Interesantes

Jue, 1970/01/01 - 00:00
Categorías:

La vida y el mal

Dichos, actos y hechos — Pío Moa - Hace 7 horas 4 mins
–Pero fíjate bien, ¿qué es la vida? un conjunto de tres aparatos, respiratorio, digestivo y reproductivo. Antes de la aparición de la vida, el mundo era inerte, se regía por leyes sin excepciones, la vida supone un cambio,  pues hay un elemento activo que busca directamente algo y que puede lograrlo o no; es decir, un principio de acción no predeterminado. El medio físico tiene la gentileza de servir gratis y sin apenas esfuerzo para el viviente,  los elementos de la respiración. En cambio a la alimentación le pone mil trabas, obliga al viviente a buscarla con esfuerzo, le impone un considerable gasto de energía y de orientación para encontrarla, tanto que el gasto de energía puede ser mayor que la que proporciona el alimento, y el ser vivo debilitarse y morir. Comparado con la respiración, parece como si la naturaleza hubiera querido imponer a los vivientes una dura prueba, y es difícil saber por qué.    “Debemos suponer que las formas de vida más primitivas se alimentarían de algún modo del medio físico, pero a partir de ahí la vida se alimenta de la vida, lo cual señala, si lo queremos ver así, la aparición del mal, porque los seres vivos odian servir de alimento a otros y sufren con ello. Esto me parece muy importante. El mal es ahí inconsciente, y solo se hace consciente al nivel humano, pero está ahí, sin duda,  es inherente a la vida. Es además relativo, porque el mal de una oveja es el bien del lobo que la devora. Esto también es un misterio cuando queremos hablar de la moral, del bien y el mal.  “Luego está el aparato reproductivo, que plantea otros problemas. Aunque hay formas primitivas  de reproducción no sexuales, a cierto nivel la reproducción exige dos individuos con funciones diferentes. Un individuo puede alimentarse por su cuenta, pero no puede reproducirse él solo. Esto me resulta muy llamativo: ¿por qué? Incluso en seres hermafroditas existe la diferenciación de los órganos.  –Venía esta mañana mirando la salida del sol, y me decía si no podría verse ahí un principio general en relación con la vida. La vida se desarrolla en la superficie de la tierra, y eso es algo visible y palpable. Pero no se podría desarrollar sin la intervención del sol, que es una intervención invisible a impalpable. Por eso en los mitos el elemento femenino suele identificarse con la mujer y el masculino con el varón… También puede decirse que los bienes materiales nos vienen de la tierra y los espirituales del sol. Todo eso es puramente simbólico, claro, por analogía.  –Bien, pero ese es otro tema. Lo que quiero decir es esto: ¿por qué la naturaleza ha hecho que la respiración sea gratis y la alimentación cueste un gran esfuerzo y sufrimiento? Por otra parte, la reproducción va ligada a la muerte de los individuos, y uno podría preguntarse por qué  la naturaleza ha creado individuos mejor o peor adaptados al medio físico, pero solo durante un tiempo, porque luego les espera la muerte. Y me pregunto ¿por qué la naturaleza no ha creado unos pocos seres vivos cuya adaptación, es decir, cuya vida se mantenga indefinidamente, seres vivos inmortales, adaptados al medio físico?  Este es otro principio del mal. Seas presa de otros vivientes o no, la muerte te espera. Como consolación podríamos decir, te permite reproducirte en otros individuos que seguirán el mismo ciclo. ¿Por qué?  ¿No podría haber unos pocos individuos adaptados a los distintos medios, al mar, a la tierra, a los climas fríos y cálidos… Incluso un  solo individuo preparado para adaptarse a todos ellos, que se extendiera sobre la superficie terrestre respirando y alimentándose de ella sin necesidad de reproducirse? En otras palabras: ¿no sería eso más lógico y más económico, yo diría que más natural? En cambio la naturaleza prefiere gastarnos la broma macabra de matarnos y al mismo tiempo dejar que nos reproduzcamos para repetir una y otra vez el mismo chiste… –Puedes verlo de otro modo: la vida, efectivamente, cubre la superficie terrestre o gran parte de ella. La vemos dividida en miríadas de individuos, pero también podríamos considerarlos a todos como un solo individuo, como “la vida”. Y lo mismo la reproducción: esta obraría como una forma de inmortalidad. En cierto modo los genes son inmortales, ¿no es así?

*****************

Saliendo al paso

*Un simpatizante de Franco puede ser o no demócrata. Un antifranquista no es nunca un demócrata. Por naturaleza es totalitario y/o separatista. *Es normal que la panda de maleantes que gobierna el país y manipula los medios se sienta identificado con Negrín, el gángster que entregó el oro a Stalin,  robó sistemáticamente a todo el país, asesinó a mansalva y quería prolongar la matanza para continuarla con la guerra mundial. *La Sexta, como Podemos, como TVE3, como el propio Doctor, son regalos del PP a España y a la democracia. Son la herencia de Rajoy. *A Pablo Casado la profanación de la tumba de Franco le trae al fresco. En cambio felicita oficiosamente a Almudena Grandes, la admiradora de los milicianos sudoroso que violaban monjas, y aficionada a fusilar, al menos en la intención. La vileza. *Una democracia simplemente no puede tener un presidente no votado, falso doctor, relacionado familiarmente con la prostitución, profanador de tumbas, falsificador de la ley, cómplice de un golpe de estado… PP y PSOE han hecho de España una democracia fallida

 

Categorías: Interesantes

DONABBONDIO

Il prefetto di Milano ha vietato la cerimonia al cimitero dei caduti della Rsi. Alcuni sono andati lo stesso, alla spicciolata, a ricordare quei morti. Nella diocesi più grande d’Italia, nella «chiesa della misericordia», non si è trovato un prete che dicesse messa in quel cimitero. Ha osservato l’opinionista Giannino Della Frattina che nel Ventennio benedivano labari e gagliardetti ch’era un piacere. Forse aveva ragione Garibaldi…

The post DONABBONDIO appeared first on Antidoti.

Categorías: Interesantes

De tumbas y capitales culturales

Dichos, actos y hechos — Pío Moa - Mié, 2018/10/31 - 08:14

La caída de Constantinopla tuvo consecuencias transcendentales para Europa y en particular para Rusia, Italia y España y Portugal. En “Una hora con la Historia: https://www.youtube.com/watch?v=fASQxUujeMw

la reconquista y españa-pio moa-9788491643050

****************************

*Parece que la sexy Calvo no logró seducir del todo al cardenal Parolini con su picardías, ni lo atemorizó lo suficiente con sus amenazas. Con típica hipocresía, Parolini se desentendió del asunto: que lo resuelva el gobierno delincuente con la familia de Franco. *Si, como es de esperar, la familia de Franco se opone a las delictivas maniobras del Doctor Profanatumbas y su pandilla, debe contar con el apoyo activo de todas las personas decentes y demócratas de España. *El gobierno ha chantajeado a la Iglesia y parece (parece; ver mi blog http://www.piomoa.es ) que no lo ha conseguido .Ahora tratará de chantajear a la familia. *La tiorra Calvo también decía que la familia Franco y los monjes estaban de acuerdo en profanar la tumba de Franco. Vamos a ver en qué paran sus maniobras ilegales. Es de esperar que en la cárcel. *PSOE, PP y Podemos, los partidos más podridos y antidemocráticos del país, se ponen de acuerdo para controlar todavía más al poder judicial. Si existe un rastro de conciencia democrática en España, es preciso hacer fracasar la maniobra totalitaria. *Dice Vargas Llosa que Valls quiere recuperar Barcelona como gran capital cultural de Europa. Creo que Barcelona nunca fue una gran capital cultural. El catalanismo la hizo capital de un esnobismo paleto y pretencioso ya desde principios del siglo XX. *”¡Ah! Barcelona, Barcelona, ciudad burguesa, húmeda y aplanadora; ¡ah! burguesía, ¡ah! muletones y manteros, género tuyo de poca consistencia; ¡ah! medianía en riqueza, en posición, en todo; ¡ah! símbolo de toda medianía, tú, Barcelona, ¡¡¡bien me has jodido!!!” (Joan Maragall) *El separatismo catalán se presenta como pacífico y siempre fue muy violento (Prats de Molló, rebelión del 34, asesinatos de Companys (incluidos los de los también separatistas hermanos Badía), bombas en el pecho, atentados…). ,Lo que pasa es que siempre le salieron mal sus jugadas. *Definitivamente, Villarejo está haciendo un gran servicio al país y a la democracia, ayudando a limpiar un régimen putrefacto. *No solo la monarquía, la Iglesia y los demócratas deben inmensa gratitud a Franco. También los europeos y los judíos. Lo explico en mi blog http://www.piomoa.es

*************

A mi lado se acurruca el gato ya viejecillo y mimoso Le acaricio el lomo ¿Para qué está en el mundo? ¿Para qué ha pasado su vida? ¿Para darnos el placer de sus movimientos felinos, de su belleza? ¿Para eso? Jamás él lo admitiría.

**************************

Categorías: Interesantes

¿Estará la Iglesia a la altura?

