de la flojera por no decir miseria intelectual y moral de las actuales generaciones. Y así estamos hoy. P. ¿Y en Europa?

***********************

Este sábado en Una hora con la Historia, trataremos las particularidades del catolicismo español en la Reconquista. Pueden ver en YouTube y en podcast la sesión anterior: la primacía de Castilla en la génesis de España: https://www.youtube.com/watch?v=BDGLvcZvcxg&t=23s

**************

*A estas alturas, las autoridades académicas tendrían que haber retirado ya el título de doctor al #MacarraSánchez . Como tarden, quedarán como cómplices de la fechoría. *Fernández Villa, condenado ahora por robo, es un líder socialista conocido antaño como “el amo de Asturias”. Había sido confidente de la policía franquista, como otros muchos socialistas importantes. Por eso el PSOE en el poder destruyó los archivos de aquella policía, la BPS. *Ha estado bien Aznar, pero no caigamos en la trampa de esperar algo del PP. La alternativa hoy por hoy es VOX. El PP es parte, y parte muy principal, del problema, no de la solución. El mismo Aznar fomentó enormemente los separatismos. *Hitler, Stalin y la guerra de España. He explicado a una periodista rusa que Stalin dominó al Frente Popular mediante el oro y el PCE, agente suyo. Hitler nunca mandó sobre Franco. Ni Mussolini. *Expliqué también a la periodista rusa: “En España no existe democracia, porque funciona con leyes totalitarias como la de memoria histórica o las de género. Quedan las libertades de opinión, expresión etc., cada vez más asediadas. *Añadí a la periodista rusa: En España la decisión popular de hacer la democracia desde el franquismo y no contra él, y sí contra el frente popular, ha sido burlada sistemáticamente por unos políticos infames. *Otra cosa que expliqué a la periodista rusa. Hitler no tiene nada que ver con Franco. Hitler dejó a su país en ruinas. Franco dejó un país espléndido, próspero y sin más odios que los de los terroristas y comunistas, muy minoritarios. *Asimismo comenté a la periodista rusa que España tenía una fundamental especificidad en Europa: no tenía la deuda de Europa occidental con Usa y con Stalin, no debía a nadie su democracia, hoy estragada, ni su prosperidad. *Expliqué también a la periodista rusa: Yo luché contra el franquismo no tanto porque no me diera cuenta de que se vivía muy bien, sino porque pensaba que el comunismo emanciparía a la sociedad mucho más profundamente. Me costó entender el error.

**************

Categorías: Interesantes

Impidamos la destrucción de la democracia por macarras y tiorras

Dichos, actos y hechos — Pío Moa - Mié, 2018/09/19 - 10:17
Está en el poder un auténtico macarra con títulos académicos falsos, mentiroso compulsivo y vinculación familiar con el negocio de la prostitución homosexual y no homosexual. Este sujeto ha alcanzado el poder sin pasar por las urnas, mediante una alianza con separatistas y comunistas para desmontar legal pero ilegítimamente al anterior gobierno, que de hecho le allanó el camino al poder con una política a su vez delictiva. Y el actual mandamás ha montado un gobierno de tiorras e individuos semejantes a él, más algún iluso, y en lugar de convocar elecciones, se dedica a depurar los órganos de formación de opinión, es decir las televisiones públicas, ha empezado a hacerlo en el ejército y seguramente en otros organismos, y conculca la ley abiertamente, en Cataluña y pasando por encima del Senado en decisiones que competen a este. Todos los indicios apuntan a que planea una evolución a la venezolana. Al mismo tiempo, está aplicando un programa de gobierno cuyos puntos básicos son la agravación de las leyes totalitarias de memoria histórica y de género impuestas por Zapatero y que  desvirtuaron la democracia, convirtiéndola en una democracia fallida, sin oposición de la derecha. Los nuevos pasos se dirigen redondear el proceso con la anulación de las libertades de asociación,  opinión, expresión, investigación y cátedra so pretexto de antifranquismo, y a la destrucción de la familia mediante una redoblada presión LGTBI.  La corrosión de la democracia por Zapatero, proseguida por Rajoy, solo estaba dejando en pie ciertas libertades básicas que ahora se hallan seriamente amenazadas, por la presión legal combinada con la fabricación de una opinión pública envenenada desde los grandes medios de masas. Estamos de nuevo en plena eclosión de los rasgos que según Gregorio Marañón caracterizaron a la república: la estupidez y la canallería. El programa de gobierno incluye la prosecución del auténtico golpe de estado permanente instalado en Cataluña por Rajoy, Puigdemont  y Torra, con vistas a que degenere en una práctica secesión. Debe recordarse que Zapatero y luego Rajoy vaciaron prácticamente del estado a Cataluña y Vascongadas, permitiendo y financiando la infracción sistemática de la ley y el ataque permanente a España por parte de los separatistas.  Lo que hoy vemos solo es la coronación de una política desintegradora de España iniciada ya con Suárez y acelerada con Zapatero. La acción estrella del gobierno del macarra es su plan de profanar y ultrajar la tumba de Franco, un gesto simbólico del máximo alcance político-histórico. Y se entiende su sentido porque Franco venció a un Frente Popular constituido esencialmente por socialistas, comunistas y separatistas, como el de ahora (y entonces arropado como aliados menores por republicanos golpistas y por anarquistas, ambos felizmente desaparecidos hoy.) El franquismo los venció militarmente, salvó la cultura cristiana y a la Iglesia, disolvió los odios feroces de la república que condujeron a la guerra civil, libró a España de las catástrofes mayores de la Segunda Guerra Mundial, y con todo ello dejó un país próspero y apto para una democracia.  Como debe recordarse, pero nunca se hace, al comenzar la transición de formó una especie de nuevo frente popular de hecho con los continuadores de los partidos vencidos, más grupos totalitarios nuevos, diversos democristianos, etc., cuyo objetivo era enlazar con los vencidos en la guerra civil, presentándolos con increíble descaro como los auténticos demócratas. Este nuevo frente popular fue derrotado en el referéndum de diciembre de 1976 por la abrumadora mayoría de la población, que aprobó una democracia de la ley a la ley, desde el franquismo y no contra él, y sí en cambio contra aquel nuevo frente popular en ciernes, cuya debilidad quedó bien de relieve. Puede decirse que fue una segunda victoria de Franco, después de muerto. Los partidos frentepopulistas debieron entonces disimular, aunque, por desgracia no aprendieron nada de la historia, y prosiguieron tenazmente sus maniobras basadas en la falsificación de la historia. Una falsificación que una derecha asombrosamente descerebrada aceptó y compartió. Todo ello combinado con el terrorismo separatista de la ETA y la colaboración con la misma bautizada como negociación o diálogo. Llevó tiempo formar un tercer frente popular de hecho, pero con Zapatero se hizo: aparte de las leyes de género, la ley, igualmente totalitaria, de memoria histórica, supuso el intento de invertir la historia que llevaba del franquismo a la democracia, para acabar con esta en cuanto herencia del franquismo. Ni uno solo de los partidos que apoyaron esas nuevas leyes es democrático, como no lo fueron los vencidos en la guerra civil. Y lo más grave, lo nuevo históricamente es que estas derivas fueron apoyadas en la práctica por el PP, que no les hizo la menor oposición significativa y mantuvo luego en vigor todos aquellos atentados contra el estado de derecho y la libertad. La gran plaga de nuestra democracia es un antifranquismo demencial, fabricado por los intelectuales más falsarios, los políticos más corruptos y los periodistas más ignorantes. Y así hemos llegado hasta hoy. Es fácil entender que todos los grandes problemas y amenazas que sufre la libertad y la propia España nacen de la falsificación de la historia reciente. Del “Himalaya de falsedades”, como decía Besteiro del Frente popular, falsedades  que  hoy resurgen con fuerza inusitada gracias a la colaboración del PP. Cualquier estrategia para romper esa deriva, personificada en un auténtico macarra, debe partir de esta constatación. Para sanear la convivencia en libertad entre los españoles, es indispensable restablecer la verdad sobre el pasado, pues de su falsificación surge toda la gusanera que está recobrando las lacras que destruyeron la república. Todos los esfuerzos que se hagan en esa dirección serán pocos, y esta convicción debe calar de una vez en las personas moral e intelectualmente aptas que haya en los actuales partidos, y sobre todo en la población en general. . .
Categorías: Interesantes

Sistemas cerrados, el liberalismo en el franquismo y una generación floja.