Dichos, actos y hechos — Pío Moa - Mar, 2018/10/30 - 09:02
Franco salvó a España de un régimen criminal, salido de elecciones fraudulentas, es decir, de un golpe de estado, y compuesto de totalitarios y separatistas. Un régimen que amenazaba muy seriamente no solo las libertades políticas sino la libertad personal, la integridad nacional y la cultura cristiana. Salvó también a la Iglesia del exterminio y a una monarquía que todos daban por periclitada para siempre después de su vergonzoso autogolpe de 1931. Su régimen, autoritario pero no totalitario, con gran libertad personal y libertades políticas restringidas para comunistas y separatistas, reconstruyó el país brillantemente con las propias fuerzas de España y lo hizo en medio de una delictiva hostilidad de casi todo el resto del mundo, a la que derrotó finalmente; y sin deber nada a la ayuda de Usa, al contrario que los demás países de Europa occidental. El franquismo  desarrolló al país convirtiéndolo en uno de los más prósperos del mundo, con mayor esperanza de vida que el resto de Europa exceptuando a Suecia y alguno más, y los índices de salud social mejores del continente. Los tremendo odios políticos y sociales que habían hecho de la república un caos hasta destruirla, desaparecieron, y por primera vez fue posible pensar en una democracia estable y sin convulsiones, aprobada en referéndum de diciembre de 1976, desde el franquismo y no contra él. Por ello, y gracias a Franco, España es un país libre de deudas políticas, económicas y morales, pues se debe su democracia a sí misma, no a la intervención del ejército useño ni a la ayuda indirecta de Stalin ni al Plan Marshall,  como el resto de Europa occidental. Por todos estos hechos indiscutibles y perfectamente constatables al margen de cualquier propaganda, Franco resalta como el estadista más importante, con mucho, que ha tenido España en bastantes siglos.    Por lo tanto le deben agradecimiento sin reparos no solo la monarquía y la Iglesia, también la democracia. Y se lo debe Europa entera, primero por haber impedido que el continente se viera encajonado entre dos regímenes soviéticos, en segundo lugar por haber librado de las atrocidades de la guerra mundial a una parte significativa del continente, y finalmente por haber librado a una parte de Europa de la tutela useña, sin duda mucho más favorable y fructífera que la dominación soviética, pero siempre una carga y una deuda que testimonian la decadencia política, militar y cultural europea.  Asimismo los judíos tienen una deuda con Franco, pagada por Israel con la ingratitud de propiciar el aislamiento de España, que de no ser por la previsión y habilidad diplomática del régimen, habría provocado una gran hambruna.    Hoy, unos políticos delincuentes, dirigidos por un falso doctor relacionado familiarmente con la prostitución homosexual y embustero compulsivo, tratan de profanar y ultrajar los restos de Franco. Con ese sujeto ha tomado impulso un nuevo frente popular, compuesto como el de la guerra por partidos de tendencia totalitaria y separatistas. Partidos y políticos que se retratan a sí mismos cuando califican de “víctimas del franquismo” a los torturadores y asesinos de las chekas juzgados y fusilados por sus crímenes después de la guerra, torturadores y asesinos con los que así se identifican y solidarizan. Y  víctimas, en todo caso, de los jefes de aquel frente popular que huyeron llevándose enormes tesoros expoliados al país entero y abandonando a su suerte a aquellos sicarios. Solo personajes de la catadura del falso doctor, auténtico estafador que está en el poder sin pasar por las urnas, pueden planear el ultraje y la profanación a quien libró a España de una peste parecida a la de ellos mismos.    Legalmente, la profanación es imposible, pero la  ley nunca ha preocupado a tales sujetos. Y aquí entra, para empezar, la Iglesia, cuyos dirigentes parecen renegar de quien la salvó directamente del exterminio. El Vaticano ha aprobado lo que llama exhumación de los restos de Franco. Esto es una nueva y tremenda traición después de las perpetradas en vida del estadista, cuando sectores importantes del clero apoyaron a los terroristas de la ETA, a los comunistas y a los separatistas, de los cuales han recibido a su vez la gratitud debida en forma de desprecio, agresiones y ataque permanente.    Pero los profanadores del gobierno se han encontrado con que, de perpetrar su fechoría en el Valle de los Caídos, los restos de Franco irían a la catedral de la Almudena, en el centro mismo de Madrid, cosa inconveniente para ellos. Por lo tanto, después de haber comprobado la debilidad, por llamarla de algún modo, del Vaticano, han acudido al chantaje puro y simple, amenazando a la Iglesia con expropiaciones y castigos económicos si no accede a privar de su último derecho a los familiares del Caudillo, si no colabora en llevar los restos a algún lugar poco accesible, donde fuera más fácil seguir ultrajándolos.   ¿Se doblegará la Iglesia al chantaje? Parece bien claro que tratándose de  Juan Pablo II ni siquiera se les habría ocurrido plantearlo a los profanadores. Pero el papa actual ha demostrado ya varias veces su hispanofobia y  su  ambigua predilección política por regímenes como los de Maduro, Kirchner, Castro, o su claudicación ante el régimen comunista chino, por lo que no sabemos si en este caso duplicará su claudicación con otra aún más grave.   Están ocurriendo cosas gravísimas.  Mucha gente cree que las traiciones morales no tienen importancia práctica. Se equivocan. El apoyo de sectores de la Iglesia a los enemigos de Franco, que también habían sido los exterminadores de la Iglesia, valieron a esta una crisis de  descrédito y retroceso en España, y el mayor desprecio y odio de aquellos a quienes favorecieron. Y  ceder ahora al chantaje o, peor aún, caer en la complicidad con un gobierno delincuente, sería una catástrofe no solo para ella, sino para España entera.

los mitos del franquismo-pio moa-9788490603499los mitos de la guerra civil-pio moa-9788497340939la guerra civil y los problemas de la democracia en españa-pio moa-9788490551394

 

Categorías: Interesantes

Valor de Gibraltar para Inglaterra y para España

Dichos, actos y hechos — Pío Moa - Lun, 2018/10/29 - 08:33
 de la II Guerra Púnica al siglo XXI (Historia Divulgativa) de [Rodríguez, Pío Moa] Como todos los lunes, expondré en el blog  un artículo y frases a divulgar lo más masivamente posible en las redes sociales y por otros medios: *¿Puede un país declararse “amigo y aliado” de una potencia que invade su territorio? Parece un servilismo y traición  imposibles, pero los gobiernos de España lo llevan haciendo desde Felipe González hasta hoy. Gibraltar. *Al revés que el resto de Europa occidental, España no debe su democracia ni su prosperidad a la intervención militar y tutela de Usa. Sin embargo los gobiernos españoles se comportan como lacayos frente a esos países. *El problema de Gibraltar está ligado a todos los que amenazan hoy a España: las políticas de gobiernos que han fomentado los separatismos, entregan la soberanía a unas burocracias oscuras en Bruselas y desvirtúan la democracia con mil corrupciones y manejos.

***********************

Una idea artificialmente extendida desde hace muchos años por los actuales partidos afirma que Gibraltar carece de importancia y que insistir en ella resulta una actitud “reaccionaria” o “franquista”. Claro está que si así fuera habría que preguntarse por qué, en cambio, el Peñón tiene tal valor para la potencia colonizadora, tan alejada geográficamente de él. Una colonia por cuya posesión Inglaterra no se contentó con el leonino Tratado de Utrecht, sino que ha vulnerado sus términos con increíble arrogancia hasta hoy mismo, y hace caso omiso de la resolución de la ONU al respecto. Salta a la vista, entonces, que sí tiene un interés de primer orden para Inglaterra. Ese interés es cuádruple. En primer lugar, la posesión de Gibraltar aseguraba las comunicaciones del Imperio Británico, y hoy el control de un punto estratégico de la importancia del estrecho; en segundo lugar, era y es un símbolo del poder imperial inglés y de la humillación de España, con la que históricamente sostuvo largas rivalidades y a la que hoy obliga a soportar la única colonia europea, en invasión de territorio español: tal es un significado de la bandera británica ondeando sobre el Peñón; en tercer lugar, la colonia es un fructífero centro de negocios y tráficos legales e ilegales, que parasitan a España; en cuarto lugar, el Peñón constituye un núcleo de espionaje y  amenaza sobre nuestro país, y de corrupción de políticos, partidos y medios de prensa españoles.  Podría creerse que ese interés es anacrónico, pues ha desaparecido su imperio y teóricamente los dos países son amigos y aliados. Pero se trata de una falsa apreciación. La mentalidad y la práctica internacional inglesas siguen siendo en gran medida imperiales. Así, Londres mantiene colonias, enclaves y bases en otros lugares del mundo, y es el país de Europa Occidental que más gasta en fuerzas armadas –casi 70.000 millones de dólares en 2009, más que otros económicamente superiores, como Francia (67.000 millones), Alemania (48.000 millones) o Rusia (61.000 millones), esta con población y extensión mucho mayores, y con muchos más conflictos potenciales. Solo dos países superan el gasto militar inglés, Usa y China, e Inglaterra supera proporcionalmente a la segunda, con un 2,5% del PIB frente a un 2%. Estas cifras han variado considerablemente, pero no esencialmente, en estos años (Arabia Saudí, por ejemplo,  se ha convertido en uno de los países de mayor presupuesto militar). Pero todavía más importancia tiene el hecho de ser Inglaterra el segundo país dominante en la OTAN, con una relación especial con el primero, es decir, con Usa. La OTN es fundamentalmente una alianza al servicio de las dos potencias anglosajonas. Es obvio, por tanto, que si Inglaterra concede tanta importancia a Gibraltar, España, cuyo territorio se encuentra invadido, debe concederle mucha más todavía. Pero desde que el PSOE abrió la verja, convirtiendo la colonia en un emporio para el invasor, los gobiernos, tanto de derecha como de izquierda, se han empeñado en una política servil hacia Inglaterra en contra de todos los intereses de España. Una potencia que invade nuestro país no puede ser en ningún caso aliada y amiga, y un gobierno que representase los intereses de España, cosa que no ha ocurrido desde Leopoldo Calvo Sotelo, tendría que mantener una presión permanente, incluido el cierre de la verja, sobre esta agresión permanente que sufrimos, a causa no tanto de Inglaterra sino de los infames gobiernos españoles actuales. Pues el problema de Gibraltar está íntimamente ligado a otros muchos creados por esos mismos gobiernos, en particular las tensiones separatistas, la desvirtuación de la democracia y la entrega ilegal de soberanía a la burocracia de Bruselas.  Todo va en el mismo lote. Y es preciso reaccionar, empezando por denunciar una realidad que esos partidos y gobiernos tratan de mantener oculta.