Dichos, actos y hechos — Pío Moa - Mar, 2018/09/18 - 11:03
Europa (Historia) de la II guerra púnica al siglo XXI (Bolsillo (la Esfera)) P. Ha citado ud a Koestler identificando como sistema cerrado tanto al marxismo y el freudismo como a la Iglesia católica. ¿Está ud de acuerdo en esa idea? –Depende de cómo se plantee. El marxismo y el freudismo son cerrados porque no solo “explican”  la sociedad o la historia, sino también “aclaran” la razón de que haya quienes discrepen, demostrando que lo hacen por  intereses espurios, contrarios a la verdad “científica”. En cierto sentido ocurre lo mismo no solo con el catolicismo, sino con cualquier religión o ideología: los que no pertenecen a ella son herejes o réprobos o malvados que rechazan la verdad: los problemas no existen ni por tanto soluciones distintas de las supuestamente ortodoxas.  Claro que en todo caso ningún sistema de ideas puede evitar que en su seno se produzcan interpretaciones, corrientes y “herejías” diversas. Pero en todo caso hay una diferencia: el cristianismo establece una tensión, que puede ser y ha sido muy creativa, entre razón y fe. Cuando la tensión se convierte en antagonismo, se niega uno u otro aspecto. Las ideologías propiamente dichas las defino como visiones del mundo, la sociedad y la historia basadas en la razón-ciencia, con rechazo a la fe. Paradójicamente se transforman en nuevas fes, fes en la razón, que a su vez produce ideologías contradictorias. Lo he explicado en mi libro sobre Europa, y podría dar lugar a nuevos estudios. P Luego, todas las ideologías y religiones son sistemas cerrados que producen los mismos efectos. –Veamos la diferencia: el catolicismo, el cristianismo en general,  es cerrado en cuanto a la fe, pero no en cuanto a la razón, a menos en principio. Sin embargo en la práctica política y social tiende a  apabullar al César en nombre de Dios, por decirlo así, a dar respuesta a todo tipo de cuestiones  políticas o sociales basándose en una supuesta voluntad divina solo al alcance de los creyentes. Por supuesto, no existe una divisoria clara entre lo que es de Dios y lo que es del César, pero la diferenciación de principio está marcada, es algo que no se da en otras religiones y que las ideologías tienden también a suprimir en sentido contrario.  En España se ha tendido a borrar la diferencia en favor (presuntamente) de Dios, convirtiendo la religión en doctrina política. La tentación es vieja, piénsese en las pretensiones gregorianas de supremacía  o en la Donación de Constantino, una falsificación con la que el papado quería dominar a las potencias políticas.  El catolicismo es compatible con sistemas políticos muy variados, ya lo explicó Francisco Suárez, siempre que no ataquen directamente a la Iglesia. El franquismo quiso identificar a España con la Iglesia, y la broma le salió muy cara. La iglesia pasó luego de transmitir a la política el sistema cerrado de su fe, de sus dogmas, para después,  en el Vaticano II, saltar a un aperturismo excesivo, precisamente hacia regímenes y concepciones abiertamente contrarios al cristianismo. Una tendencia agravada hoy con el papa Pancho. P. Pero, según usted, incluso en los años 40 y 50 el franquismo fue un régimen bastante liberal. –Lo señala Julián Marías: en economía fue liberal, admitía la propiedad privada y la economía de mercado con algunas restricciones. El estado solo trataba de frenar la agitación tipo “lucha de clases”,  y promovía aquellos sectores donde no llegaba  la iniciativa privada, tradicionalmente mediocre en España. También había restricciones políticas para los partidos derrotados en la guerra civil, pero en general, en el ámbito de la cultura, predominaba un talante liberal: Buero Vallejo, por ejemplo, ex condenado a muerte, podía recibir premios literarios, o Cela publicar con pocas trabas novelas realmente contrarias al catolicismo y al propio régimen. Hubo una corriente importante de “realismo social” que era realismo socialista a la soviética y claramente antifranquista, películas de un carácter parecido. Hubo algún debate ideológico de considerable relevancia… También fue un régimen digamos liberal en el sentido de que no creó un estado muy grande, sino pequeño. Es difícil definir un régimen tan peculiar. Se le ha llamado “autoritario” para distinguirlo de “totalitario”, pero ahora tenemos en España y en Europa regímenes mucho más autoritarios, que pretenden reglamentar hasta la vida íntima y los sentimientos de las personas. Lo esencial, ya digo, fue el llamado nacionalcatolicismo, con rasgos menores, pero significativos, de tipo falangista o semifascista,  tradicionalista y desde luego liberal. Un régimen muy pragmático, acompañado de una notable pereza intelectual o doctrinaria. P. ¿Por qué insiste siempre en esa pereza? ¿Es que se cree usted el único que va a contracorriente? –No me creo el único, claro está, pero sí el más relevante, si no le molesta. Porque soy quien más ha investigado estos asuntos. Todos los grandes problemas que tiene hoy el país derivan de la falsificación sistemática de la historia reciente. Le pondré un ejemplo propio. Yo tuve un éxito enorme con el libro Los mitos de la guerra civil. Un éxito difícil de explicar en un ambiente intelectual tan pobre como el actual. Lo atribuyo a dos factores: a la célebre entrevista que me hizo Dávila en la TVE2 y a la reacción furiosa –y totalitaria– de los medios progres, que contribuyó dar relevancia al libro. Todo ello dentro de un momento de gran interés por la guerra civil. Sin embargo publiqué unos años después Los mitos del franquismo sobre un tema aparentemente también en boga y desde luego no menos importante que la propia guerra civil, y el libro pasó con un éxito muy moderado. Claro está, no recibió la publicidad del primero sino un silenciamiento deliberado en los grandes medios. Y sin embargo debió de haberse difundido tanto al menos como el anterior, porque era el primer análisis de aquel régimen fuera de las falsedades a que nos tienen acostumbrados unos, y de la simplezas y tópicos de los otros. Por estas razones, las personas interesadas, sobre todo de la convencionalmente llamada derecha, debieran haber difundido masivamente el libro de boca a oreja, y debiera haber dado lugar a debate. Porque hoy se publican tantos libros que los que no tienen publicidad pasan inadvertidos, pero hay algunos que, sin publicidad previa “se venden como rosquillas”, por la difusión boca a oreja.  Los lectores del primer libro deberían haberse aplicado a difundir el segundo, pero esa derecha no solo es muy perezosa intelectualmente, sino extremadamente pasiva, mientras que la izquierda es mucho más dinámica en ese sentido, y no solo porque esté subvencionada. La derecha, en general, no entiende el valor de la cultura ni de la teoría. La hay de dos clases, la de “la economía lo es todo”, y la de “la masonería,  el sionismo y el nacionalcatolicismo”. Por eso uno tiene a veces la impresión de que todos los esfuerzos por salir de esa ciénaga son vanos. Hay épocas y generaciones que valen muy poco, y me temo que esta es una de ellas.

*******************

los mitos de la guerra civil-pio moa-9788497340939los mitos del franquismo-pio moa-9788490603499la guerra civil y los problemas de la democracia en españa-pio moa-9788490551394

***********

La profanación de cadáveres como arma psicológica: https://huercaloveraface.blogspot.com/search/label/FIDES%20MILITVM

*******************

*1. Dice “El País” (ligado a la prostitución, no es casual) que Defensa (es decir, la Robles, arpía liberticida ) abrirá los “archivos secretos militares”, como el de Ávila. Esos archivos están abiertos de siempre, solo que los “historiadores” españoles no los usan. *2. El archivo de Ávila, por ejemplo, contiene las sentencias de muerte de tribunales del ejército de tierra (las más numerosas), remitidas a Franco. Son unas 23.000, de las que la mitad más o menos fueron conmutadas. *3. Como podrán comprobar en los archivos “secretos”, los ajusticiados lo fueron por crímenes de sangre (asesinatos acompañados a menudo de torturas, violaciones y robos). Estas son las “víctimas” del franquismo con quienes se identifica la Robles y demás delincuentes del gobierno *4. Quedan claras dos mentiras de la tiorra liberticida, de “El País” y de un gobierno que representa a totalitarios y separatistas: los archivos no eran secretos, y la represión de posguerra castigó a culpables de crímenes brutales. Con los que se solidariza el actual gobierno. *5. Cabe añadir que las sentencias conmutadas a cadena perpetua eran aproximadamente la mitad, incluyendo a asesinos con algún atenuante. La cadena perpetua no duraba generalmente más de seis años, incluso menos. *6. Y, por fin, si de alguien fueron víctimas los asesinos ajusticiados en la posguerra, lo fueron de sus jefes, en especial los del PSOE, que los dejaron completamente abandonados a merced de los vencedores, mientras ellos huían con gigantescos tesoros robados a medio país. *7. La guerra civil no se superará mientras los constructores del “Himalaya de falsedades” en que se basó el Frente Popular (Besteiro), no sean desmentidos y acallados. La tiorra liberticida Robles representa la “estupidez y canallería” (Marañón) de los derrotados en la guerra. *El golpe de estado permanente en Cataluña, la colaboración con la ETA, la conculcación de las leyes para profanar la tumba de Franco o robar el Valle de los Caídos o los bienes de la Iglesia despiertan la esperanza ilusionada de Rosa Montero. El nivel de nuestros intelectuales *El antifranquismo se compone de los intelectuales más falsarios, los políticos más corruptos y los periodistas más ignorantes.

*************

En YouTube y en podcast, “Una hora con la Historia”, trataremos el proceso por el cual Castilla obtuvo la primacía en la Reconquista. Primacía cultural, política, militar y demográfica. Un dato crucial que facilitaría la reconstrucción política del país: https://www.youtube.com/watch?v=BDGLvcZvcxg

La Reconquista Y España

Categorías: Interesantes

El indiscreto atractivo del marxismo.

Dichos, actos y hechos — Pío Moa - Lun, 2018/09/17 - 15:51

En YouTube y en podcast, “Una hora con la Historia”, trataremos el proceso por el cual Castilla obtuvo la primacía en la Reconquista. Primacía cultural, política, militar y demográfica. Un dato crucial que facilitaría la reconstrucción política del país: https://www.youtube.com/watch?v=BDGLvcZvcxg

La Reconquista Y España

***************************** P. ¿Cómo es posible que el franquismo, que derrotó tan completamente al Frente Popular, fuera incapaz de oponerse a la infiltración marxista en la universidad? –Por varias razones. En primer lugar el marxismo es una teoría potente, capaz de resurgir una y otra vez de sus cenizas políticas. Siempre cabe decir que se ha aplicado mal pero que su esencia permanece, porque el marxismo es una crítica de la desigualdad social y su consecuencia la explotación de unos por otros. ¿Acaso no puede explicarse así la historia? Siempre ha habido desigualdad y explotación. Y siempre permanece la aspiración humana a la igualdad y a la libertad contra la explotación. El franquismo no tenía una doctrina capaz de enfrentarse a esas ideas. La “caridad” de la Iglesia no servía mucho y era fácilmente ridiculizable. Y el falangismo era demasiado ecléctico, hasta admitía partes de la doctrina marxista. La crítica al marxismo se hacía no tanto desde las ideas como desde su práctica. Paradójicamente, la práctica era el criterio señalado por Marx para superar embrollos teóricos sin salida en la misma teoría. El franquismo fue muy poco teórico, y esa fue una grave deficiencia. Por eso tenemos ahora lo que he llamado el tercer frente popular. P. Pero usted ha dicho que el catolicismo fue la esencia política del franquismo. Y el catolicismo no es un sistema de ideas y creencias inane, realmente ha fundado la cultura europea. – Precisamente. Suele olvidarse que un punto básico del Vaticano II fue el llamado “diálogo con los marxistas” y el rechazo del franquismo. ¿Por qué? Porque en la guerra fría el marxismo parecía ir ganado la partida. Piense en lo que significó que en pocos años su sistema se extendiese sobre un tercio de la humanidad. O que la superpotencia useña fuese incapaz de dominar a un pueblo tan pequeño y técnicamente pobre como el vietnamita. Creo que buena parte del concilio se orientó con esa perspectiva: convenía hacer méritos y entenderse con los probables vencedores. Además, podían encontrarse puntos de contacto entre el marxismo del proletariado y el catolicismo de los pobres. Aparte de que, como decía Koestler, el marxismo y el catolicismo y también el freudismo, son sistemas cerrados que tienen respuesta para todo, por lo que no animan un pensamiento independiente. Todo esto contribuyó mucho a que la universidad fuese ganada por el marxismo y en todo caso el antifranquismo. Los franquistas se encontraban sin argumentos.  P. Así pues, según usted,  el marxismo está destinado a resurgir una y otra vez, con diversas formas, como la hidra mítica. –Schumpeter lo admitía. Sin embargo no lo creo inevitable. Observe que a la teoría de la igualdad necesaria, que hace de la historia una especie de pesadilla, se le puede dar la vuelta. Como la desigualdad en todos los aspectos es evidente, se podría sostener que en realidad la cultura superior, la civilización, han sido creadas siempre por élites más fuertes y evolucionadas, que dominaban naturalmente sobre la masa cuyas apetencias e ideas apenas iban más allá de las necesidades elementales. De no ser por esas élites, viviríamos aún en las cavernas. La idea parece muy conforme con la teoría de Darwin, la selección de los más aptos. El fascismo y el nazismo vienen a ser precisamente una respuesta al igualitarismo: los más fuertes, los mejores, deben predominar sobre los más débiles, y algo parecido, más atenuado quizá,  ocurre con el liberalismo. Observe usted también que, bajo su retórica igualitaria, el marxismo tiende a lo mismo: el partido comunista es la “vanguardia” de la clase obrera, es su élite, una élite que puede ser más despótica que las élites fascistas o capitalistas. Desde ese punto de vista, la ciencia parece más próxima al fascismo que al marxismo.  P. ¿La ciencia respalda a esas dos ideologías a la vez? Las dos se pretenden científicas. El marxismo dice asentarse en la ciencia porque da un sentido a la historia no basado en aspiraciones utópicas, sino en la productividad capitalista, que permitiría por fin una vez igualdad real. El fascismo también afirmaba un carácter científico basado en Darwin o en una interpretación de Darwin. En los dos casos se desvanece  la moral concebida como algo por así decir impuesto e independiente del hombre. Para los fascistas, la moral consiste precisamente en que sean los más fuertes (y por ello los mejores) quienes dominen al resto. Para el marxismo, la moral es solo un conjunto de ideas justificativas del poder de los explotadores. En eso, en la fuerza de los mejores o en la conveniencia de los explotadores, consistiría en última instancia la moral. El marxismo tiene más atractivo porque parece más humanitario y más próximo al catolicismo. Son semejanzas ficticias, si se quiere, pero sugestivas para muchos. De todas maneras, la tensión entre el impulso igualador y el impulso diferenciador es connatural a la sociedad humana.

los mitos del franquismo-pio moa-9788490603499

*********************

*A García Domínguez:  “Todos tenemos un pasado”: En España casi todo el mundo ha cambiado, pero casi nadie ha explicado por qué. Yo me he molestado en hacerlo en mis memorias: “De un tiempo y de un país” (agotado), o en “Adiós a un tiempo”, recién publicado en Amazon.https://www.amazon.es/Adi%C3%B3s-tiempo-Recuerdos-sueltos-relatos-ebook/dp/B075L82G5B… 

 Recuerdos sueltos, relatos de viajes y poemas

*Como el típico chulo, el Sánchez se ha puesto muy matón y amenazador con lo de su tesis. Cuando ve que no mete miedo recula y de pronto “cree en la pluralidad de la prensa”. Con ello demuestra que su tesis es falsa.