*************

La caída de Constantinopla tuvo consecuencias transcendentales para Europa y en particular para Rusia, Italia y España y Portugal. En “Una hora con la Historia: https://www.youtube.com/watch?v=fASQxUujeMw

la reconquista y españa-pio moa-9788491643050

 

Categorías: Interesantes

SINEAD

Sinead O’Connor, la cantante irlandese di fama (declinante) internazionale, si è convertita all’islam. Ai tempi di Giovanni Paolo II stracciò, sul palco, una foto del papa perché la Chiesa è, tra le altre cose, misogina. Eh, l’islam è meglio…

The post SINEAD appeared first on Antidoti.

Categorías: Interesantes

Por qué escribí “Nueva historia de España”

Dichos, actos y hechos — Pío Moa - Dom, 2018/10/28 - 13:12

La caída de Constantinopla tuvo consecuencias transcendentales para Europa y en particular para Rusia, Italia y España y Portugal. En “Una hora con la Historia: https://www.youtube.com/watch?v=fASQxUujeMw

la reconquista y españa-pio moa-9788491643050

********************

P. ¿Qué hay de nuevo en su libro de historia de España? ¿Por qué ha sentido la necesidad de escribirlo? –Nueva historia de España es un libro de síntesis, en que he tenido que manejar una cantidad muy grande de información, por lo que se ha deslizado cierto número de errores de detalle y erratas, eso es inevitable. Varios de ellos los he corregido en el libro sobre la Reconquista. Pero lo esencial, lo he explicado a menudo, es el enfoque. Hoy, debido a la extrema mediocridad de nuestra universidad –las excepciones confirman la regla– se plantean al respecto mil problemas arbitrarios, se niega la existencia de la propia España, se la retrotrae a Felipe V, a la Constitución de 1812, incluso a la de 1978, se habla de las tres culturas, de un Al Ándalus paradisiaco, o por el contrario se expone una visión diríamos clerical o integrista de la historia del país, se embrolla con “las Españas”… La confusión, mezclada de estupidez y de discusiones bizantinas, es inmensa. Por eso he escrito el libro. P. ¿Se identifica o trata de desarrollar alguna escuela historiográfica en concreto? –Propiamente no, aunque lógicamente, me apoyo en ideas y estudios de otros, pero si el libro se llama “nuevo” es porque creo que aporta cosas nuevas. Para empezar, he procurado salir de ese provincianismo tan extendido, casi generalizado, que explica nuestra historia como si el país hubiera estado aislado del resto de Europa y del mundo. Incluso me han criticado haberme ocupado de la evolución del mundo –de manera muy sucinta, lógicamente– en relación con la historia de España. Lo he hecho así porque, cosa en la que no se ha reparado mucho, es España la que descubre el mundo en su conjunto y pone en comunicación por mar a todos los continentes habitados, por primera vez en la historia humana.  Pero dentro de esa exigencia metodológica, las novedades son muchas. P. Parece una pretensión excesiva para un historiador al margen de las corrientes académicas. –Eso no me preocupa, pues ya le he dicho que no me merecen mucho respeto esas corrientes. Quizá en otro momento exponga por más detalle por qué. Mucho de ello lo expliqué en La quiebra de la historia progresista… Pero detallaré algunas novedades. *Comienzo la historia de España, no en Atapuerca o en los iberos y los celtas,  sino donde comienza realmente, que es en la II Guerra Púnica. Antes no había historia propiamente hablando, ni existía Hispania más que como una realidad geográfica, como Mar Caspio o Península balcánica  o Centroeuropa. No conozco otra historia que plantee el asunto de esta manera. Llamo a la II Guerra Púnica “la guerra del destino”, porque  no solo determinó en gran medida la evolución posterior de España, sino también la de Europa. *España es, culturalmente, una creación de Roma, y políticamente, es decir, como nación,  de los visigodos desde Leovigildo y Recaredo. Creo que tampoco se ha expresado claramente esta tesis por nadie. Pero sin esa nación originaria, hispanogoda porque el elemento cultural dominante no es el germánico sino el latino, la Reconquista habría sido imposible.

 de la ii guerra punica al siglo xxi-pio moa-9788499700656

*La Reconquista fue esencialmente un antagonismo entre dos naciones dentro de la península: España y Al Ándalus. El componente religioso fue fundamental, pero se trató de un proceso en primer lugar político. Desde el punto de vista religioso, España podía haber quedado dividida en diversos estados cristianos, como otros muchos que había en Europa y que no tenían la menor relación con España. Esto va contra el supuesto de algunos autores de que sin el catolicismo España se disgregaría volviendo al tiempo de los arévacos, vetones, carpetanos y demás. De hecho la influencia religiosa fue en gran medida la que impidió que se completara la Reconquista. *Al considerar el auge cultural de Al Ándalus, expongo la diferencia entre la cultura popular y la de élite. En la primera creo que nadie en su sano juicio dejaría de notar la superioridad de España; en cuanto a la de élite (pensamiento, literatura, ciencia, arte…) la superioridad de Al Ándalus se acabó en torno al siglo XII. Quedó estancada mientras la española no cesaba de progresar, incorporándose a la creación de las universidades. *Doy a las universidades una importancia central como columna vertebral de la cultura europea y por supuesto española, aunque pasaran por épocas poco brillantes. Sin ellas no se entenderá el auge español en el siglo XVI.

*Enel siglo XVI y parte del XVII, España logra una excelencia, por emplear esa palabra, realmente asombrosa, para ser un país poco poblado y poco rico comparado con Francia u otros: salva al catolicismo frenando a turcos y protestantes y expandiendo la doctrina por medio mundo, descubre el mundo como tal, según dije, frena el expansionismo inglés y francés, forma el primer imperio transoceánico de la historia… Y al propio tiempo crea una gran literatura original y una cultura propia, un arte y un pensamiento magníficos… Por supuesto, los tercios, los descubridores, los conquistadores, etc., tuvieron un papel esencial, pero no menos lo tuvieron los escritores, pensadores, los letrados  y administradores y muchos personajes de gran mérito salidos de las universidades, en especial la de Salamanca. Sostengo que la enseñanza superior, más extensa que en los demás países europeos, fue la base real del auge español. Creo que esto es también un enfoque nuevo del asunto.

*Y precisamente debemos ver la decadencia en relación con el anquilosamiento de dicha enseñanza superior, mientras en otros países europeos el pensamiento emprende nuevos rumbos y se despliega el pensamiento científico. Nuevos rumbos que en España no prenden o prenden mal, en parte debido a cierta fascinación por los éxitos de otro tiempo, mal entendidos y que llevan a rechazar las novedades sin mayor criterio. La originalidad de España se pierde, y el siglo XVIII pasa a ser un “siglo francés”, con cierta satelización política y cultural a Francia, aunque España continúe siendo una de las grandes potencias, gracias sobre todo a su poder marítimo, que le permite conservar el imperio, si bien perdiendo la hegemonía en beneficio de Inglaterra.

 introduccion a su historia-pio moa-9788490608449

*Creo que en general no se ha dado suficiente relevancia a la invasión napoleónica, que determina el siglo de mayor decadencia de España, cuyas consecuencias duran hasta hoy. Hay, como en todo, estudios muy detallados, pero en los que se pierden las líneas generales y las consecuencias. Se exalta a menudo la resistencia popular, que ciertamente convirtió a España en un infierno donde por primera vez se atascó Napoleón, pero la invasión dejó como herencia un país arrasado y radicalmente dividido. Hasta entonces, y desde los Reyes Católicos,  España había sido quizá el país internamente más estable de Europa, con problemas internos secundarios, pero en el siglo XIX se volvió uno de los más inestables y guerracivilistas. Para colmo, la “ayuda” inglesa se tradujo, aparte de diversas atrocidades, en la pérdida del Imperio, debida en gran medida a su intervención indirecta y directa. Como amigos, los ingleses han resultado para España más peligrosos que como enemigos. Quizá un renacimiento cultural habría ayudado a cambiar las cosas, pero el anquilosamiento de la universidad empeoró, y en conjunto el país fue satelizado políticamente por Inglaterra y culturalmente por Francia. *Por no entrar en  detalles y considerando la cuestión en su conjunto, creo que los problemas dejados por la invasión francesa repercutieron hasta la II República, y que el franquismo supuso su superación en lo esencial. Pero la excesiva dependencia de la Iglesia y el Vaticano II han traído finalmente una situación cada vez más peligrosa. Un elemento clave de todo el proceso ha sido la leyenda negra, extendida al franquismo, una influencia muy depresora de las energías nacionales. *En fin, por no extenderme más, considero que estos enfoques son en gran parte nuevos y que permiten entender mejor nuestra historia. La cuestión que se plantea es esta: Los grandes logros del siglo XVI o los del franquismo,  ¿pueden servir de inspiración para un resurgimiento o hay que verlos como etapas a clarificar y ensalzar, pero como raíces en definitiva secas y que no pueden ayudar ante los problemas actuales? Opino que hay mucho que aprender de ellos, pero eso exige investigaciones e ideas que no acaban de aflorar en este “invierno de nuestro descontento”.

********************

 

Categorías: Interesantes

Crímenes contra la humanidad

Dichos, actos y hechos — Pío Moa - Sáb, 2018/10/27 - 08:23

Este sábado, en Una hora con la Historia, hablaremos de las consecuencias de la caída de Constantinopla, que coincide con el final de la Guerra de los cien años y la decapitación de Álvaro de Luna en España. La sesión de la semana pasada: https://www.youtube.com/watch?v=iY8ypH9lyp4  

la reconquista y españa-pio moa-9788491643050

****************

P.En Años de hierro, ud. explica los juicios de Núremberg: “las figuras empleadas fueron crímenes contra la paz, crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y conspiración para realizar cualquier de ellos” y recoge las críticas por la inclusión de figuras nuevas de delito aplicadas retroactivamente. ¿Se suma ud. a esas críticas? –Los juicios de Núremberg fueron acogidos en España con mucha crítica por su aire de venganza y por esos elementos antijurídicos. Pero Fernández de la Mora señaló en ABC que crímenes tan atroces como los cometidos no podían quedar impunes alegando simplemente precisiones jurídicas, pues “los Estados, lejos de poder determinar inapelablemente qué es lo justo y lo injusto, está sujetos a una justicia superior y transcendente (derecho natural)”. Esto es muy lógico, aunque al mismo tiempo abre camino  para que los vencedores en una guerra cualquiera inventen figuras para terminar de aplastar a los vencidos. Uno de esos problemas sin solución clara, como en la tragedia de Antígona. El derecho europeo ha tendido a desentenderse del derecho natural y a hacer que los estados, o mejor dicho las minorías gobernantes, puedan decidir inapelablemente lo que es justo o injusto, mediante algunos procedimientos más o menos sofisticados, como los exigidos por Kelsen, que en último extremo justificarían las leyes nazis.  También señalé que, en comparación con tales crímenes, el castigo fue muy benévolo: once condenas a muerte, tres a prisión perpetua y otras menores, aunque en otros juicios hubo centenares de condenas más. El castigo, sin embargo, se cebó especialmente en el pueblo alemán, que sufrió deportaciones, violaciones en masa, trabajo esclavo, hambre inducida, que causaron cientos de miles y probablemente hasta millones de muertes en la posguerra. P. Ud describe los hechos, pero no se pronuncia claramente sobre ellos en el libro. –Es que un libro de historia debe exponer los hechos y los argumentos o justificaciones de ellos por unos y otros, según la norma de Tucídides. El historiador no es el juez de la historia aunque la mayoría tiendan un tanto ridículamente a ejercer de tales. No obstante, he expuesto también alguna opinión en libros y sobre todo fuera de ellos, en artículos. En mis libros sobre la guerra civil, por ejemplo,  he procurado exponer, sin caricaturizar, los argumentos y objetivos de unos y otros junto con los hechos y contradicciones.  Pero en los artículos periodísticos ataco sin contemplaciones las versiones que han prevalecido, destacando sus aspectos más falsos, porque ciernen una amenaza sobre la convivencia y la libertad. P. ¿Y podría usted  definirse a estas alturas y en relación con los problemas actuales? –Solo hasta cierto punto. En el libro señalo otros problemas de aquellos juicios: que muchas de las acciones atribuidas a los nazis pueden achacarse también a los estados que juzgaban. Fernández de la Mora decía que el tribunal debía representar a la humanidad y no a Estados particulares, pero esto no fue así ni creo que pueda ser así. En el libro esbozo algunas contradicciones: “Las aporías jurídico-morales podían extenderse a los “crímenes contra la paz”, ya que todos los contendientes perseguían una paz en sus propios términos, y suena excesivo considerar eterno e inalterable  el orden previo a la guerra, salido a su vez de otra”. P. En otras palabras, unos juicios injustos –Han recibido muchas críticas, pero a mí me interesa más presentar los problemas que dar soluciones precisas, que no están a mi alcance ni, por lo que voy leyendo, al alcance de nadie, salvo de modo provisional y utilitario. Pero sobre todo me chocaba la idea de “crímenes contra la humanidad”, por cuanto los nazis formaban parte de la humanidad, y el concepto implicaba que otra parte de ella se arrogaba la representación del conjunto humano.  El propio concepto de crímenes contra la humanidad  supone un tribunal por encima de la humanidad, que no puede ser parte de ella, y esa pretensión suena un tanto utópica. Implica “las leyes eternas e inmutables de los dioses” invocadas por Antígona. Fernández de la Mora creía que esas leyes en cierto modo estaban especificadas por “la perenne obra de Vitoria, Molina, Suárez y toda la escuela de juristas y teólogos españoles”.  Pero esto es también discutible, una discusión sin fin. Y la propia idea de crímenes contra la humanidad y de tribunal de la humanidad, lleva consigo una  peligrosa deriva totalitaria. Ahora mismo, y de modo en apariencia inocente, cada dos por tres una institución de la ONU declara “patrimonio de la humanidad” tales o cuales monumentos o paisajes. ¿Quiénes son esos fulanos o fulanas, con mejor o peor intención, para erigirse en representantes de la humanidad? La cosa no es en realidad nada inocente: con ello nos van acostumbrando a que determinados grupos e intereses nos impongan no solo los modos de pensar sino hasta de sentir, en nombre de “la humanidad”.  Desaparecidos los dioses, algunos grupos e intereses pretenden sustituirlos.

 españa en la posguerra 1939-1945-pio moa-9788497347365  introduccion a su historia-pio moa-9788490608449

***************************
*Felipe González pactó con la ETA, abrió la verja de Gibraltar, empleó el terrorismo de gobierno por un tiempo, su partido llenó de corrupción al país, dejó 3 millones de parados, favoreció y financió los separatismos… ¡Y era mejor que ZP y que el Doctor!

*Patrimonio “Nacional” prohíbe visitar las estancias personales de Franco en El Pardo. ¿Por qué? Porque ponen de relieve su austeridad y permiten compararlo con el lujo y la corrupción de los cacos que hoy mangonean el país. *La ley de memoria histórica demuestra que los gobiernos actuales no son demócratas. La petición de firmas para que se estudie en español en las autonomías bilingües demuestra que ningún gobierno hasta ahora ha sido constitucional. *Un gobierno de tiorras perturbadas: “La maternidad es esclavitud, incluso si es deseada y voluntaria”. “La familia es la derrota de las mujeres”. “La condición de hijas huérfanas de madre es común a todas las mujeres” Según la Montón, la del máster. *El objetivo real del ultraje a los restos de Franco es humillar y desacreditar a la monarquía y a la Iglesia, que hacen como que no se enteran. Y lo planean en nombre de la democracia, cuando la democracia viene también del franquismo, y no de un antifranquismo que la corrompe.
Categorías: Interesantes