*El propio macarra de la Moncloa ha reconocido que su tesis es un fraude, al decir que no se querellará, después de haber intentado intimidar a los medios con chulería. Pero ¿dimitirá? Es demasiado golfo para eso y la oposición demasiado floja.

* Lo que está ocurriendo en España no lo supera la más esperpéntica democracia bananera “latinoamericana”.

*Catar, un estado fomentador de terrorismo y guerras civiles, financia a los delincuentes que quieren quitar a la Iglesia la catedral-mezquita  de Córdoba.

*Algunos listillos dicen que la UE es necesaria para España porque pone un freno a la golfería natural de nuestros políticos. Pasan por alto que han sido esos golfos los que nos han metido en la UE.

*Hace unos años Pablo Casoplones me retó a un debate. Le indiqué que a él la derecha le paseaba por los medios, mientras que a mí me tenía vetado. Debo reconocer ahora que debatir sus estúpidas canallerías madurescas resulta un plato vomitivo.

Categorías: Interesantes

La clave está en la prostitución, o por qué no se supera la guerra civil

Dichos, actos y hechos — Pío Moa - Dom, 2018/09/16 - 15:01

 

 La novela negra como la vida misma que arrasa en el mundo de [Moa, Pío, Moh, Ul-Sih] Recuerdos sueltos, relatos de viajes y poemas

https://www.amazon.es/El-er%C3%B3tico-crimen-del-Ateneo-ebook/dp/B07GD83ZN8/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1534250734&sr=1-1&keywords=er%C3%B3tico+crimen+del+ateneo

***********************

P. ¿Es buena o mala su novela, según usted mismo? –No voy a contestar a esa pregunta. Pero fíjese en que el tema de ella viene a ser la pornografía intelectual y política. Hoy, tener un presidente de España vinculado familiarmente a los negocios de prostitución homosexual y no homosexual es simplemente alucinante, a poco que reparemos en ello. Uno podría creerlo de una “democracia” bananera latinoamericana o africana, que es hacia donde vengo años denunciando que vamos. Pero aún es más significativo el hecho de que la gran masa de los medios de difusión lo oculten, con evidente complicidad. Sin duda tiene algo que ver el dato de que todos ellos están a su vez vinculados al negocio de la prostitución. Lo empezó El País con sus anuncios de “contactos”, imitado por casi todo el resto de la prensa. Lo señalé hace años como algo que definía en buena medida a esa prensa. La empresa de El País también se dedicó a la pornografía, como otra rama de su negocio. Y el estilo de las grandes televisiones solo puede definirse como burdelario. Se explica entonces que encubran al Sánchez: es como ellos. P. Así pues, debería centrarse la crítica en esos datos y no en la tesis famosa –La cuestión de la tesis está directamente relacionada, revela una verdadera prostitución de la universidad, una universidad carente de otra moral que las conveniencias políticas y que hace tiempo dejó de creer en la calidad intelectual y en la verdad. Los políticos actuales pudren todo lo que tocan, desde las cajas de ahorros a las universidades, que forman la columna vertebral de la cultura europea. Es gravísimo. En principio, la tesis debería forzar la dimisión del macarra, pero este no dimitirá. Creo que es un psicópata que se ha rodeado de un elenco de tiorras mentalmente perturbadas y se cree con una misión histórica que cumplir: ultrajar  a Franco y al Valle de los Caídos, liquidar las libertades más básicas en nombre de su repugnante antifranquismo, e instaurar un régimen similar al de Venezuela, para lo cual viene depurando los grandes medios formadores de opinión y lo intenta con el ejército y demás instituciones, sin que los prostituidos medios opongan una resistencia más que aparente. Lo he dicho: o este gobierno termina entre rejas  o terminamos entre rejas los demócratas. P. ¿Cómo se explica ud la pésima calidad de nuestros políticos? –En parte es un problema intelectual, pero solo en parte. Todos los presidentes de gobierno desde la transición han sido intelectualmente nulos, casi diríamos semianalfabetos, si exceptuamos al breve Leopoldo Calvo Sotelo, que sí era realmente culto. Pero esto no es suficiente. Calvo era anglómano y en el fondo hispanófobo. Nos metió por las buenas en la OTAN, en plan hechos consumados, e iba a abrir la verja de Gibraltar para convertir esta colonia en el emporio de parasitismo y negocios sucios que es hoy. La labor la completó González, como completó también lo de la OTAN y la satelización del país.  Los políticos generalmente vienen de la universidad y ese mero dato revela que ya teníamos antaño una universidad de calidad muy baja. Ya en el franquismo. P. Entonces seguimos: ¿a qué se debe la baja calidad de la universidad, incluso en el franquismo? –Su baja calidad, me refiero sobre todo a las humanidades, no tanto a la técnica, salta a la vista. El franquismo diseñó un concepto universitario en principio muy superior a los anteriores, pero se anquilosó pronto. Por eso tuvo tanto éxito el PCE en infiltrarla hasta dominarla en gran medida. No porque todos los profesores se hicieran marxistas, la mayoría no lo eran, sino porque quienes no lo eran tenían pocos ánimos y se sentían en inferioridad ante la dialéctica materialista de los otros. Observe que la versión del pasado que fue predominando ya entonces era la del historiador stalinista Tuñón de Lara, padre de los que vinieron después. Y eso sigue ocurriendo. Habrá que hablar más de ello. Pero le diré una cosa muy indicativa: todos nuestros problemas actuales, o los más decisivos, tienen su raíz en la falsificación de la guerra y la posguerra. Se dice que no hemos superado aquella guerra y es verdad. Estaba superada al morir Franco, pero ha venido resurgiendo la falsedad desde entonces en un nuevo frente popular. Solo cuando se admita generalmente la realidad y significado de la guerra y el franquismo podrá curarse esta democracia o seudodemocracia enferma, bananera, prostituida. 

los mitos de la guerra civil-pio moa-9788497340939los mitos del franquismo-pio moa-9788490603499la guerra civil y los problemas de la democracia en españa-pio moa-9788490551394

**************************

En YouTube y en podcast, “Una hora con la Historia”, trataremos el proceso por el cual Castilla obtuvo la primacía en la Reconquista. Primacía cultural, política, militar y demográfica. Un dato crucial que facilitaría la reconstrucción política del país: https://www.youtube.com/watch?v=BDGLvcZvcxg

La Reconquista Y España

 

Categorías: Interesantes

REALMADRID

Dalla newsletter Une minute avec Marie (7 agosto 2018): «La domenica dopo la vittoria della Coppa dei Campioni il 26 maggio 2018, Zinedine Zidane e i giocatori della sua squadra spagnola, il Real Madrid, si sono recati alla cattedrale di Santa María La Real de La Almudena, a Madrid, per presentare il loro trofeo alla Santa Vergine».

The post REALMADRID appeared first on Antidoti.

Categorías: Interesantes

El asunto de la tesis de un macarra.

Dichos, actos y hechos — Pío Moa - Sáb, 2018/09/15 - 09:48
Hoy, en Radio Inter y luego en YouTube y en podcast, “Una hora con la Historia”, trataremos el proceso por el cual Castilla obtuvo la primacía en la Reconquista. Primacía cultural, política, militar y demográfica. Un dato crucial que facilitaría la reconstrucción política del país.

La Reconquista Y España

************************

P. Ud ha citado a veces las quejas de Azaña sobre la falta de talento en España. Por lo tanto el problema cultural que ud señala viene de lejos. –Creo que Azaña tenía bastante razón. España tiene muy graves problemas, agravados por este gobierno, y parece que la tesis del Sánchez es un asunto secundario. Pero tiene máxima relevancia política porque define la calidad de los políticos y de la universidad. Y con suerte, aunque lo dudo, podría hacer caer el fulano, un poco como Al Capone. Pero vamos a dejar eso. Ahora mismo, imagine con el asunto de la tesis del Sánchez lo que podría hacer un Quevedo o un Valle Inclán. O, más simplemente, una película de Ozores, Esteso y otros, aunque su sal fuera bastante gorda. Imagínese, las niñas dando cariño a su papá en una hoja oficial del consejo de ministros y con el escudo de España tachado, el propio Sánchez, con dudas sobre su tesis, encargando a la Moncloa que ratificase que es correcta; un periódico como El País, metido de siempre en el negocio de la prostitución, defendiendo al Sánchez, a su vez metido por familia política en el negocio de la prostitución, homosexual y de la otra; la mezcla con el máster de Casado… En tuíter he escrito que mi novela El erótico crimen… se quedaba corta en su sátira ante lo que estamos presenciando. P. He leído bastantes comentarios desfavorables sobre su novela, como que es disparatada e irreal, con personajes caricaturescos e increíbles. –Porque ud se mueve en determinados ambientes. Hay otra opiniones, sobre una novela siempre las hay, es lógico. Por otra parte, España tiene poca tradición humorística, a pesar del Quijote, que es mucho más que humorístico. Parece que el humor es más bien de Galicia, en el resto se tiende al chascarrillo o a la chocarrería o a la exageración graciosa. La ironía no suele entenderse bien. Y si se explica, pues ya se estropea. P. No hablo solo de opiniones de izquierda, sino también típicos de derecha. –Le pondré un ejemplo: si yo digo que El País está relacionado con el negocio de la prostitución, se sorprenderán los de derecha, porque nunca se les había ocurrido aunque lo tenían ante sus narices. Y además los periódicos de derecha lo imitaron. La pasta es la pasta. Si señalo la vinculación familiar del Sánchez con la prostitución homosexual, muchos virtuosos de derechas se sienten molestos, les parece un abuso y no se les ocurre el partido político y satírico que podría sacársele con toda justicia. Imagínese lo que sería en Usa, donde evidentemente sí hay mucho talento, y del que chupamos rueda en todo, muy pobremente, por cierto, hasta olvidarnos de lo mejor de lo que produjeron nuestros antepasados.  P. Bueno, pero su novela no trata de eso. –La novela se sitúa a finales del siglo pasado y satiriza la nueva moral, las nuevas actitudes, etc., traídas por el PSOE y copiadas por la derecha. No aborda el problema de las drogas, por ejemplo. Hoy España es el segundo consumidor de cocaína de Europa, en rivalidad con Inglaterra. Pero yo recuerdo que en los años 60-mediados de los 70, cuando la droga cundía por toda Europa, en España apenas llegaba a cuajar, porque había un rechazo moral hacia ella. Luego vinieron los partidos, muy principalmente el PSOE — aunque no así el PCE, debe reconocerse–  ”desdramatizando” el asunto, predicando un estilo “lúdico”, que iba acompañado de desmadre sexual, lenguaje macarra etc. Claro que es difícil hacer humor con eso, que costó la vida o graves daños mentales a miles de jóvenes. La novela va por el lado político-intelectual, centrado en las concepciones de sexo que entonces estaban en boga y representado como un burdel. Los personajes son caricaturas, porque el humor siempre caricaturiza, pero a través de él se percibe a veces mejor la realidad. Para mí, los discursos de Crevillente sobre los condones o el defecar en la vía pública, son esenciales, porque retratan un argumentario de la época y de ahora mismo. Pero a muchos les parecen simplemente disparatados, y son realmente coherentes con todo lo demás. Pasa como con las cartas de los separatistas: casi nadie ve que están exponiendo las doctrina básicas de esos movimientos, en parte porque la gente, y me refiero a la gente supuestamente culta, no conoce esas doctrinas, en parte por esa dificultad de salir del chascarrillo, también entre gente “de élite”… P. Pero la novela ¿es buena o mala, según usted mismo?