Mujeres en el ejército

Dichos, actos y hechos — Pío Moa - Vie, 2018/10/26 - 06:53

Este sábado, en Una hora con la Historia, hablaremos de las consecuencias de la caída de Constantinopla, que coincide con el final de la Guerra de los cien años y la decapitación de Álvaro de Luna en España. La sesión de la semana pasada: https://www.youtube.com/watch?v=iY8ypH9lyp4

la reconquista y españa-pio moa-9788491643050

*********************+

He puesto en tuíter el siguiente comentario: *Las mujeres militares dan grima. La mujer está para transmitir, conservar y proteger la vida, no para abortar o andar a tiros por ahí. Las respuestas fueron inmediatas, y a menudo rabiosas. Las más frecuentes aludían a la “caverna”.  Repliqué a estas: “Cuando alguien emplea el “argumento”  de la caverna, ya sé que estoy delante de un (o una) imbécil”. Recibió especial apoyo (cientos de retuites)  un cretino que hacía una gracieta boba: “Unas amigas mías se reúnen todo los jueves, después del trabajo,  para abortar en masa… A usted se le ha parado el reloj en 1835″. Otra señora de VOX, también muy apoyada, destacaba que una hija suya estaba haciendo el curso de oficiales de la Armada y que ya no estábamos en el siglo XIX, o algo así.     Expliqué, según es posible en tuíter: En épocas tan cutres como esta, defender la evidencia suena discordante. Por qué digo que la mujer en el ejército y como abortista es una aberración? Porque en los dos casos se trata de matar, y la continuidad de la vida humana es función sobre todo de la mujer.  Los y las feministas insistían, se burlaban del aborto masivo, y señalé: 100.000 abortos, es decir, asesinatos de vidas humanas en el seno materno, al año, solo en España, es aborto en masa. Y estos locuelos y locuelas, por decir algo, haciendo chascarrillos pueriles“, y Una de las cosas que más impresiona de las feministas, como de los LGTBI, es el odio, mala fe y necedad que destilan en sus comentarios. Y sus gracietas infantiles a falta de argumentos.   Algunos  deseaban que mi madre me hubiera abortado. Repliqué: “Es que mi madre era una mujer normal, no una histérica ni una criminal feminostia. Ya ve ud, qué pena”.    Otra, queriendo parecer más razonable, replicaba con la definición de feminismo por la RAE: “Doctrina y movimiento social que pide para la mujer el reconocimiento de unas capacidades y derechos que tradicionalmente han estado reservados a los hombre”. Contesté: Esa definición es falsa. Los derechos y trabajos no “estaban reservados” a los hombres, sino que los han creado los hombres. Y el feminismo actual no tiene nada que ver con una igualdad de derechos que existe desde hace mucho. Alguno se refería a que con las modernas tecnologías la fuerza física ya no contaba, por lo que las mujeres podían… Etc. Insistí: “La presencia de mujeres en el ejército es alentada sobre todo por partidos abortistas, antiespañoles y LGTBI. No creo que sea casualidad”. Y expuse algunos inconvenientes que se dan y de los que no se habla, como que para que un superior pueda reprender a una mujer militar tiene que haber otras personas que sirvan de testigos, para impedir que la reprendida le acuse de abusos sexuales, cosa a las que son aficionadas cada vez más mujeres feministizadas. O que en la Armada, algunas se sacan un sobresueldo de pilinguis cuando la estancia en el mar dura semanas.    De modo que había atacado un tabú feminista, y ocurrió algo muy semejante a otra intervención mía contra las layes LGTBI, que despertó una verdadera oleada de odio, insultos, deseos de muerte, todo muy significativo en un movimiento totalitario que pretende hacer delito no solo del pensamiento, sino de los sentimientos.  Se da el caso asombroso de que cualquiera puede insultar, calumniar o burlarse de cualquier institución o grupo social, pero el respeto supersticioso a “maricones y nenazas” se ha convertido en la piedra de toque de la nueva moral social en vías de implantación. Y que no debe admitirse.    Todo el problema radica en la diferencia y complementariedad entre los sexos, que los feministas odian (digo “los”, porque las feministas más estúpidas son casi siempre hombres, como el Doctor Profanatumbas). Di una nueva definición: “El feminismo odia la maternidad, es decir, odia a la mujer y en definitiva a la humanidad. Y  envidia/odia al varón“. Lo que Freud llamó ”envidia del pene”, achacándolo a todas las mujeres, cuando solo afecta a la chillona minoría feminista (una cómica queja de estas dice: “Nos quieren calladas”.  Pues sí, por lo menos algún rato).     Pero, en fin, como la cuestión atañe a unas concepciones muy generales de la propia condición humana, será preciso plantear debates más amplios y en profundidad.

****************

los mitos del franquismo-pio moa-9788490603499 introduccion a su historia-pio moa-9788490608449  de la ii guerra punica al siglo xxi-pio moa-9788499700656

Categorías: Interesantes

El justo y el héroe

Dichos, actos y hechos — Pío Moa - Jue, 2018/10/25 - 07:26
Podemos decir que el ideal judío es el justo y el griego el héroe. La diferencia es importante. El justo es aquel que cumple estrictamente la voluntad de Dios, que Dios mismo le revela hablando con él; por lo tanto solo puede haber justos entre los judíos, pueblo elegido, pero incluso entre estos es muy escaso su número: con ocasión del Diluvio, Noé y su familia;  en Sodoma también la familia de Lot, y aun su mujer es castigada por mirar con nostalgia la vida malvada de la ciudad; o acaso con compasión por su castigo. La exigencia divina se muestra en ocasiones como el sacrificio de Isaac, único hijo de Abraham, engendrado en la vejez con Sara, etc. Hay, por supuesto, algunas personas buenas en otros pueblos, pero de modo muy secundario y sin poder ser propiamente justos. Por otra parte, el ideal del justo excluye la compasión con el pecador, ya que este enoja a Dios y se merece todas las penas que le caigan que suelen ser muy duras y siempre en esta vida. El justo puede pasar por grandes penalidades, pero estas tienen un sentido muy distinto de las del pecador. Es más, el justo puede constituir la mano de Dios para dar su castigo, igualmente justo, a los malvados. Esto tiene un sentido muy diferente del concepto del héroe.    El ideal griego es menos exclusivista. Por supuesto, los griegos tenían también un agudo sentimiento de superioridad sobre los demás pueblos, pero nada parecido al de los judíos. En definitiva, el destino trataba por igual a todos los mortales, y en la Ilíada el héroe mejor es precisamente el jefe de los  enemigos, Héctor, a pesar de su final ataque de pánico ante Aquiles; pánico que no despierta en absoluto la burla o el desdén de los aqueos, sino más bien la compasión (en Aquiles, un odio feroz, que acaba calmándose en unas consideraciones sobre el destino humano. El “talón de Aquiles” alude tal vez a su carácter colérico, del que no es del todo responsable). Esta capacidad de objetivar y relativizar la bondad y la maldad, como la suerte o la desdicha, se aprecia en la literatura griega. En las tragedias, los personajes defienden con gran competencia sus posiciones, que a pesar de todo les llevan a la catástrofe. Debemos ver ahí el efecto subterráneo de la hibris, junto con las decisiones oscuras e inapelables de la Moira.     En la literatura occidental predomina la visión judía: los buenos y los malos quedan claramente definidos, unos por sus virtudes y otros por sus vicios, referencia final a la voluntad de Dios. Generalmente ganan los buenos (una frase  ingeniosa puesta por Oscar Wilde en uno de sus personajes, una mujer que ha escrito una novela: “Los buenos acaban bien y los malos acaban mal, que es lo que significa la ficción”), pero desde el siglo XIX hay una abundante literatura en que son los malos o el mal lo que prevalece,  cosa digna de estudio sobre una posible enfermedad de la cultura occidental.  Y lo mismo pasa con las exposiciones históricas, ya me he referido a Tucídides en comparación con la tradición europea.  Esto da a todo ello cierto aire de trivialidad si lo comparamos con la literatura griega.

********************

Este sábado, en Una hora con la Historia, hablaremos de las consecuencias de la caída de Constantinopla, que coincide con el final de la Guerra de los cien años y la decapitación de Álvaro de Luna en España. La sesión de la semana pasada: https://www.youtube.com/watch?v=iY8ypH9lyp4

la reconquista y españa-pio moa-9788491643050

************************

 *Resalta “El País”, diario puticlub, el socialismo de Alborch. Creo que no debería, si quiere elogiarla. El PSOE ha sido y es el partido más corrupto, golpista, antiespañol, violento y ladrón de España en los siglos XX y lo que va del XXI. *El aborto es la liquidación de vidas humanas en el seno materno. No es otra cosa. Que los feministas lo hayan convertido en un derecho revela su odio a la maternidad. A la humanidad, en definitiva. *En épocas tan cutres como esta, defender la evidencia suena discordante. Por qué digo que la mujer en el ejército y como abortista es una aberración? Porque en los dos casos se trata de matar, y la continuidad de la vida humana es función sobre todo de la mujer. *¿Por qué no se pueden hacer chistes sobre homosexuales, como de cualquier otro grupo social? ¿Se trata de una minoría sagrada? ¿O vivimos ya bajo una dictadura de los maricones, que diría la ministra Delgado? *Casado ha estado bien. Rajoy también estuvo bien varias veces… mientras estaba en la oposición. Llegado al poder, pasó sus votos a la política de ZP, que siguió por completo. Casado sirvió a Rajoy y nunca criticó su política. Hará lo mismo. *Los maricones y nenazas, que diría la Delgado, se están convirtiendo en un sector social sagrado. Ud puede insultar o calumnias o hacer chistes de cualquier otro grupo, sobre todo de la Iglesia, y eso es un deporte. Hacerlo de los maricones es un sacrilegio. *Desde que ZP rescató a la ETA de la ruina y premió sus crímenes con legalidad, dinero público, etc., y Rajoy siguió la misma política, ya no existe estado de derecho. Existen chanchullos entre partidos-mafias, a los que llaman “diálogo” *Una universidad en que se enseña historia adaptada a la ley de memoria histórica solo puede ser una universidad de chiste. De chiste muy malo. *Un título universitario no convierte a nadie en historiador, y menos en una universidad tan esperpéntica como la española.

 

Categorías: Interesantes

El espíritu judío y el espíritu griego.

Dichos, actos y hechos — Pío Moa - Mié, 2018/10/24 - 16:37
Es curioso cómo dos pequeños pueblos, el judío y el griego, han influido en la historia europea y, a través de ella, de la humanidad, mientras que de otros muchos pueblos mucho más numerosos y poderosos queda solo el recuerdo. También llaman la atención las profundas diferencias entre ellos, bien manifiestas a través de sus literaturas. La Biblia, el escrito que ha conformado la cultura judía, y en parte la europea, contiene textos muy diversos, morales y poéticos, pero es básicamente un relato mítico-histórico del propio pueblo judío a través de siglos. Los judíos serían directamente el “pueblo elegido” por el Dios único, no se sabe bien para qué, al parecer para darle en propiedad una tierra bastante exigua y poco fértil, a cuyos habitantes tenían la obligación de exterminar; pero en todo caso las desdichas de ese pueblo predominan  ampliamente, según el relato, sobre los beneficios de haber sido elegido. La causa de tanta desdicha es, precisamente, la infidelidad o desobediencia a los mandatos divinos. Yavé ordena su voluntad directamente a los grandes patriarcas y dirigentes del pueblo, pero, por una u otra razón, estos, y el propio pueblo hacen a menudo “lo que es desagradable a Yavé”, y sufren la pena infligida por una divinidad “celosa”, que castiga los pecados contra él en varias generaciones. El concepto de pecado y su punición es central en todo el libro. En la historia del pueblo judío, según la Biblia, predominan con mucho los castigos (derrotas, deportaciones, guerras civiles…) sobre los momentos de felicidad “a la sombra de su parra y de su higuera”. Aunque el tema solo puede ser simplificado burdamente en un artículo, añadamos que en la Biblia, libro por demás misterioso, no hay mención clara de un más allá, de una resurrección, tema crucial del cristianismo, sino cierta ambigüedad: las penas por el pecado se cumplen más bien en la tierra. Dice el autor del Eclesiastés: Sobre la conducta de los humanos reflexioné así: Dios los prueba y les demuestra que son como las bestias.  Porque el hombre y la bestia tienen el mismo destino: muere el uno como la otra; y ambos tienen el mismo aliento de vida. En nada aventaje el hombre a la bestia , pues todo es vanidad (…) Todos han salido del polvo y todos vuelven al polvo. (…) Hay un destino común para todos, para el justo y para el malvado, el puro y el manchado, el que hace sacrificios y el que no los hace, lo mismo el bueno que el pecador (…) Eso es lo peor de cuanto pasa bajo el sol: que haya un destino común para todos (…) Los vivos saben que han de morir, pero los muertos no saben nada” Etc. Después de la muerte viene el Seol, que no es ni el cielo ni el infierno. Parece que por contagio de los griegos, parte de los judíos (los fariseos) creyeron en un más allá  en que se haría la justicia ausente en el más acá, pero otros, los saduceos, lo rechazaban. Una historia tan poco feliz exige la idea de un Mesías, personaje político-religioso (religión y política van íntimamente unidas en el judaísmo, como en casi todas, o incluso todas las culturas, aunque de distintos modos) que redimirá a los judíos de su destino pecador, se supone que sobre la tierra. Se ha dicho a menudo que La Ilíada y La Odisea venían a ser la Biblia de los griegos, y en cierto modo es así: tratan ambas de unos antecesores heroicos y ejemplares  que cumplen un destino que está por encima de ellos y al que no pueden escapar, aunque con cierta capacidad de elegir (por ejemplo Aquiles). La noción de culpa es menos intensa que en los judíos, y la del destino es más fuerte.  Concepción muy distinta de la del judío, siempre sometido a una voluntad divina que se muestra en mandatos precisos y en normas de conducta un tanto obsesivas, pero cuyo sentido general se le escapa: el hombre no es capaz de discernir la obra de Dios (Eclesiastés). La noción del destino, personificado en las Moiras o la Moira es más abstracta que la de los dioses, y estos también están sometidos a él. Ni los dioses ni las moiras son tampoco creadores del mundo, como la divinidad judía, sino productos de fuerzas más primordiales y oscuras.  Los héroes se desenvuelven en las condiciones que les han tocado, acosados por unos dioses y favorecidos por otros, y el valor de su vida radica precisamente en su capacidad para afrontar el destino frente a todos los peligros y adversidades. Pero ese valor finalmente no significaría mucho, al ser un don de los dioses. El más allá griego es un concepto mucho más claro que en los judíos, pero sigue siendo lúgubre, incluso para los héroes más destacados. Hay una diferencia muy grande de concepción entre el ideal del héroe entre los griegos y el del justo entre los judíos. Pero los dos ofrecen serios problemas de comprensión intelectual.

**************

 introduccion a su historia-pio moa-9788490608449  de la ii guerra punica al siglo xxi-pio moa-9788499700656

***********

*No olviden que la estrategia fundamental del PP hoy es anular a VOX, para recuperar votos. Como hasta hace poco fomentaban a Podemos con la misma intención. El golpe de estado permanente, por lo demás, lo comenzó Rajoy. *El Doctor es partícipe de un golpe de estado igual que Rajoy. ¿Dijo algo Casado cuando Rajoy hacía como que aplicaba el 155 para admitir a Torra y sin cerrar el grifo de la propaganda golpista? No dijo nada. Pero ahora teme a VOX y hace demagogia. *Tengo la convicción de que el PP es irrecuperable, y que Casado solo pretende asfixiar a VOX arrebatándole los votos de un movimiento popular de patriotismo con el que no contaban. *Es como cuando el PP montó manifestaciones contra el expolio del archivo de Salamanca, y en cuanto volvió al poder continuó con el expolio. Es VOX, no el PP, la alternativa a la podredumbre actual. O manifestaciones contra Zapatero para luego seguir su política punto por punto. *Pablo Casado felicita oficiosamente a Almudena Grandes, la admiradora de los milicianos sudoroso que violaban monjas,  y aficionada a fusilar, al menos en la intención, y quemar libros. En cambio la profanación de la tumba de Franco le trae al fresco. *De la pornografía a la “historia”. Almudena Grandes, la extasiada con los milicianos sudorosos violadores de monjas, los fusilamientos  y la quema de libros. La “cultura” de “El País”, el periódico prostibulario. *En cosas como la felicitación de Casado a una tiorra tan siniestra como Almudena Grandes se nota lo que hay realmente bajo su demagogia de ocasión, que nada le cuesta ahora. *En general, la cultura española atraviesa por un verdadero páramo, lleno de vegetación baja y sin nada o casi nada descollante. Los premios se los reparten entre golfos politizados. *las mujeres en el ejército dan grima. Que los feministas, LGTBI, etc. hayan impuesto esa aberración incluso a los conservadores, indica mucho de cómo estamos. Como el aborto masivo como “derecho de la mujer”. Es parecido *¿Por qué digo que la mujer en el ejército y como abortista es una aberración? Porque en los dos casos se trata de matar, y la continuidad de la vida humana es función sobre todo de la mujer *”Tiorra” es como llamaba Unamuno a las fulanas sucias y desgreñadas que vociferaban y animaban a la violencia en los mítines y manifestaciones de izquierda. Hoy no son desgreñadas, emplean mucho tiempo y dinero en arreglarse, pero su espíritu es el mismo *Lo malo de las infames tiorras feministas es que con todo descaro se dicen representantes “de la mujer”. **A veces pienso que el aborto podría estar justificado para las feministas. Porque ser hijo de tales madres tiene que ser una pesadilla. *Yo no me opongo a que una mujer entre en el ejército o donde le dé la gana. Tampoco me opongo a que los LGTBI suelten sus burradas. Digo que dan grima, y no admito que intenten imponerse y perseguir a los discrepantes. *No hay lugar más peligroso para la vida humana que el vientre de las feministas.