*******************

*Un gobierno de tiorras perturbadas: “La maternidad es esclavitud, incluso si es deseada y voluntaria”. “La familia es la derrota de las mujeres”. “La condición de hijas huérfanas de madre es común a todas las mujeres” Del caletre de la Montón, la del máster *El Gran Macarra y el Gran Memo… https://twitter.com/danicaballero90/status/1040355397029306368 … *Las hijas del Sánchez están convencidas de que la tesis de su padre es original y de muy alta calidad. *¡Dejen gobernar tranquilo al Sánchez, mala gente! ¿No ven que sus hijas le tienen mucho cariño? *Los profesores universitarios afines políticamente al Sánchez no ven nada anormal en su tesis. *El Sánchez no estaba seguro de si su tesis eran un plagio, por lo que ha mandado a Moncloa que lo investiguen y le confirmen que no lo era. *Pablo Iglesias debería cambiar su apellido a Casoplones: Pablo Casoplones. Queda mucho más laico. *No hay víctimas del franquismo. Son víctimas del PSOE, cuyos jefes se preocuparon de huir con los tesoros robados, abandonando en manos de los vencedores a sus sicarios, culpables de crímenes y torturas, Los criminales abandonados fueron juzgados, y ejecutados unos 12.000. *Si queda un resto de ley en España, no habrá profanación de la tumba de Franco. Y si la profanación la llevan a cabo por la fuerza tiránica, será el comienzo de un calvario legal para sus autores. Y el fin de un sistema inicuo. *Basta repasar los partidos que componían el Frente Popular para entender por qué ocurrió la guerra y por qué fue tan necesario derrotarlos. Y por qué deben ser derrotados ahora otra vez en el discurso y la cultura, antes de se llegue a la violencia que vienen provocando. *Tiene que ser una tremenda humillación para el ejército estar a las órdenes de la Robles, la tiorra que presentaba el proyecto de ley para liquidar las libertades políticas más elementales so capa de “apología del franquismo”. *Dice uno que a la política “no se viene a gastar dinero en prostitutas y cocaína” Primera noticia. *Si ud cree que a la mayoría de los profesores y catedráticos les preocupan el desprestigio y degradación de la Universidad, está ud muy equivocado. Llevan muchos años así. Lo que les preocupa es que su porquería salga a la luz.

 

Categorías: Interesantes

“El espíritu sopla donde quiere…”

Dichos, actos y hechos — Pío Moa - Vie, 2018/09/14 - 12:45
P. De acuerdo con ud, el franquismo habría sido una época dorada para España. –En cierto sentido sí lo fue: vencer al frente popular e indirectamente a Stalin, y luego al maquis y al aislamiento no fueron hazañas pequeñas. Es más, fueron hazañas enormes si lo comparamos con la extrema mediocridad que acompaña a la historia de España desde la invasión francesa.  Mi novela Sonaron gritos…  viene a mostrar un panorama de aquella época que, sí, cabe definir como gloriosa o como heroica, algo que las generaciones actuales son incapaces de apreciar.  Luego desafiar y vencer al chantaje y amenaza internacionales,  reconstruir el país con las propias fuerzas y  después adquirir uno de los ritmos de crecimiento más rápidos del mundo, acabar con las plagas socioeconómicas que habían lastrado al país desde la citada invasión, fueron también algo increíble, dados los precedentes. Ningún otro régimen, ningún otro estadista habría sido capaz de tales cosas. Con otros,  España habría entrado en la guerra mundial para sufrir mayores devastaciones y comprometer el triunfo de los Aliados, habría quedado enfeudada con Usa o con la URSS, probablemente dividida en varios estados satelizados por unos u otros… P. No obstante, ud critica cierta mediocridad cultural –La cultura del franquismo, en cualquiera de sus épocas, está por estudiar en serio. La impresión de conjunto,  a primera vista es, efectivamente, de bastante mediocridad. La derecha nunca dio gran importancia a la cultura, y después de la transición la entregó por las buenas a izquierda y separatistas. Pero debemos recordar que  la mediocridad cultural de la posguerra afecta igualmente al resto de Europa. Vicens Vives, que es un historiador un tanto sobrevalorado, señalaba cómo en la historia observamos generaciones tremendas, creadoras, capaces de esfuerzos titánicos, y otras anodinas y de pobre espíritu. Con los Reyes Católicos, por ejemplo, surgen unas generaciones del primer estilo, cuyo espíritu va anquilosándose y apagándose en  el siglo XVII. Y es evidente que la generación o dos generaciones del franquismo se aproximaron en varios terrenos a la grandes aludidas por Vicens, mientras que la actuales llegan a resultar miserables en su vulgaridad. Ni siquiera son capaces de apreciar la grandeza de las anteriores, las miden por su propia miseria, pese a que les deben todo lo bueno de lo que hoy disfrutan, la paz o la prosperidad,  y una libertad cada vez más comprometida. Generaciones de chisgarabises y cantamañanas, por caracterizarlas de algún modo   P. ¿Cree usted que el panorama cambiará?

Europa (Historia) de la II guerra púnica al siglo XXI (Bolsillo (la Esfera))Los Mitos Del Franquismo (Bolsillo)

–De momento no veo indicios. El problema no es la trivialidad hoy predominante, es la incapacidad para apreciar algo superior, incapacidad que agosta cualquier brote distinto. Hoy el tronco cultural español parece estar casi seco, colonizado por la potencia anglosajona, que aumenta una semiesterilidad que ya viene de lejos. Es la cultura del tópico simplón y del jijí-jojó, como suelo decir, una cultura de parque temático, infantilizante, de diversión en el aturdimiento. Esto se nota desde la literatura a la política, los medios de masas,  el pensamiento o la historiografía, en la difusión de la droga y el alcoholismo juvenil, los altos índices de fracaso familiar, de abortos, la cháchara corrupta e insufrible  de políticos y periodistas, en el humor que casi nunca pasa del chascarrillo, en  el desprecio implícito o explícito por la propia cultura e historia, en la renuncia a la soberanía y a combatir unos separatismos cada vez más peligrosos, la ausencia de debates de alguna enjundia,  en tantas cosas más. Todo eso forma un magma pesado que asfixia cualquier salida.  P. Por lo tanto, todo irá a peor, según usted. –Mire, de momento es así. A veces pienso que España, como cultura y como nación misma, está acabada, como tantas otras cosas en el tiempo. Usted va a Venecia, sabiendo lo que fue en la historia,  y se asombra  de cómo hoy es una ciudad que vive del turismo, es decir de explotar la belleza creada antaño, a la que no añade o quizá no pueda añadir, algo  que valga la pena. O Atenas. ¿Qué representan los dos siglos y pico  clásicos de Atenas en la historia de la humanidad? Un legado decisivo. Pero ¿qué es hoy? Una ciudad enorme y fea a la que casi nadie iría de visita a no ser por las ruinas de la Acrópolis. Puede decirse que Atenea sigue protegiéndola a pesar de todo. Aquí mismo, dese usted un paseo por Salamanca y percibirá algo del espíritu y de lo que fue España en sus mejores siglos… y de lo que es hoy.  Claro que todo puede cambiar, pero no veo cómo. Es un  misterio. Un evangelio dice que el espíritu es como el viento, que sopla donde quiere y nadie sabe de donde viene, o algo parecido.

********************

 La novela negra como la vida misma que arrasa en el mundo de [Moa, Pío, Moh, Ul-Sih] Recuerdos sueltos, relatos de viajes y poemas

https://www.amazon.es/El-er%C3%B3tico-crimen-del-Ateneo-ebook/dp/B07GD83ZN8/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1534250734&sr=1-1&keywords=er%C3%B3tico+crimen+del+ateneo

********************

Tengo entendido que muchas veces se juzgó a republicanos por rebelión por haber luchado junto al Frente Popular. ¿Es eso cierto?” Es cierto si en vez de republicanos decimos gente del frente popular en grado de dirigentes o de responsables de alguna entidad. Lo de la rebelión parece un sarcasmo, e incluso algunos del bando vencedor demasiado listos como Serrano Súñer lo ponderan, debido a su enemiga a Franco. Pero sí, los rebeldes contra la república fueron los partidos que compusieron de hecho o de derecho el Frente Popular. Los anarquistas organizaron varias insurrecciones, y el conjunto de ellos se  lanzó a la guerra civil en octubre del 34, y luego dieron un golpe de estado falsificando las elecciones del 36, con lo cual destruyeron la legalidad republicana e instauraron desde el principio un régimen de terror. Así que no es tan arbitrario como parece. En aquellas condiciones está claro que volver a la legalidad republicana o a algo parecido a una democracia liberal era radicalmente imposible. De ahí el carácter peculiar del franquismo.

*******************

Este sábado, en Una hora con la Historia, trataremos el proceso por el cual Castilla obtuvo la primacía en la Reconquista. Primacía cultural, política, militar y demográfica. Un dato crucial que facilitaría la reconstrucción política del país.

La Reconquista Y España

 

Categorías: Interesantes

Solutions in search of problems, Uganda edition

Yesterday, the Guttmacher Institute Tweeted this: To begin at the end, it should surprise nobody that the Guttmacher Institute, which exists to promote sexual and reproductive health and rights (SRHR)...

The post Solutions in search of problems, Uganda edition appeared first on C-Fam.

Categorías: Interesantes

PRESENTAZIONE

Giovedì 20 settembre, ore 21,15, presentazione del romanzo di Rino Cammilleri «Il mio nome è giuda» (La Fontana di Siloe), finalista del Premio Acqui. Teatro della Parrocchia S. Rita, Viareggio, via dei Lecci 95.

The post PRESENTAZIONE appeared first on Antidoti.

Categorías: Interesantes

¿De quiénes fueron víctimas los fusilados de posguerra?