****

Sobre el Premio Nacional de Narrativa: http://www.outono.net/elentir/2018/10/23/se-mofo-de-una-mujer-violada-por-los-rojos-y-le-conceden-el-premio-nacional-de-narrativa/

 

Categorías: Interesantes

Moradiellos avanza, pero no lo bastante

Dichos, actos y hechos — Pío Moa - Mar, 2018/10/23 - 09:53
El profesor Moradiellos ha publicado Franco, anatomía de un dictador. Ya el título es algo absurdo. Dictadores hay y habrá muchos y del muchas clases, pero el caso de Franco no responde a ningún estereotipo. Sería como decir Blair, anatomía de un demócrata, o De Gaulle, anatomía de un general,  etc. El autor ya había escrito una Crónica de un caudillo casi olvidado, confundiendo de entrada sus deseos con la realidad, porque Franco y su régimen no han cesado de suscitar bibliografía y presencia política desde su muerte.  Aquella crónica, como otros libros suyos sobre el tema o la guerra civil, era una verdadera sarta de disparates, pero este último parece  mejor, a juzgar por la entrevista que le hace uno de los ignorantes periodistas  típicos del ABC,  un periódico que lo debe todo a Franco pero que desde Ansón juega a hacerse el antifranquista duro (trato el hecho, irrisorio en sí mismo, en Los mitos del franquismo).

los mitos del franquismo-pio moa-9788490603499

Digamos de entrada que en estos cuarenta años la bibliografía sobre Franco y su régimen ha sido en su inmensa mayoría militantemente antifranquista, lo que por sí solo ya señala la enorme importancia histórica del personaje, importancia que niegan puerilmente los mismos que se obsesionan con él. Una bibliografía increíblemente estúpida, por sus contradicciones e incoherencias. Con el tiempo, Moradiellos ha ido mejorando, y señala en ABC: “Es absurdo decir que era tonto, que no tenía ideas políticas”. Cierto, venció militar y políticamente a todos sus enemigos durante cuarenta años, pero la bibliografía al uso, empezando por Preston y siguiendo por el propio Moradiellos hasta ahora, lo presenta como prácticamente un idiota semianalfabeto, y como inteligentes e ilustrados a sus enemigos, sobre todo a Negrín, a quien Moradiellos ha dedicado también una hagiografía (recomendaba El País al sujeto como “ciencia más democracia” ¿Increíble? Nada es increíble cuando uno se mete en esa literatura). Pero a continuación ya desbarra el entrevistado: según él,  la idea política de Franco era el mando militar. Y ello a pesar de que el ejército, salvo los años de mayor peligro,  quedó siempre en segundo plano, sin apenas intervención política y sin grandes presupuestos. En cuanto a su inspiración en Menéndez Pelayo y en el catolicismo, es cierta, y sería la causa de la ruina del franquismo después del Vaticano II. Otro error de Moradiellos es hablar del puente aéreo desde el 6 de agosto el 36, que permitió salvar la desesperada situación de los nacionales al comienzo de la guerra, y  atribuyéndolo implícitamente a los alemanes. Empezó el mismo 20 de julio con aviones españoles  y para el 6 de agosto ya había conseguido objetivos estratégicos clave. Lo único que hicieron los aviones alemanes fue incrementarlo. Lo he expuesto en Los mitos de la guerra civil, que debería haber consultado el autor. Tampoco sobre el valor militar de Franco acierta al usar una frase realmente necia –ya señaló Gregorio Marañón la estupidez como una nota del antifranquismo–: “No es Napoleón, pero es de lo mejor que tenemos”. Napoleón perdió muchas batallas importantes, fue derrotado en Egipto, Rusia y España y finalmente perdió la guerra. Franco no perdió ninguna batalla y ganó la guerra partiendo de una situación prácticamente desesperada, y lo hizo  con extraordinaria economía de fuerzas y de bajas. De ningún otro general del siglo XX en cualquier país creo que pueda decirse algo parecido. Cuando los historiadores antifranquistas consigan dejar de lado su bobería, podrán adelantar algo.

los mitos de la guerra civil-pio moa-9788497340939

En política, Franco resulta, según Moradiellos,  ”un posibilista. Se llevaba bien con todos”. Se ve que no tiene ni idea de lo difícil que es en política lidiar con cuatro partidos muy distintos, cada uno de ellos con su sector antifranquista: los monárquicos juanistas, los carlistas, los falangistas y los católicos políticos. Mantener bajo la rienda a fuerzas que se habían opuesto hasta el suicidio revela una destreza política realmente excepcional, inédita en la historia de España desde por lo menos la invasión francesa. Después de oír las simplezas de Moradiellos, el pasmado periodista, le pregunta: “¿Por qué nos hemos ahorrado toda esa complejidad? ¿Por qué exageran incluso historiadores serios?” Se ve que el entrevistador se considera muy serio. Respuesta: “(porque) es el resultado de una guerra, la institucionalización de la victoria” y “Es muy duro aceptar que medio país era franquista”. En realidad mucho más que medio país era franquista, con más o menos intensidad, y lo fue hasta el final, como podemos corroborar quienes luchamos realmente contra él, y como demostró el referéndum de 1976, cuando se aceptó la democracia no contra el franquismo sino desde el franquismo, y contra quienes  querían negarlo para volver a la supuesta legitimidad de 1936. ¿Y por qué es “duro de aceptar? Porque, como casi todos los seudohistoriadores, olvida la cuestión crucial de la guerra:  el carácter del Frente Popular, una agrupación de totalitarios y golpistas de izquierda y de separatistas, que subió al poder en unas elecciones fraudulentas (verdadero golpe de estado)  e impuso en el país el caos y la tiranía. Según la historiografía habitual (estúpida, insisto), aquel conglomerado representaba la  libertad, la democracia; y quienes se sublevaron representaban el fascismo, la opresión más brutal. El hecho que sistemáticamente se oculta es que el Frente Popular amenazaba de modo inmediato con la disgregación de la nación española, la imposición de regímenes totalitarios al estilo soviético y la erradicación de la cultura cristiana. Sus enemigos representaban la defensa de la nación, de la cultura cristiana y de la libertad personal, aunque las libertades políticas se restringieran a sus enemigos. El Frente Popular no representaba ninguna democracia sino que impidió esta para muchos años, y hoy un tercer frente popular amenaza seriamente las libertades y la integridad nacional. Mientras esta evidencia no sea reconocida, las historias de aquel período seguirá siendo una sarta de incoherencias, disparates y falsedades, y la guerra no se superará.    Así, en lugar de partir de este análisis, la insistencia se centra en el número de víctimas, actualmente solo de las causadas por los vencedores. Moradiellos admite, y es un avance, que también el Frente Popular asesinó cuanto pudo. En toda guerra hay víctimas de los dos lados, y por eso lo que importa esencialmente es discernir qué defendía cada bando y por qué se llegó al conflicto bélico. Algo que, hoy por hoy, creo que solo es posible encontrar en mis libros, que Moradiellos debería leer. Porque incluso en la bibliografía franquista, muy superior a la contraria en detalles y veracidad general, no acaban de percibirse claramente las cuestiones esenciales desde las que enfocar el conjunto de la guerra y del franquismo.     Y, pese a su avance, también en la cuestión de las víctimas patina Moradiellos: atribuye a los nacionales 90.000 en la guerra más 40.000 en la posguerra; y 55.000  por los “republicanos” (ya va siendo hora de acabar con esa vulgar patraña: no eran republicanos, si por tal se entiende la república del 31, sino precisamente quienes la destruyeron. Este es otro mito distorsionante que vuelve estúpidas las versiones subsiguientes). Esas cifras no son reales, sino producto de la propaganda subvencionada de la memoria histórica y ningún historiador solvente debería aceptarlas. En cuanto a los fusilados de posguerra, la cifra real creo que pronto se establecerá en menos de la mitad  de las indicadas por Moradiellos. Se trató fundamentalmente de asesinos, torturadores y ladrones de las chekas y similares, juzgados y ajusticiados. Pero aquí lo significativo es que los gobiernos actuales, incluido el del PP, los considera “víctimas del franquismo”, identificándose así con tales criminales.

la guerra civil y los problemas de la democracia en españa-pio moa-9788490551394

   Dice también el entrevistado que el mayor enemigo de Franco fue la ETA. Pues no, el mayor y casi único hasta finales de los años 60 fue el Partido Comunista. Y el enemigo más peligroso fue la Iglesia después del Vaticano II, que no se contentó con disociarse del régimen, al que vació de ideología, sino que pasó a proteger y estimular tanto a la ETA como a los comunistas y los separatistas, es decir, a quienes casi la había exterminado durante la guerra. Un fenómeno asombroso, que he tratado en diversos libros pero que a Moradiellos y a la mayoría de los historiadores parece no decirle nada.    Por no extenderme, termino con el Valle de los Caídos. Haciendo como que no se entera de que la profanación de la tumba de Franco es una deliberada humillación y descrédito a la Iglesia, a la que el Caudillo salvó del exterminio, y a la monarquía, que él volvió a traer, afirma Moradiellos que hay razones para que no esté en el Valle de los Caídos porque no es un caído en la guerra. Se trata de una típica insidia de los profanadores. En el Valle de los Caídos hay tumbas de personas no caídas en la guerra, pero además el monumento es una creación suya, una invitación a la reconciliación que no aceptan los que se identifican con los criminales juzgados en la posguerra. Si en algún sitio debe estar la tumba de Franco es precisamente allí.         En suma: Moradiellos ha avanzado considerablemente sobre sus enfoque antiguos, pero aún le falta bastante. “Yo mismo –dice– veo de manera diferente la guerra o a Franco que hace veinte años. Y sé que dentro de otros veinte cambiaré mis apreciaciones”.  Esperemos que no tarde tanto. 

los origenes de la guerra civil española-pio moa-9788474905267

Algunos otros comentarios a Moradiellos: https://www.libertaddigital.com/opinion/historia/el-hundimiento-de-una-version-y-un-metodo-historicos-1276237587.html Sobre la polémica que sostuve con él en El Catoblepas, revista digital de Gustavo Bueno, puede encontrarse en internet tecleando su nombre y el mío.
Categorías: Interesantes

Gibraltar y el Brexit.