Dichos, actos y hechos — Pío Moa - Jue, 2018/09/13 - 08:41
A través de los medios basura, el gobiernos de D. Pedro Saunas Tesis, hombre de honor y dignidad, según nos informa él mismo, está montando una gran campaña sobre las “víctimas del franquismo”, en especial los fusilados después de la guerra. Pero ¿por qué fueron fusilados? Según ellos, por ser honrados republicanos que se limitaban a “pensar diferente” de Franco. Así que vamos por partes. ¿Qué pensaban aquellas víctimas? Como seguidores del Frente Popular “pensaban” que en España debía imponerse un régimen totalitario, y que si en el proceso la nación se dividía en varios estados, pues tampoco pasaba nada o era incluso deseable. Pero tampoco es cierto que fueran fusilados por eso. Casi todos lo fueron después de juicios, en los que no se alegaban sus “modos de pensar”, sino crímenes concretos y a menudo espeluznantes, torturas, etc. Todo lo cual sabemos que se produjo con mucha abundancia en la zona del Frente popular. Por eso los actuales totalitarios de la “memoria histórica” quieren invalidar todos los juicios. Así, todos son simplemente “víctimas del franquismo”, con los cuales se identifican y solidarizan  evidentemente los políticos del PSOE . Los políticos de los ERE, las cajas de ahorros, el rescate de la ETA, el apoyo a los separatistas, los másteres, las saunas y demás. Y más en general  los este tercer frente popular que amenaza al país.    El número de fusilados de posguerra va a resultar finalmente que ascendió a unos 12.000, conmutándose otras tantas sentencias a cadena perpetua… que no solía pasar de los seis años. Sin duda cayeron algunos inocentes entre los capturados, dada la emocionalidad de los tiempos, pero lo normal fue lo contrario. Ahora bien, ¿por qué cayeron en manos de los vencedores tantos criminales? Aquí está la clave de todo. Cuando la derrota se hizo inminente, en Cataluña y luego en el centro, los jefes del PSOE, que habían organizado las chekas y una represión realmente sádica,  huyeron al exterior sin preocuparse de los sicarios que dejaban atrás. En Cataluña, obligaron a marchar con ellos a una masa de población que en cuanto pudo se volvió de Francia a España (en el mismo año 1939 habían vuelto más de dos tercios de los 400.000-500.000 que pasaron la frontera), pero muchos complicados en crímenes fueron dejados atrás en la apresurada fuga. Y en el centro ocurrió lo mismo en mayor medida. Cualquier dirigente responsable se preocupar de salvar en primer lugar, o al menos en segundo lugar, a los que han cumplido sus órdenes criminales y que se exponen a lo peor si los captura el enemigo.    Pero los dirigentes del PSOE pensaban de otro modo. No solo se habían preocupado de organizar aquellas terroríficas chekas, sino además de organizar el robo sistemático de todo tipo de bienes, particulares de los bancos, alhajas de los montes de piedad, pertenecientes al patrimonio histórico-artístico, etc. Este gigantesco expolio, acompañado de destrucciones, no lo organizaron en el último momento, sino desde poco después de recomenzada la guerra. Negrín, su principal organizador y uno de los grandes líderes históricos del PSOE, se jactaba abiertamente de aquellas medidas. Todo esto lo he explicado de modo suficiente en Los mitos de la Guerra Civil, con datos procedentes del propio PSOE y nunca rebatidos. Por lo tanto, si hemos de hablar de víctimas, hay que adjudicar la autoría, en primer lugar, a los jefes del PSOE, que se fueron con sus tesoros sin preocuparse de sus sicarios. Y a los jefes del resto  del Frente Popular, pero muy especialmente de este partido y gobierno actual, que no han aprendido nada de la historia y no cesan de instrumentar y subvencionar  campañas de odio y mentiras, al paso que pretenden ultrajar los restos del hombre que libró al país de ellos.    Y digamos, para concluir,  que el PSOE, tan activo durante la guerra y antes en organizar terrorismo, violencias diversas y golpes de estado, no hizo durante el franquismo oposición alguna significativa al régimen. Los comunistas sí la hicieron, arriesgándose seriamente a menudo.  El valor que le faltó entonces  a los socialistas lo “demuestran” cuarenta años después tratando de profanar la tumba de Franco y aplastar las libertades básicas de la democracia. He dicho en tuíter que alguien que hace política en ese partido o es un completo cínico con rasgos de delincuente o es un completo ignorante de su historia. Y la ignorancia a estas alturas no es de recibo.  Y ya está bien. Hay que parar estas canalladas que amenazan la convivencia social y la estabilidad de la propia nación.

los mitos de la guerra civil (ed. 10º aniversario)-pio moa-9788499709246

Botón de muestra de un fusilado por ser “alcalde democráticamente elegido”: https://laverdadofende.blog/2013/11/18/el-caso-zarrias-arcadi-espada-sobre-la-guerra-civil/

*****************

*Creo que Sánchez y Casado deberían dimitir. Y con ellos todos los dirigentes de los respectivos partidos. Sería un acto de valentía y servicio al país que me temo no se producirá. *Casi todo el mundo diría que Inglaterra tiene la máxima ejecutoria naval de la historia. Pero es España. Para Inglaterra es una inspiración permanente. Para la decadente España está olvidada. *Hay que reconocer que los antifranquistas son chabacanos, chocarreros, chorizos y cuando pueden chekistas. *Los políticos de PSOE y PP corrompen todo lo que tocan, desde las cajas de ahorro a las universidades y la propia democracia. *Me Too es una campaña de fulanas que utilizaron el sexo para medrar y que quieren seguir medrando a base de denunciar a la otra parte del mutuo aprovechamiento. *Don Pedro Saunas Tesis debería dimitir, en mi opinión. Sería su único gesto decente hasta ahora. *La colonización cultural por e inglés es obra de los mismos políticos que han rescatado a la ETA, promovido y financiado los separatismos, engordado a Gibraltar e impuesto leyes totalitarias como las de memoria histórica y de género.

*************************

Categorías: Interesantes

Dictadura y democracia.

Dichos, actos y hechos — Pío Moa - Mié, 2018/09/12 - 09:03

En los años 1212, 1213 y 1214 se sucedieron en España y Francia tres batallas decisivas en la historia de los dos países y de Inglaterra. “Una hora con la Historia”.https://www.youtube.com/watch?v=5EtnypaFskA …

**********************
P. Todos sus datos y argumentaciones se estrellan, para la mayoría, ante el hecho de que el franquismo fue una dictadura. Y todo el mundo prefiere o dice preferir la democracia. –Aquí la confusión es gigantesca. Parece que todo el mundo es demócrata, desde la ETA al PP, pasando por los comunistas de Podemos o Izquierda Unida,  PSOE, los separatistas en pleno, o Ciudadanos. Y ninguno discute a los demás que lo sean. Este simple hecho demuestra que ninguno lo es, tal como la mera composición del frente popular revela que no había allí un solo demócrata. Y estos demócratas han impuesto o apoyado leyes totalitarias, liberticidas, como las de memoria histórica o las de género, han rescatado a la ETA y pretenden ir más allá actualmente. La postura de izquierdas y separatistas es, como siempre ha sido, liberticida y de orientación totalitaria. En cuanto al PP, podríamos caracterizar su idea política como una  crony democracy, por emplear, por un momento,  el término referido a una forma de capitalismo. Es decir, piensan en una “democracia de amigotes”, de “amigachos”, que diría Azaña, para repartirse el poder y el dinero y “sin ninguna idea alta”… con la particularidad de que los demás partidos no se prestan a ser amigotes del PP, al que ven, por lo demás falsamente,  como una herencia del franquismo. Al final, para ellos ser demócrata significa ser antifranquista más o menos fanáticos. Y por eso hay que preguntarse qué es la democracia. P. Pero todo el mundo sabe qué es la democracia, la propia palabra lo indica. –Sí, es una confusión ya antigua, que viene ya de Grecia y que nunca existió. No existe nunca poder del pueblo, porque el poder se ejerce necesariamente sobre el pueblo y tampoco existe un pueblo con unos intereses únicos y homogéneos, salvo los de subsistencia como tal pueblo, nación o cultura. Por eso todos los partidos tienden a considerarse automáticamente representantes del pueblo, y hasta como el pueblo mismo organizado. Todas las sociedades humanas son naturalmente conflictivas  y el poder debe ejercerse sobre ellas para que los conflictos no hagan imposible cierto orden y convivencia. En La guerra civil y los problemas de la democracia he hablado bastante de esto y no voy a extenderme ahora. La democracia consiste en un método de selección de oligarquías mediante el sufragio universal, lo cual implica al menos otras dos cosas: libertades políticas y respeto a los otros partidos u oligarquías. Respeto basado en una idea general de un bien común, si lo queremos llamar así (patriotismo, libertad, etc.). Es lo que suele llamarse democracia liberal, o democracia a secas. Sin esa idea general, el interés de partido se vuelve absoluto y desgarra a la sociedad o impone una tiranía.  Una selección de oligarquías mediante el voto tiene muchas ventajas, pero también muchos inconvenientes y riesgos. Por  eso se han inventado otras fórmulas que han funcionado mal. Todas ellas emplean el término “democracia” por el prestigio que le da su equívoco significado, y la matizan  como “popular”, “orgánica”, “socialista”, etc. P. Por lo que se refiere al franquismo, se ha definido a veces como democracia orgánica –La democracia orgánica, como otras formas, se basa en la idea errónea de que los conflictos sociales se pueden eliminar o resolver fácilmente si se prescinde de partidos e ideologías. Se argüía que en las “sociedades naturales” como el municipio, la familia o el sindicato, había una comunidad de intereses que facilitaba la solución razonable de los problemas, y que sobre esa base se podía erigir piramidalmente un poder igualmente razonable. El franquismo fue poco dado a teorías, pero uno de ellos, Fernández de la Mora, intentó teorizar la idea. Según él las ideologías vienen a ser sistemas filosóficos degenerados y triviales, opuestos a la razón, y por eso degeneran en partidos fanáticos y causan solamente conflictos y problemas sin salida. Él intentó crear un sistema filosófico, que llamó razonalismo, que viene a ser  una exaltación de lo que podríamos llamar la razón técnica. A mi juicio, las ideologías descienden de una exaltación de la razón muy parecida a la de Fernández de la Mora, y demuestran que la razón nunca llega a conclusiones universalmente válidas, sino a concepciones diversas, contradictorias íntimamente y entre sí. Creo que esta es una de las claves de la historia europea desde la Ilustración. Y me parece inevitable que su razonalismo conduciría a alguna forma de sociedad totalitaria. La razón (o la ciencia) no pueden evitar ni atenuar el conflicto, salvo acabando con la libertad. P. Sin embargo podría argumentarse que la democracia orgánica fue solo un comienzo que podría perfeccionarse. –Si en casi  40 años no se perfeccionó, y cuando quiso completarse con lo del tercio familiar prácticamente se vino abajo, me parece que las cosas no van por ahí. Descendamos a la práctica: en el franquismo solo funcionaron los sindicatos como relativa democracia, pero totalmente incapaces, por su propia naturaleza, de influir realmente en la política general, aparte de que hay muchos sindicatos con intereses distintos.  Otro tanto cabe decir de los municipios, a los que votaban muy pocos . Y lo de las familias, que se intentó tardíamente, igual. El poder funcionaba totalmente al margen de esos poderes, y no podía ser de otro modo. Además, fíjese en que existe un montón de democracias orgánicas en la sociedad, desde los clubs de montaña, a las sociedades culturales o las comunidades de vecinos. En todas ellas se dan las peleas  más absurdas e irracionales sin necesidad de ideología ni de partidos, aunque se forman y deshacen continuamente partidos y conspiraciones. Y ello hasta el punto de que a menudo nadie quiere ostentar el poder y hay que obligar a ejercerlo rotatoriamente. Tengo la experiencia del Ateneo de Madrid, una democracia orgánica do las haya. Y fíjese en las rivalidades, intrigas y pequeñas conspiraciones en la universidad, entre profesores. Y eso que se supone que allí todos son muy racionales y  tienen un interés común de lo más elevado. Cualquier sistema político debe pechar con la radical conflictividad de la sociedad humana y darle cauces aceptables.  La condición humana es así. Resulta penoso, pero si se pretende acabar con ella, se acaba con la libertad y se intenta crear una sociedad no humana, parecida a la de las hormigas. Eso es lo propio de todas las utopías, y conduce inevitablemente al totalitarismo”. P. Según su teoría, entonces el franquismo tenía que ser un régimen totalitario o haber fracasado por completo. –El franquismo fue un caso excepcional en unas circunstancias excepcionales. El poder se ejercía a través de los consejos de gobierno arbitrados por Franco. Y en esos gobiernos estaban representados los cuatro partidos fundamentales del régimen, llamados “familias”, porque parece que cambiando el nombre a las cosas cambian las cosas. Salvo que no se presentaban a elecciones, eran partidos con su propia prensa, sus propias organizaciones juveniles o femeninas o sindicales, con sus propios sectores antifranquistas, con sus luchas por el control de diversas instituciones… En el franquismo había mucha libertad, personal y política para esos partidos, aunque restringida para los que causaron la guerra civil. Ideológicamente, el franquismo resultó una amalgama imposible de nacionalcatolicismo, falangismo, tradicionalismo carlista y monarquismo borbónico. El elemento principal fue el primero, y el Vaticano II le dio la puntilla. Y si todo funcionó fue por el prestigio y la habilidad política excepcional de Franco. En ese sentido fue una dictadura. Pero hay dictaduras y dictaduras, como hay democracias y democracias. Cuando los necios de mala fe comparan a Franco con Hitler hay que recordarles que Hitler dejó a su país en ruinas, y Franco todo lo contrario. Y que la ayuda de Hitler a España contra el comunismo fue una de las pocas buenas cosas que cabe adjudicar al jefe nazi. Muerto Franco, la cosa simplemente no podía continuar y no continuó. Los cuatro partidos del franquismo se disgregaron y solo quedó la alternativa demoliberal. Que no vino por maquinaciones de la masonería y el sionismo, sino por la propia evolución natural del régimen y de las condiciones sociales creadas por él.  El pueblo, es decir, la mayor parte de la población, había vivido a gusto en el franquismo y le dio una nueva victoria en 1976. Después se creó la gigantesca confusión que ha degenerado  a un golpe de estado permanente por unos partidos antidemocráticos. De momento. ****************** *Lo de los másteres, doctorados y robos en supermercados daría para una buena obra satírica. Reconozco que mi “El erótico crimen del Ateneo” se queda corto. Una vez más, la realidad supera a la ficción. *Sánchez tendría que aclarar tres cosas: lo del doctorado, lo del puesto desempeñado en la ONU y lo del negocio de la prostitución homosexual de su suegro. Lo más grave es lo tercero. *Tanto la Cifuentes como la Montó y ahora el Sánchez empiezan por mentir con descaro. Creo que el Sánchez también mintió sobre su puesto en la ONU. Y debiera aclarar cómo no le importó el negocio de la prostitución homosexual de su suegro, o si lo considera un orgullo familiar. *¿Le parecía bien al Sánchez el negocio de la prostitución homosexual de su suegro? ¿Un motivo de orgullo, quizá? En Usa, los medios lo denunciarían sin tapujos y el sujeto sería expulsado de la política inmediatamente. *Ir a la Sexta es como ir a un burdel. *Allende arruinó a su país. Cuando vio que los militares le impedían continuar, se suicidó. *Otras opiniones hasta ahora: *Los discursos de Crevi suenan demenciales…Y son los que hoy vende la izquierda. *Escacharrante la gresca entre el detective Bofarull i Bofarull y los separatistas gallegos y el Buen Basko. *Mierda de novela reaccionaria.https://www.amazon.es/El-er%C3%B3tico-crimen-del-Ateneo-ebook/dp/B07GD83ZN8/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1534250734&sr=1-1&keywords=er%C3%B3tico+crimen+del+ateneo …
Categorías: Interesantes

Una superioridad moral y política improductiva.

Dichos, actos y hechos — Pío Moa - Mar, 2018/09/11 - 10:52
Europa (Historia) de la II guerra púnica al siglo XXI (Bolsillo (la Esfera))La Reconquista Y España P. Plantea ud posibles políticas generales partiendo de su tesis de que el franquismo dotó a España de una superioridad política y moral con respecto al resto de la Europa. Pero al mismo tiempo afirma que la España actual es muy poco productiva y que la del franquismo tampoco fue una maravilla. –Ahí está el problema. El franquismo se desarrolló sin una verdadera doctrina. Su visión de la historia y de la cultura, española y en general, era muy sumaria. En lo esencial era correcta, y sus frutos están bien a la vista de quien quiera verlos; pero era muy poco elaborada, en gran medida emocional y cayendo a veces en lo folklórico y pedestre o en una retórica hinchada, cosa que han explotado a fondo sus enemigos. Para que España pueda tener una política acorde con su propia historia y espíritu, es preciso un gran esfuerzo de elaboración de su pasado, tanto del inmediato franquismo, que fue un gran período para nosotros, como del lejano Siglo de oro. Observe ud que el regeneracionismo multiplicaba sus dicterios contra el Siglo de oro, “un imperio de mendigos y de frailes aliñado con miseria y  superstición”, como resumía Azaña. La réplica a aquellas sandeces de aire tan rimbombante fue muy floja. Defender aquel pasado contra la leyenda negra es esencial, pero si se hace con las peores frases de Menéndez Pelayo sobre la identificación de España con la Iglesia, el martillo de herejes y similares, no llegaremos lejos. Ni tampoco si nos limitamos a exponer los hechos sin analizarlos ni entrar en la cuestión de la decadencia.  Azaña recogía  toda la propaganda de la leyenda negra fabricada por Inglaterra, Francia y los protestantes partiendo de las calumnias de un fraile español. Un fraile, por cierto. Ni España es el catolicismo ni el catolicismo es una doctrina política. P. Ha hablado de un “espíritu de España”, como dando valor al romanticismo del volksgeist que hoy casi nadie toma en serio. –¿Existe un espíritu nacional? A mí me parece evidente, aunque teorizarlo resulte peligroso. Ud pasa a Francia, o de Francia a Inglaterra o a Alemania y percibe inmediatamente un aire, un estilo muy diferente en la construcción, en los hábitos, aparte del idioma, cosa fundamental. Es algo tan evanescente como el sentimiento que hace que nos encontremos a gusto con unas personas y a disgusto con otras. Y en la historia se percibe igualmente ese espíritu, y en la literatura y el arte, a pesar de que encontramos movimientos culturales comunes a gran parte del continente, desde el románico a la ilustración y sus ideologías resultantes. ¿Por qué el marxismo caló profundamente en Alemania, y luego el nazismo, y en cambio solo lo hizo ligeramente en Inglaterra o Usa? O bien observe las diferencias entre la novela francesa, la inglesa y la rusa del siglo XIX. Son diferencia de espíritu, muy fuertes y sin embargo difíciles de concretar… Sí, existe un espíritu de los pueblos, que puede ser creativo o no. El de España perdió su originalidad en el siglo XVIII y no la ha recuperado. Hubo un intento de recuperarlo muy  interesante en el franquismo de los años 40 y que está por estudiar en serio, pero pronto se frustró.  Todo eso exige un gran esfuerzo intelectual con un reenfoque en profundidad, pero hoy predomina una especie de vagancia, que quizá indique una decadencia ya irreversible. P. Supongo que ud se excluye de esa vagancia que dice. –Naturalmente que me excluyo. He hecho un enorme esfuerzo en este último cuarto de siglo, partiendo de un hecho tan particular pero tan revelador como la revolución de octubre del 34, hasta una aproximación a la historia de Europa, cosa inexistente en la ultraeuropeísta España, lo que ya indica mucho.  Sin embargo ese esfuerzo no ha calado. He propuesto numerosas iniciativas para que las desarrollen otros, pero no hay manera, no hay debate, no hay vida en ese terreno. Por una parte están los herederos del regeneracionismo, que incluyen al PSOE y al PP, y por otra la navegación en círculos sobre la barca del tópico obsesivo, más o menos patriotero e integrista. Tendría que surgir una escuela que se plantease estas cuestiones en el terreno de la historia y de la cultura en general. No lo veo en perspectiva. El PSOE recoge toda la basura de la leyenda negra, ese partido es la mayor desgracia que ha caído sobre España en el siglo XX y lo que va del XXI. Pero incluso ha sido peor en el siglo actual una derecha radicalmente vacua de ideas, que “mira al futuro”, es decir, a la nada, o no sale de cuatro topiquillos, y que por una vía u otra, ha hecho el caldo gordo a todos los males condensados en el PSOE. Ni siquiera existe, aparte de mis estudios,  un examen o  teorización mínimamente serios sobre la evolución de los últimos cuarenta años, lo que tenemos ante nuestras narices. Casi todo lo que uno puede leer al respecto son vulgaridades. Como sobre Europa. Como sobre nuestra historia y cultura en general.

************************

Involución permanente, con Luis del Pino: Carta abierta al Papa. Algo sobre “El erótico crimen…”: https://esradio.libertaddigital.com/sin-complejos/involucion-permanente.html :

 La novela negra como la vida misma que arrasa en el mundo de [Moa, Pío, Moh, Ul-Sih] Recuerdos sueltos, relatos de viajes y poemas

https://www.amazon.es/El-er%C3%B3tico-crimen-del-Ateneo-ebook/dp/B07GD83ZN8/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1534250734&sr=1-1&keywords=er%C3%B3tico+crimen+del+ateneo

**************************

*No hay nada más antieuropeo que los despóticos gobiernos LGTBI, multiculturalistas y anticristianos que hoy mangonean el continente. *El “Real Instituto Elcano” es una agencia de la colonización cultural y política de España por Inglaterra y la OTAN. Debería llamarse “Francis Drake Institute” *O el macarra y sus tiorras que gobiernan ilegítimamente terminan entre rejas o terminaremos entre rejas los demócratas. Las cosas se están poniendo así. *Mi programa con Luis del Pino se titula “Involución permanente”. La involución empezó con ZP, siguió con Rajoy y no ha dejado de pudrir la democracia hasta los ya muy graves peligros actuales, con golpe de estado permanente. *Los separatistas se lo deben todo al PP y al PSOE. Incluso más al PP que al PSOE. Y no acaban de darles las gracias. *El Estado no va a “recuperar” bienes que actualmente posee la Iglesia. Es el gobierno delincuente y antidemocrático quien roba bienes de la Iglesia. Como en la desamortización. *Franco hizo enjuiciar y fusilar a los chekistas y torturadores del Frente Popular, abandonados por sus jefes. Y solo a la mitad de ellos. Para los herederos de los chekistas hoy en el poder, se trata de “víctimas”. *¿Qué pasa con el doctorado del Sánchez? ¿Se ha sabido algo? ¿Y con su cargo en la ONU? ¿Y con su vinculación familiar al negocio de la prostitución homosexual? ¡Todo son enigmas!

*************************

 