Dichos, actos y hechos — Pío Moa - Lun, 2018/10/22 - 08:04
los mitos del franquismo-pio moa-9788490603499 introduccion a su historia-pio moa-9788490608449  de la ii guerra punica al siglo xxi-pio moa-9788499700656 Como hemos dicho, dedicaremos los lunes a la cuestión de Gibraltar, examinándolo desde diversos ángulos y dando algunas consignas que animamos a nuestros lectores a difundir todo lo masivamente que sea posible, en las redes o por otros medios, a fin de ir creando conciencia de la gravedad del problema. He aquí los de esta semana: Gibraltar no es un asunto marginal. Intentan marginarlo los partidos que convierten a España en un corrupto satélite de una potencia que invade nuestro país. Gibraltar es una colonia que invade nuestro territorio en un punto estratégico clave. Los gobiernos PP y PSOE consideran “amiga y aliada” a la potencia invasora. Hacen de España un país lacayo y satélite, una verdadera colonia Uno se pregunta qué intereses tendrán nuestros políticos en Gibraltar para que se sientan “aliados y amigos” de la potencia que invade nuestro territorio y corrompe todo el entorno. *********** En relación con el llamado Brexit se han suscitado muchas ilusiones absurdas, que a su vez denunciaban la situación real: que la UE siempre ha apoyado a Inglaterra contra España en la cuestión de Gibraltar, con la aquiescencia de los gobernantes españoles. ¿Iba ahora a mejorar nuestras bazas con la salida de Inglaterra de la UE? No. El problema principal, lo mismo que el problema principal de los separatismos, está en Madrid, en una indigna, envilecida y corrupta casta política, agravada ahora por un frente popular al que es preciso vencer definitivamente.    Por supuesto, los ingleses defienden sus intereses, apoyados como siempre desde la UCD por los políticos españoles. Recientemente hubo dos “avisos a navegantes al respecto, como ha informado el blog General Dávila: https://generaldavila.com/2018/09/22/gibraltar-y-el-brexit-la-royal-navy-envia-dos-avisos-para-navegantes-angel-liberal-fernandez-capitan-de-navio-r/ Un inciso: la cifra de españoles que trabajan en Gibraltar no llega a 200. Se supo cuando, con motivo de un lío fronterizo se entregaron pases especiales a los que podía acreditar un trabajo allí: eran unos 180. Otra cosa son los que pasan para comprar un par de cartones de tabaco y revenderlos ganando así el “sueldo” del día. Gibraltar es una máquina gigantesca de corrupción tanto sobre gente normal desempleada como, más aún, sobre políticos, abogados y similares. Es una verdadera úlcera infectada en nuestro territorio.

************************

En “Una hora con la Historia”: El crucial siglo de los Trastámara, preludio a la reconstitución de España:  https://www.youtube.com/watch?v=iY8ypH9lyp4

la reconquista y españa-pio moa-9788491643050

 

Categorías: Interesantes

¿Cómo hemos llegado aquí? ¿Cómo podemos salir de esto?

Dichos, actos y hechos — Pío Moa - Dom, 2018/10/21 - 08:10
En “Una hora con la Historia”: El siglo de los Trastámara, preludio a la reconstitución de España:  https://www.youtube.com/watch?v=iY8ypH9lyp4

la reconquista y españa-pio moa-9788491643050

***********************

P. El discurso cultural que usted propone parece algo a largo plazo, pero al mismo tiempo usted dice que el grado de putrefacción del régimen actual exige medidas prontas. ¿Cómo se concilia eso? –Evidentemente las medidas políticas, el discurso político, es más urgente. Veamos la situación: España está gobernada por un macarra auténtico y doctor falso, embustero contumaz y ligado por familia al negocio de la prostitución, más una banda de tiorras golfas y mentalmente perturbadas. Una auténtica banda de estafadores. Eso supera a las democracias bananeras. La  banda, no elegida, se apoya a su vez, de manera cómplice, en partidos que aspiran a disgregar España o pagados por la tiranía de Maduro en Venezuela. Es lo nunca visto, y está ocurriendo ante nuestras narices. La cuestión es: ¿cómo se ha llegado aquí? ¿Cómo podemos salir de aquí? Ello exige discurso y medidas políticas que frenen la deriva, VOX ofrece una esperanza; pero sin un discurso cultural no iríamos muy lejos a largo plazo.  P.  Muchos dicen que hemos llegado aquí por la propia democracia, sea porque esta es un mal régimen en sí mismo o porque no sirve para un país con la cultura e historia de España. Cosa que incluso amplían a los países hispanoamericanos. –Ese es un problema importante. Digámoslo de otro modo: un régimen en que se homenajea a asesinos, desde Companys a los etarras, no es una democracia. Un régimen que lleva al país al golpe de estado permanente, al enfrentamiento civil y a la falsificación de la historia por ley, no es una democracia. Un régimen cuyos gobiernos colaboran con los separatismos y con la potencia que invade nuestro territorio no es una democracia. Un régimen en que los torturadores, asesinos y ladrones de las chekas son glorificados como campeones de la libertad y víctimas del franquismo, no es una democracia. Etc. Una democracia es un régimen de convivencia tensa, pero pacífica, en que la lucha por el poder se dirime en votaciones. Para que la tensión no se transforme en antagonismo, como ocurrió en la república, es precisa una conformidad general con ciertos principios, empezando por la identidad nacional, la identificación con la propia historia con sus rasgos mejores y peores. En España esto no ha existido, salvo en el franquismo y los primeros años desde la transición, y la causa profunda es la leyenda negra. Gente de izquierda y de derecha coincide en que la cultura y la historia de España son antidemocráticas o impiden la democracia. Por eso la izquierda española siempre fue antiespañola y propensa a aliarse con los separatismos. Azaña lo expresó proponiendo un programa de demoliciones, para demoler precisamente las tradiciones españolas. La reacción de cierta derecha es la contraria, sobre los mismos principios: España es incompatible con la democracia, hay que volver a los viejos tiempos, que no se sabe bien si son los anteriores a la invasión francesa, los de los  Austrias o los de  los Reyes Católicos. O el franquismo.   P. ¿No defiende usted también, constantemente, el franquismo?

los mitos del franquismo-pio moa-9788490603499 introduccion a su historia-pio moa-9788490608449  de la ii guerra punica al siglo xxi-pio moa-9788499700656

–Ya he explicado que hoy, la actitud ante el franquismo es la piedra de toque para definir al demócrata. El antifranquismo es, igual que aquel primer Frente Popular, el máximo enemigo de la libertad y de la democracia. Y se basa en la distorsión o falsificación de la historia reciente. Los franquistas que piensan en la vuelta de un régimen parecido empiezan por tener ideas entusiastas, pero falsas, de lo que fue aquel régimen, al que unos identifican con la Falange y otros con el integrismo católico o con una mezcolanza de todo ello. Escribí Los mitos del franquismo frente a unos y otros, para avanzar en la clarificación del asunto. Pero el libro ha tenido difusión escasa para lo que significa, porque la derecha en general, la asimilable al PP, nunca ha entendido la importancia de la historia, quiere huir del franquismo para hacerse la demócrata;  y su pensamiento político es simplemente nulo, es la “democracia de amigotes”. Los de izquierda no quieren ni oler estas cosas, les dan verdadera fobia porque les destroza el argumentario. Y los “franquistas” del momento no sienten necesidad de leer porque creen que ya lo saben todo. Así, resulta difícil. En España, la política no funciona a partir de concepciones amplias y algo claras, sino de tópicos, generalmente simplones,  de sentimentalería  y visceralidades. Pero creo que algo se va  avanzando en otro sentido. P. ¿Diría usted que el ataque al franquismo es también parte de la leyenda negra? –Por supuesto. Sobre el significado de la leyenda negra hay que hablar mucho, no solo demostrar su falsedad, sino mostrar a qué concepciones generales ha servido y sirve. Escribí Nueva historia de España precisamente con el objetivo de aportar un discurso que me parece más lógico e inteligible que los que se vienen sirviendo desde hace mucho tiempo. La leyenda negra nace del hecho de que España fue el principal valladar contra el protestantismo (y los turcos, pero ese es otro tema), y contra el expansionismo de Francia e Inglaterra. Y eso ha quedado. Cuando Franco mantuvo la neutralidad en la guerra mundial y desafió y mantuvo su régimen  y la independencia nacional contra las amenazas y agresiones de medio mundo, la leyenda negra despertó de nuevo. Observe que cuando la batalla por Gibraltar en la ONU todos los países de la futura Unión Europea votaron a favor de la invasión inglesa, y eso responde a actitudes muy enraizadas en el pasado.  Pero si no acabamos de dotarnos de una visión lo más veraz posible de nosotros mismos, que derrote a una leyenda internalizada, la democracia será imposible, efectivamente, y ocurrirá lo que Tocqueville decía de Méjico.
Categorías: Interesantes
Distribuir contenido