Categorías: Interesantes

El pasado próximo de España justifica una nueva política

Dichos, actos y hechos — Pío Moa - Lun, 2018/09/10 - 19:28
P. Una de sus tesis  más llamativas es que  la España del franquismo resulta moral y políticamente superior al resto de Europa occidental. La idea puede hacer reír a muchos. –En España hay muchas risas, las risas del tonto. Es hoy el país del  jijí-jojó. En Los mitos del franquismo he expuesto esa tesis, implícita también en Años de hierro. Cosa que ha provocado réplicas molestas y pretendidamente burlonas en algún autor inglés “experto” en cuestiones españolas, o en otro useño, Seidman. Pero es irrebatible. El mantenerse  fuera de la Segunda Guerra Mundial ya supuso para España verse libre de las tremendas atrocidades de ella, cometidas por todos los bandos. Eso es ya un tanto moral de la mayor importancia. La “Europa” tan paletamente admirada por nuestros europeístas se hundió entonces, como en la anterior guerra europea, en un verdadero abismo político y moral, y de él salió en una ruina no solo económica y que dura. P. También puede decirse que con ello usted iguala a todos los contendientes, como si los anglosajones, los nazis y los soviéticos fueran lo mismo.  Pero hoy todo el mundo o casi, al menos en Europa occidental y en España, está de acuerdo en que la buena causa era la de las democracias anglosajonas. – Las versiones sobre aquella guerra son, de modo muy determinante, las de los vencedores. Entonces lucharon las potencias, cada una por sus intereses. Empezó con una alianza de facto entre los nazis y los soviéticos, ambos totalitarios aunque de forma y distinta, no deben equipararse por las buenas, igual que no debe equipararse el fascismo italiano y el nazismo. Y continuó con una alianza entre los totalitarios soviéticos y los anglosajones. El que estos últimos y los países liberados del oeste fueran o se titularan democráticos, no significa gran cosa en relación con lo que tratamos. Por poner un ejemplo, la represión de posguerra en las democracia italiana y francesa fue terrorífica, a base de asesinatos, mientras que en la “fascista” España, se hizo judicialmente. Para nosotros ninguna de las causas en pugna era buena. Inglaterra invadía nuestro país, y Usa nos había despojado de los restos del imperio, y lo  había hecho recurriendo a provocaciones indecentes y luego en Filipinas a un verdadero genocidio. Pero hay otro factor más profundo: los siglos XIX y primer tercio del XX en España, como en Hispanoamérica, habían sido siglos “ingleses”,  de enorme influencia inglesa, de imitación política de Inglaterra y cultural de Francia, y el balance se resume en decadencia, inestabilidad, empobrecimiento cultural  y guerras civiles, cuando en los tres siglos anteriores España había sido uno de los países internamente más estables de Europa. Y lo mismo su imperio. No teníamos por qué alinearnos con ellos, ni tampoco con los otros. P.  Pero se dice que al no haber intervenido, España se condenó al aislamiento. Si hubiéramos intervenido aunque fuera al lado de Hitler,  nos habríamos evitado cuarenta años de dictadura, aunque fuera un precio elevado. –El aislamiento nos lo impusieron y lo derrotamos. La intervención de España, con unos o con otros, habría supuesto sacrificios que habrían dejado chiquitos los de la guerra civil, aunque a esos “demócratas” cientos de miles de muertos parecen importarles un comino si es por una supuesta libertad para ellos  e impuesta por los tanques y bombardeos useños. Imaginar tal cosa es no entender nada de la dinámica interna de España en el siglo XX. Además, se da por sentado que los Aliados anglo-soviéticos habrían ganado la guerra, lo que no era muy seguro cuando Franco decidió la no beligerancia. La caída de Gibraltar habría ocasionado muy graves perjuicios a los ingleses y quizá cambiado el curso de la contienda en 1940-41. Y luego habría sido imposible la Operación Torch. La estrategia inglesa se basaba en resistir hasta que Usa interviniese, pero Usa podría muy bien haberse abstenido si los desastres ingleses se sucediesen interminablemente. De hecho fue Hitler quien declaró la guerra a Usa, y de no ser por las derrotas alemanas en Rusia, la invasión por Normandía no se habría producido. En cualquier caso, el precio de la victoria habría sido enormemente más alto para los anglosajones, y para nosotros un desastre total con nuevas guerras civiles.  Pero las especulaciones sobran. Sabemos lo que ocurrió y a eso nos atenemos. Tuvimos una dictadura, si queremos llamarla así, pero resultó enormemente fructífera, curó muchos de los males que arrastrábamos desde el siglo XIX, agravados desde el 98, y mantuvo nuestra independencia. Desafiamos las amenazas y provocaciones de unos y otros y salimos vencedores. Según los analistas, España solo podía empobrecerse brutalmente, y salió lo contrario. P. De todas formas, ¿qué consecuencias prácticas podría tener esa superioridad moral y política que usted dice? –La superioridad sobre el resto de Europa fue política y moral, pero no ideológica, lo he explicado muchas veces. Eso quiere decir que España podía mirar, no por encima del hombro pero sí con frialdad, a aquellos arrogantes países que no se debían a sí mismos ni la democracia ni la prosperidad.  España está de siempre en Europa, no debería haberse humillado ni siquiera pedido la entrada en la CEE-UE. Crecíamos muy bien fuera de ella y podríamos haber seguido. Y no debimos haber entrado nunca en la OTAN, o salido tras la caída de la URSS. Y debíamos haber seguido presionando a fondo sobre Gibraltar y llevado una política independiente en relación con Hispanoamérica y África… En cambio nos hemos satelizado indecentemente a los mismos que invaden nuestro territorio y nos presionan desvergonzadamente para que nos metamos en operaciones bélicas de interés ajeno, bajo mando ajeno y en idioma ajeno, y nos están colonizando culturalmente como nunca. En otras palabras, España tenía todas las bazas para tratar de tú a tú a los demás, pero nuestros políticos la han reducido a un papel subalterno, de lacayo. Quiero decir que España puede ser un país independiente con mucha más razón que el resto de Europa, lo que exige una política ad hoc. En cambio los actuales partidos han hecho todo lo contrario. Son los partidos del Frente Popular con el PP de mariachi…

*****************

 

 

Categorías: Interesantes

AFRICA

«L’umanitarismo non riduce la povertà. Anzi. Ingrassa i corrotti, arricchisce i dittatori, abitua la gente a mendicare. Quando non allunga le guerre. Sono gli economisti africani a denunciarlo. In mezzo secolo, a partire dalle indipendenze, l’Africa ha usufruito a vario titolo di aiuti finanziari per oltre mille miliardi di dollari senza che questo abbia portato a una riduzione della povertà. Al contrario, tra il 1970 e il 1998, periodo in cui sono affluiti nel continente i maggiori contributi dall’estero, la povertà è salita dall’11 al 66 per cento» (Rassegna Stampa, 12.7.18).

The post AFRICA appeared first on Antidoti.

Categorías: Interesantes

La Reconquista y el franquismo

Dichos, actos y hechos — Pío Moa - Lun, 2018/09/10 - 08:55
En los años 1212, 1213 y 1214  se sucedieron en España y Francia tres batallas decisivas en la historia de los dos países y de Inglaterra.Una hora con la Historia”. https://www.youtube.com/watch?v=5EtnypaFskA

*************************+

P. Ha pasado sin casi pena ni gloria el trece centenario de la batalla de Covadonga, y ello resulta muy significativo. ¿Escribió ud su libro pensando en tal aniversario? –A decir verdad, no, los aniversarios casi siempre se me pasan,  incluso el mío. Pero ha sido una buena coincidencia la salida de mi libro. Dice ud que es significativa la casi ausencia de celebraciones, pero ¿en qué sentido lo es? A mi juicio revela la escasa conciencia que tiene el español medio actual de su historia y de su cultura. Y esa falta de conciencia proviene de una labor muy intensa desarrollada por prácticamente todos los partidos y medios de masas contra la idea misma de España durante cuarenta años. El pretexto ha sido el franquismo, demonizado brutalmente, y demonizado precisamente por haber reivindicado la historia de España contra los separatistas, internacionalistas y similares. El ataque al franquismo encubre el ataque a España, y lo más demostrativo es que se realiza a base de la falsificación sistemática del pasado. P. Ud habla de los partidos y medios de masas como si se hubieran puesto todos de acuerdo, pero eso parece imposible. –Parece imposible y lo es. Por una parte quedan algunos opuestos, pero por ahora son muy minoritarios. Y por otra parte se trata de actitudes, más que de ideas. Ya dije que en la transición se confundió muy pronto antifranquismo con democracia, esa fue una carta que supieron jugar muy bien las izquierdas y separatistas ante la inanidad intelectual y oportunismo barato de la derecha. Eso ya desde Suárez. Hubo un órgano de expresión, El País, que fue el principal instrumento de la campaña, con un éxito extraordinario, seguido por el ABC de Ansón. Lo he tratado en Los mitos del franquismo. La historiografía española es tan mala que incluso las cosas más evidentes se le escapan o no sabe valorarlas. P. Pero seguimos en las mismas: ¿por qué tuvo tanta influencia El País?  Puede decirse que estaba en el aire de la sociedad española, que esta lo necesitaba. –Efectivamente, hay algo de eso: un cambio de régimen produce una tendencia fuerte hacia el extremo contrario. Por otra parte El País se presentaba como una forma de regeneracionismo, reivindicaba a Ortega, etc. Y además era un periódico mejor hecho técnicamente que los demás. Daba impresión de mayor modernidad, de mayor relación con las corrientes vivas del extranjero, frente a la “casposidad” de la prensa, todavía importante por entonces, que trataba de mantener otra línea. Debo insistir en el papel  sencillamente nefasto, política e intelectualmente, de la Iglesia progresista, mal compensado con el sector minoritario más o menos integrista. Lo “facha” quedó identificado rápidamente con un estilo entre patriotero e integrista, desde luego antidemócrata y que a la mayoría de la gente le resultaba pesado y opresivo, y falto de humor salvo para el chascarrillo. Y ha sido cultural e intelectualmente muy poco creativo.  Era bastante agudo para señalar los fallos del sistema que se iba formando, pero como alternativa no podía atraer a casi nadie. Se le oponía una España “moderna” de rasgos difusos, “europea”, “democrática”, que no quería saber nada del  un pasado “enfermo”, “anormal” como lo consideraban tantos desde Ortega o Costa.  Y la Reconquista era precisamente el paradigma de ese pasado “oscuro” frente a un Al Ándalus progresista, liberal y culto. Como ha dicho algún chiflado “progresista”, Pelayo era el Franco de su tiempo. Y hay algo de verdad en ello si le quitamos el tono peyorativo. En general todo eso es extremadamente estúpido, pero ha venido calando precisamente porque, como digo,  se presentaba y se presenta con esas etiquetas de “europeo”, es decir, implícitamente no español, “democrático”, es decir, antifranquista, y “moderno” contra el pasado “anormal”. Estas son cuestiones muy serias e interrelacionadas, y he  tratado de analizarlas en mi libro. De todas maneras, la historia da muchas vueltas y los ambientes sociales cambian. P. ¿Confía ud en que estemos al final de la época antifranquista y “moderna”? –No puedo decirlo. De momento tenemos una ofensiva aún más radical que la de Zapatero, y prácticamente sin oposición, intelectual ni política, salvo algunos islotes y francotiradores como yo mismo, y una resistencia popular difusa y confusa, pero que va a más. La actual democracia no es tal cosa, es una auténtica basura. Recuerde cómo Felipe González cayó entre un clamor de regeneración democrática. Aznar subió al poder y en lugar de hacer algo al respecto se apresuró a pasar página. Porque si en realidad la izquierda es antidemócrata y de querencia totalitaria, la derecha es a-demócrata, piensa en una “democracia de amiguetes” que se entienden entre sí al margen de cualquier otra cuestión. Y así ha ido emputeciéndose todo hasta la actualidad.  Vox me parece bien, pero políticamente es insuficiente e intelectualmente un tanto roma. Como es tradicional en la derecha, la cultura le importa poco. Por decirlo de otra forma: todo esto viene de los movimientos políticos e intelectuales generados por el 98 que han dado lugar a los frentes populares. La oposición a ellos ha sido siempre más instintiva y más apoyada en la inercia de un pasado que no puede borrarse así como así, que en un movimiento ideológico algo potente. Durante todos estos años la historia de España la han escrito fundamentalmente sus enemigos, y lo mismo la historia del franquismo. He tratado de cambiar ese panorama, pero un tanto en vano. A la mayoría de los “franquistas” les bastan con cuatro tópicos más o menos conspiranoicos para sentirse a gusto con ellos mismos y con la historia. En fin, ya veremos… como dijo el ciego. Europa (Historia) de la II guerra púnica al siglo XXI (Bolsillo (la Esfera))La Reconquista Y España 

********************

Un tal Omar G. Encarnación ha escrito en la New York Review of Books un artículo perfectamente demencial sobre el franquismo, con motivo de la delictiva amenaza de Sánchez de profanar los restos del Caudillo. En él recoge, muy agravados, todos los disparates de Preston. Son cosas ya muy rebatidas y no voy a detenerme en ello. Lo significativo es que aparezca en una publicación presuntamente seria y sesuda.    Tengo la esperanza de que pronto salga en inglés Los mitos de la Guerra Civil, cosa que debiera haber ocurrido hace mucho tiempo. Por extraño que resulte, los prejuicios y la censura sobre esa cuestión son mucho más fuertes en Usa, Francia o Inglaterra que aquí. En todos ellos prácticamente la versión propagandística de izquierda y separatistas es, más que dominante, única. Estuvo próxima a salir la traducción al francés, e incluso fue anunciada, en la prestigiosa editorial Tallandier, pero a última hora reconsideraron su “oportunidad”. En Inglaterra domina la escuela de Preston hasta el punto de que citarme por algunos historiadores algo distintos  se ve como una herejía peligrosa. Etc.    Creo que, en el fondo, en todos esos países escuece el hecho de que el franquismo y la independencia de España se mantuvieran contra todas las presiones, chantajes y amenazas al terminar la guerra mundial. Y que, contra todos los análisis y profecías de  unos y otros,  España se reconstruyese sola y prosperase espectacularmente, con unos grados de libertad muy apreciables y sin deber nada a Usa o a Stalin.   

*******************

Involución permanente, con Luis del Pino: Carta abierta al Papa. Algo sobre “El erótico crimen…”: https://esradio.libertaddigital.com/sin-complejos/involucion-permanente.html :

 La novela negra como la vida misma que arrasa en el mundo de [Moa, Pío, Moh, Ul-Sih] Recuerdos sueltos, relatos de viajes y poemas

https://www.amazon.es/El-er%C3%B3tico-crimen-del-Ateneo-ebook/dp/B07GD83ZN8/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1534250734&sr=1-1&keywords=er%C3%B3tico+crimen+del+ateneo

Categorías: Interesantes

Teoría de los tres frentes populares.

Dichos, actos y hechos — Pío Moa - Vie, 2018/09/07 - 07:32
P. Volviendo al tema del Valle de los Caídos, ha sorprendido a algunas personas que el profesor Bárcena no le citase. –Bárcena está haciendo una labor importante aclarando la verdad sobre el Valle, aunque lo haga desde posiciones un tanto integristas. Que no me citase es algo  chocante, porque desde que empezaron las asechanzas al Valle de los Caídos me esforcé en contrarrestarlas, en artículos explicativos, en mi blog en Libertad Digital, que era entonces el más leído de ese diario. Incluso escribí un manifiesto de historiadores, que fue publicado en varios periódicos: Hasta ahora [marzo de 2010] han dado su firma al manifiesto sobre el Valle de los Caídos los historiadores Ricardo de la Cierva, Jesús Palacios, Miguel Platón, José Andrés -Gallego, Serafín Fanjul, Jesús Salas Larrazábal, Ángel D. Martín Rubio, David Gress, José Luis Orella, Dominique Venner, Salvador Fontenla, Juan Blanco, José M. Manrique García, Juan Ernesto Pflüger, Santiago Velo de Antelo, José Pla Blanch,  Ángel Maestro, Lucas Molina Franco, Guillermo Rocafort Pérez, Teodoro A. López López, Alberto González Rodríguez, Carlos Gregorio Hernández, César Ramos, Antonio Manuel Barragán-Lancharro, Carlos Caballero Jurado, César Alcalá, y Pablo Sagarra Revuelta. También se han adherido intelectuales como Fernando Sánchez Dragó, Aquilino Duque y otros (la firma sigue abierta). En otras palabras, si alguien se movilizó entre los primeros, en primera línea y movilizó a otros muchos, fui yo. P. ¿Atribuye ud esta falta de cita a una campaña de ninguneo o cosa por el estilo? – Puede que lo de Bárcena haya sido un simple olvido, porque hablando se improvisa y no es raro que pasen esas cosas. Pero en otro sentido, viene siendo muy común. Cuando escribí Los orígenes de la guerra civil me costó encontrar editor, incluso entre editores muy de derecha, porque estaban literalmente acojonados. Me decían: “El libro está muy bien, pero búsquese otra editorial”. Solo por casualidad di con Ediciones Encuentro, que se atrevió. Hoy se ha olvidado un tanto que por entonces, finales de los 90, la partida parecía totalmente ganada por las versiones de izquierda y las políticas correspondientes, según las cuales los nacionales eran los malos, que gracias a la ayuda de Hitler habían arruinado la brillante experiencia democrática de la república. Solo Ricardo de la Cierva mantenía en alto la bandera de la verdad, pero había sido reducido a un verdadero gueto, ninguneado y desacreditado por todos y especialmente por los señoritos del PP, que ya escupían descaradamente sobre las tumbas de sus padres y abuelos.  Naturalmente, en aquel estanque podrido mis libros sucesivos, en especial Los mitos de la guerra civil, cayeron como otras tantas pedradas que lo removieron todo. Yo creí que era el principio del final del imperio del embuste y de las políticas derivadas,  pero en gran medida me equivoqué, porque la universidad seguía en sus manos, los medios de masas también, y sobre todo porque la derecha fue uniéndose al boicot que me declararon enseguida las izquierdas. Con todo, se había abierto una brecha, y entonces bastantes que antes se mantenían asustados y como en escondrijos empezaron a publicar o a decir cosas que antes no osaban. Pero lo hacían casi siempre sin citarme. Bueno, la intelectualidad española es así, qué se le va a hacer. En El erótico crimen del Ateneo la represento en el Ateneo mismo, y su cultura en el plan de crear un burdel “ilustrado”.

 La novela negra como la vida misma que arrasa en el mundo de [Moa, Pío, Moh, Ul-Sih]

P. Hoy es ud quien más vuelve a remover  ese estanque de que habla y de nuevo en relación con Franco y el Valle de los Caídos. ¿Teme que le pase lo mismo que la vez anterior? –Eso ahora mismo no me preocupa. Yo remuevo el estanque porque considero que nos amenaza un peligro que ya se vuelve inminente. Que amenaza a las libertades, por tanto a la democracia y a la misma España, y que ese grave peligro tiene sus raíces en una versión falsa de la historia. Demoler esa versión es esencial, cosa que no quieren ver muchos necios que se hacen los virtuosos hablando de “mirar al futuro”,  como si en el futuro hubiera algo que mirar, y sandeces por el estilo. Otros lloriquean porque “no acabamos de superar la guerra civil”. Y no acabaremos hasta que no quede claro entre quiénes se libró y por qué.  Y a esto se resisten todos, las izquierdas y separatistas porque tienen que defender con  uñas y dientes la falsedad de la que tanto beneficio político han sacado, las derechas porque les han imitado demasiados años y les es muy difícil volver atrás. Y porque de esas versiones derivan unas orientaciones políticas que ahora mismo amenazan todos los valores en que se basa la continuidad de la  democracia y de la misma nación.

P. El franquismo decía oponerse a “la antiEspaña”, declarando antiespañoles a cuantos no comulgaran con sus ideas.

La Reconquista Y España

–A mí me pareció durante muchos años que eso de la Antiespaña  era un pretexto totalitario. Pero es la realidad: ni uno solo de los partidos que defienden el ultraje a Franco y al Valle de los Caídos, o se hacen los locos ante el ultraje, ninguno de ellos  siente o defiende a España. Unos tratan de disgregarla en pequeñas nacioncitas  fácilmente utilizables por potencias externas; otros piensan en disolverla progresivamente en el magma LGTBI, multiculturalista y economicista  de la Unión Europea, mientras intentan erosionar la misma idea desde el origen de la historia. Solo tiene que ver lo que se viene diciendo sobre la Reconquista, negándola o denigrándola, lo trato un poco en mi libro. O lo que han hecho con Gibraltar… No acabaríamos. Son enemigos de España, el Frente Popular se componía de enemigos de España o indiferentes a ella, como los partidos actuales. P. Ud. habla precisamente de un nuevo Frente Popular. –Ese conjunto de partidos e intereses tomaron forma política y hasta cierto punto orgánica en el Frente Popular de 1936, que empezó dando un golpe de estado falsificando las elecciones e instaurando un verdadero estado de terror. Ese frente popular fue vencido militarmente por Franco en 1939.  Tras la muerte del general, volvió a amalgamarse una gran variedad de grupos, juntas y plataformas se llamaban,  semejantes a los derrotados en la guerra, que querían la ruptura con el franquismo para enlazar con aquella “democracia” derrotada. Y este nuevo y difuso frente popular fue derrotado  cívicamente, en el referéndum de diciembre del 76. Podría decirse que Franco había vuelto a vencer después de muerto. Por lo tanto, aquellos partidos tuvieron que adaptarse políticamente, pero sin renunciar a sus estúpidas, por no decir delictivas intenciones. Entendieron bien el valor de la falsificación de la guerra y el franquismo, no tuvieron resistencia cultural, en las ideas, y con Zapatero ya volvieron a las andadas, con sus leyes totalitarias que trataban de destruir el legado de Franco, la complicidad abierta con la ETA y los separatistas, etc. Un tercer frente popular de hecho, apoyado, y eso es una novedad histórica, por el PP, por la derecha. Por entonces me moví cuanto pude contra aquella peligrosa deriva, denunciando su origen y sentido, hay que decir que en vano. Y ahora, con el macarra, el peligro se ha hecho de verdad inminente y por fin parece despertar alguna resistencia, sobre todo popular. Y hay que volver a derrotarlo, y esta vez de forma definitiva. Es mi teoría de los tres frentes populares. La primera vez perdió militarmente, la segunda perdió cívicamente, y esta vez tiene que perder culturalmente. Aquí, como ya he señalado, se libra una batalla política y legal, pero para ser definitiva tiene que librarse ante todo en e terreno cultural, del que han sacado fuerzas todos estos años para resurgir, como la hidra famosa. En otras palabras: debe clarificarse de una vez la historia, debe acabarse con el imperio del embuste. Han planteado clara y abiertamente la batalla en ese terreno, amenazando de paso todas las libertades, y hay que librarla ahí. Creo que por mi parte he hecho lo suficiente, si se quieren utilizar a fondo sus materiales. P. Resulta sorprendente, en efecto, cómo una y otra vez resurgen esas fuerzas. –Porque se apoyan en el terreno cultural, algo que la derecha nunca ha entendido. Creo que puede datarse  su origen en el “desastre del 98″, como una especie de daño colateral. Entonces tomaron auge movimientos internacionalistas como el PSOE o los ácratas, para quien antes de ellos solo había habido opresión y explotación, que presuntamente iban a remediar. Esto era común en toda Europa. Pero tomaron también auge los separatismos, hasta entonces insignificantes, basados  en un racismo irrisorio que les hacía creerse superiores a los demás españoles. Y aún más grave fue, a mi juicio, el regeneracionismo, que infectó a la intelectualidad y a partidos de toda índole. Según ellos, la historia de España había sido una verdadera enfermedad, una anormalidad en Europa, y el país debía europeizarse para hacerse “normal”. Y como tampoco tenían la menor idea clara sobre Europa, su europeísmo consistía en exagerar los problemas  de  España para los que no tenían solución algo sensata. Se limitaban a denostar, como decía Menéndez Pelayo, “todo lo que España ha hecho grande en el pasado”. En la práctica, sus “soluciones” abocaron a una república caótica y a la guerra civil. Entre todos esos movimientos había rivalidades y odios a veces tremendos, pero se entendían contra un enemigo común:  el régimen liberal de la Restauración, la Iglesia y la propia España. Ya en 1917 lograron cierto grado de unidad en la intentona revolucionaria de ese año, fue el primer esbozo de esa antiEspaña o frente “popular”. Y ya es hora de entender el pasado y pasar a una etapa histórica más fructífera.

Europa (Historia)

*******************+

Categorías: Interesantes

FANATISMO

«Quando si parla di fanatismo religioso si dovrebbe anche ricordare la prima misura antiecclesiastica della Rivoluzione Francese e cioè la proibizione di incensare, durante le funzioni liturgiche, i sacerdoti, i fedeli e le salme dei defunti, in quanto l’incenso doveva essere adoperato solo per rendere onore all’Essere Supremo (sic!)». Alberto Leoni, “Storia della guerre di religione”, Ares, p. 209.

The post FANATISMO appeared first on Antidoti.

Categorías: Interesantes
Distribuir contenido

Noticias